mar 082014
 

La educación superior es femenina, pero no la investigación. El porcentaje de mujeres en edad de estudiar que acaban un ciclo de educación universitaria alcanza el 91% en España, muy por encima del 74% en el que se quedan los hombres. Sin embargo, en el ámbito de la investigación post-universitaria -tanto de ámbito público como privado-, las mujeres ocupan ocupan un espacio mucho menor que el de sus compañeros: solo un 38%.

El dato lo revela el Instituto de Estadística de la UNESCO que, en ocasión del día internacional de la mujer trabajadora, ha realizado un análisis de la presencia femenina en la investigación, cuyos resultados pueden explorarse en el gráfico que El Confidencial publica en colaboración con esta institución.

El caso español es paradigmático. La presencia de mujeres en el mundo científico se sitúa por encima de la media mundial -un 30%- e incluso del promedio del área que incluye a América del Norte y Europa. Sin embargo, por la cantidad de investigadores que existen en los ciclos más altos de la educación, el porcentaje debería ser mayor.

Un reflejo de esta situación la ofrece el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que analiza cada año sus datos sobre género con el máximo detalle. El desfase entre los puestos más bajos y los más altos de la carrera científica se refleja en un solo gráfico.
 

Las causas de este desfase no son desconocidas en España. Las evidencia el Libro Blanco de las Mujeres en la Ciencia, publicado a finales de 2011. Esa investigación demuestra, tras un trabajo de campo, que hay más posibilidades para los hombres que para las mujeres: en igualdad de publicaciones y trabajos dirigidos, “la probabilidad de que un profesor titular sea promocionado a catedrático es 2,5 veces superior a la de una mujer con similares características personales, familiares y profesionales”.

Pero la situación no afecta solo a España. En Suecia, por ejemplo, el 49% de presencia femenina entre los doctorandos baja al 36% entre el mundo de la ciencia y de la investigación. “La tendencia -señala la UNESCO- evidencia el conflicto que muchas mujeres encaran a la hora de conciliar su vida familiar con sus ambiciones laborales”.

En este ámbito, sin embargo, hay excepciones sorprendentes. Es el caso de Bolivia, donde las investigadores en ámbito científico alcanzan el 63% del total. O de Francia, donde, a cambio, se sitúan por debajo de la media europea: solo un 26%. Es en Asia central donde se sitúa la media más alta de países con mujeres en este sector: un 46%, que alcanza el 52% en Azarbaijan.  

Noticias Agibilis

Article source: http://www.elconfidencial.com/espana/2014-03-08/las-mujeres-en-la-ciencia-una-minoria-que-no-deberia-serlo_98753/

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.