El Foro Andaluz de Comunicación reivindica que la futura ley …

 Ong social  No Responses »
ago 052014
 

El Foro Andaluz de Educación, Comunicación y Ciudadanía  -que ha participado en el acto del pasado 25 de julio por el que las entidades integrantes de la Mesa de Ordenación e Impulso del Sector Audiovisual (MOISA) suscribían un documento con un centenar de medidas que sienta las bases de la futura ley audiovisual- reivindica la concreción de este texto inicial en un articulado que garantice el pleno ejercicio del derecho a la comunicación de la ciudadanía, apostando por una legislación audiovisual progresista, innovadora y responsable.

El texto es el resultado de varios meses de trabajo de más de 43 asociaciones, empresas e instituciones y representantes de la Junta de Andalucía que han trasladado sus propuestas en torno a cuatro ejes de actuación y once líneas estratégicas y tiene previsto llegar al Parlamento a finales de este año.

Las aportaciones principales del Foro han ido dirigidas especialmente a la regulación del derecho de acceso de la ciudadanía a los medios públicos, la promoción y reconocimiento de los medios comunitarios, el fomento de la alfabetización mediática y el impulso de la participación ciudadana en el Consejo Audiovisual de Andalucía. En definitiva, las propuestas del Foro se encaminan hacia el fomento de una ciudadanía andaluza crítica, plural y participativa, con la disposición de todos los recursos necesarios para dicha finalidad.

Derecho de acceso, medios comunitarios y alfabetización mediática

Con respecto al derecho de acceso, ya reconocido en el Estatuto de Autonomía, sólo sería necesario su promoción y concreción estableciendo un plazo para que todos los medios públicos elaboren su reglamento de derecho de acceso, así como los principios generales que estos deben cumplir. Se promueve la elaboración mediante un proceso participativo y se propone la regulación de 10 horas semanales en horario no residual.

En el apartado de medios comunitarios, el Foro apuesta por un servicio de comunicación comunitaria que funcionen como “instrumentos de participación ciudadana independientes de los poderes públicos, dedicados a actividades de la sociedad civil y al interés público, y abiertos a la participación plural de la comunidad a la que sirven en todas sus facetas: propiedad, gestión y elaboración de contenidos�.  Por otro lado, y de acuerdo a las recomendaciones de Naciones Unidas y el Parlamento Europeo, deberá perseguirse el objetivo de que un tercio de cada banda de emisión, sea cual sea su tecnología, se destine a cada uno de tres tipos de operadores previstos en la legislación (privados comerciales, medios públicos y medios comunitarios), siempre que haya demanda de cada tipo de servicio. Se perseguirá también el objetivo de que el 66% de la población de cada provincia tenga acceso a estos servicios comunitarios.

Por último, las aportaciones en el apartado de alfabetización mediática proponen la inclusión de asignaturas en todos los niveles tanto para el fomento de la actitud de crítica constructiva con los mensajes transmitidos por los medios de comunicación de masas e Internet, como de capacitación para la producción y difusión de mensajes en los medios. Además de la realización de una campaña de alfabetización anual en los medios de comunicación.

En total, el Foro ha trasladado 101 propuestas en las que también se abordan la igualdad de género, la defensa de la infancia, la promoción de la diversidad cultural, el fomento del pluralismo o la garantía de acceso a los servicios audiovisuales de las personas con diversidad funcional. Todo ello con el objetivo de garantizar el pleno ejercicio del derecho a la información y comunicación por parte de la ciudadanía, derechos reconocidos tanto en la Constitución Española como en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El Foro celebra que en el borrador del documento que establece las bases para la futura ley se apueste por temas tan fundamentales como la alfabetización mediática o el reconocimiento a los medios comunitarios, aunque considera que aún queda mucho por recorrer si lo que se persigue es alcanzar una ley innovadora  y ambiciosa en cuanto a la defensa del pleno ejercicio del derecho a la comunicación  por parte de la ciudadanía.

“Estamos satisfechos de que en el documento que se ha presentado se haya trabajado una definición como proponíamos de medios comunitarios donde el eje vertebral sea la participación, en la propiedad, gestión y elaboración de los contenidos del medio. Entendemos que esa es la clave fundamental que excluirá a falsos proyectos cuyo objetivo real es el proselitismo y el ánimo de lucro�, según representación del Foro. Se demanda además la reserva del espacio radioeléctrico, un espacio público, en Andalucía en función de las recomendaciones de la ONU basadas en los tres tercios, y que ese espacio en el reparto de licencias otorgue en un mínimo de un 33% a los Medios Comunitarios. Y que en esa adjudicación de licencias se lleven a cabo a través de procesos de diferenciados e incluyendo criterios sociales también a los medios comerciales. “Esto es imprescindible para que los medios ciudadanos puedan optar de forma real, y no sea papel mojado, a la concesión de estas licencias, y finalmente vean legitimados el trabajo que llevan haciendo desde hace muchos años�, añaden a lo anterior. También es valorado positivamente que se hayan planteado una serie de medidas como habíamos solicitado en cuanto a impulsar acciones efectivas que vayan encaminadas a sancionar a todos los medios que cometen irregularidades y que ocupan un espacio público y que es de todos.

Para el Foro es fundamental que no se contemple únicamente a la ciudadanía como simple destinataria de los servicios audiovisuales, por lo que valora que dentro del documento se incluya el desarrollo de una carta de derechos de la ciudadanía en la que se considere a las personas usuarias como parte integrante e indisoluble de la comunicación audiovisual, es decir, una ciudadanía prosumidora (receptora de información plural y veraz y emisora y productora de contenidos veraces) y en la que se reconozcan y articulen los siguientes derechos, entre otros: el pluralismo en la comunicación audiovisual, a la diversidad cultural, los derechos del menor como usuario de los servicios de comunicación audiovisual y la protección de la infancia y la juventud, los derechos de las personas con diversidad funcional, el derecho a una comunicación audiovisual transparente, el derecho a la alfabetización audiovisual coeducativa, el derecho a participar en el control de los contenidos audiovisuales, el derecho de acceso a los medios públicos, como derecho a disponer de espacios para informar y ofrecer contenidos y el derecho a recibir una información profesionalizada.

El Foro Andaluz de Educación, Comunicación y Ciudadanía es un actor representante del tercer sector andaluz (asociaciones, ONG, colectivos sociales) y de otros grupos sociales relacionados con el mundo del periodismo y la comunicación -desde el plano universitario, sindical, organizativo, profesional-, así como de los medios de comunicación comunitarios o ciudadanos. Además, forma parte del Foro entidades nacionales y muchas de las asociaciones andaluzas participan en redes estatales e internacionales cuyo objetivo es la defensa del derecho humano a difundir informaciones, ideas y opiniones.

  • www.comunicacionyciudadania.org
  • #foroandaluzcomunicación

Article source: http://tercerainformacion.es/spip.php?article72071

Share
ago 052014
 

02.08.2014 – El método científico se basa en la posibilidad de repetir un determinado experimento, en cualquier lugar y por cualquier persona. Por eso no resulta extraño que los refranes, compendio de sabiduría de siglos, contengan también una cierta base científica. Hay muchos que son irrefutables porque se cumplen, una y otra vez, irremisiblemente. Pueden ser meteorológicos: “Cielo aborregado, suelo mojado”; agrícolas: “Cada día que pasa de enero, pierde un ajo el ajero”; policíacos: “Se caza antes a un mentiroso que a un cojo” y hasta psicológicos: “El que casa por todo pasa”… Lo que les decía: como se puede apreciar, pura ciencia.
 
Según un estudio realizado en el Reino Unido publicado por la revista científica PNAS ha quedado comprobado que “La cara es el espejo del alma”. Y no se refiere precisamente a que una cara de cabreo demuestre que la persona que la dibuja esté realmente enfadada, como suele ocurrir: basta ver a alguien en Madrid hablando a un parquímetro. La cosa es más seria: pequeños cambios en las medidas de nuestras facciones determinan que los demás confíen más en nosotros o, por el contrario, les caigamos como el culo. Esto me recuerda a eso que los sociólogos de los Estados Unidos suelen indicar cuando hay elecciones: la gente no se fía de los políticos con barba y algún motivo habrá: aquí ganó Rajoy y así estamos. Nadie duda de que ciertas barbas esconden cosas tremebundas.
 
No lo voy a negar: a mí hay gente que me cae bien o mal según la veo. Intento no hacer mucho caso de esas intuiciones pero siempre uno se acaba diciendo: se le veía venir. Hay ojos que nunca miran y hay sonrisas que enamoran. No pretendo ser demasiado serio empezando agosto, pero también se dice que “La alegría alarga la vida”. Ténganlo en cuenta, que todo se acaba demostrando.

Article source: http://theobjective.com/blog/es/Blas_Pinar_Pinedo/2014/08/01/refranes-que-la-ciencia-demuestra

Share
ago 022014
 

Marco Wang, empresario chino radicado en España, dijo en una entrevista hace poco más de un año que su impresión al llegar a estas tierras era que en la prensa española no había espacio para la comunidad china. De ahí su motor para la puesta en marcha de los periódicos, Ouhua (2002) y El Mandarín (2005), medios de comunicación en chino y español, respectivamente.

Wang, nativo de la provincia de Zhejiang, y sus periódicos son ejemplo de la vasta oferta mediática china en España. Otros espacios noticiosos chinos que ven la luz en suelo español son Huaxin Bao y Lianhe Shibao. La Universidad Europea de Madrid (UEM) remonta a la década de los años 90 la aparición de estos medios de comunicación. En la jornada Inmigración y medios de comunicación: la prensa china en España, celebrada en 2011 en la UEM, los directores de medios convocados hablaron de la proliferación de medios fundados por chinos hace casi 25 años, cuando en España existió casi una decena de publicaciones.

Actualmente, la UEM estima que en España viven 200.000 chinos. Un público lector que incluye empresarios, comerciantes, turistas y 6.000 alumnos, según datos de la Embajada de China en España.

Los chinos no son el único colectivo de emigrantes residentes en suelo español. En total en España hay 4.676.021 extranjeros residentes, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) en datos del 1 de enero de 2014. Estas personas, representan el 15% de la población española y son una fuente de lectores para medios de comunicación fundados por y para emigrantes. Lectores que, como indicaba Marcos Wang, buscan un espacio en el espectro noticioso.

La Comunidad de Madrid es un buen lugar para indagar sobre la proliferación de los medios de comunicación extranjeros en España. La región tiene una población de seis millones y medio de personas, de las cuales 671.659 son extranjeros residentes, según el INE. Lo que es lo mismo: el 10% de los habitantes madrileños. Éste es el escenario para el desarrollo de publicaciones, emisoras de radios y portales de noticias. Algunos en español y otros no.

Radio Fiesta FM, una de las radios latinas.
ANTONIO HEREDIA

La recién inaugurada Radio China FM es el resultado de este escenario. Una emisora cuyo contenido trata de lidiar con la realidad de que muchos de los emigrantes de China en la Comunidad ni hablan ni entienden español. «Marginados» de la información, es como Ángel Monje Clemente describe a este sector. Monje, portavoz del medio, explica que para acabar con esta barrera informativa, la programación de Radio China será con contenido en el idioma de la gente a la que quieren llegar, «contenidos en su idioma».

Como Radio China otras iniciativas abordan noticias en el idioma de las comunidades emigrantes que han identificado como sus lectores y audiencia. Andalus Press y Afrokairós son dos ejemplos. El primero es un medio cibernético totalmente en árabe y el segundo es un periódico y un portal web en español y en otros tres idiomas, uno de ellos bolof, hablado en Senegal. Aunque estos medios y sus versiones virtuales trascienden la geografía madrileña, en la capital tienen su gran público.

Según datos oficiales, en la Comunidad hay 102.722 africanos. Lectores en potencia que encuentran su espacio, sus problemáticas y sus andanzas en Afrokairós, editada en la capital y que mensualmente distribuye 10.000 ejemplares. Según su director, Bakala Kimani, tanto el periódico mensual como el portal de noticias en web está dirigido a un público con intereses económicos en España y en África. Kimani describe a sus lectores como personas de edad media (de 30 a 50 años) que viven en grandes ciudades. «La comunidad africana emprendedora, africanos y colectivos afrodescendientes, además de empresarios con vocación a la internacionalización de sus negocios hacia el continente africano», dice el comunicador.

El contenido principal de la publicación africana es, en palabras de Kimani, contar lo que nadie más cuenta: «Aportamos buenas noticias que silencian los medios mayoritarios y visibilizamos a los colectivos africanos destacados en la cultura, la ciencia, la religión, la política y las ONG».

Así como el kairós que lleva el nombre de la publicación liderada por Kimani, otras publicaciones fundadas y producidas por colectivos extranjeros en Madrid, trabajan para narrar lo que acontece en el momento adecuado. Así lo declara José Luis Salvatierra, de la publicación Ocio Latino, que nació con el boom de la inmigración hispanoamericana de finales de los 90 y principios de los 2000, y que hoy en día trabaja con sólo cuatro periodistas en su plantilla y con la merma migratoria.

Periódicos madrileños escritos en chino.
ANTONIO HEREDIA

«Ha pasado el tiempo y la emigración ha ido cambiando», dice Salvatierra. Según el INE, la comunidad extranjera de Madrid proveniente del Caribe, Centro y Sudamérica es de 253.845 personas. Un público de lectores cuyo respaldo tratan de cautivar varios medios.

Amo dominicana es otro ejemplo de la oferta mediática latina digital. La sede de esta publicación que nace de la ONG del mismo nombre, es Getafe. Su director, Frank Segura, es un poco más optimista ante el panorama actual mediático de Madrid. Segura entiende su medio de comunicación como «un puente de información» entre toda Iberoamérica y habla de la plataforma de su medio con seguridad: «Los medios digitales son el futuro de la comunicación». Amodominicana.com tiene un promedio de 150.000 visitas mensuales desde su creación, hace tres años.

Ambos comunicadores hablan también de los cambios económicos que han tenido que enfrentar en sus medios: «Ocio Latino no es ajeno a la crisis. A la crisis y también a la crisis existencial de la prensa escrita», dice Salvatierra al recalcar que de 100.000 ejemplares semanales distribuidos hace algunos años, hoy día tienen una tirada de 30.000.

Salvatierra adjudica el bajón a dos causas: la tecnología y la publicidad. «Ahora la tecnología permite que un bloguero tenga fuerza», aludiendo a que ya los periodistas no dependen de un gran medio de comunicación para difundir noticias. Este es el caso de Kossi Siméon Atchakpa, periodista togolés que por iniciativa propia ha lanzado el portal www.afroredinfo.com. Según el periodista de Togo, el blog es «un proyecto propio que puse en marcha el pasado mes de febrero especialmente dedicado a la comunidad africana».

Por otro lado, Salvatierra lamenta la dependencia corporativa que tiene la industria periodística hacia la publicidad porque se puede convertir en una debilidad. Según el director de Ocio Latino, «el público latino ya no le interesa a las grandes marcas» como bancos, marchas de coches y grandes cadenas de supermercados. Los otrora importantes anunciantes han sido reemplazados por publicidad de pequeñas empresas de seguros y alimentación.

Otro posible obstáculo para la difusión de estos medios extranjeros es la ausencia de un registro que los englobe a todos. Ni la Asociación de la Prensa de Madrid, la organización Reporteros sin Frontera, la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera o la Federación de Asociaciones de Periodistas de España tienen un listado donde conste la existencia de alguno de estos medios extranjeros.

Aun así, Salvatierra y Frank Segura recalcan la importancia de medios como los suyos. Son de la opinión de que estas apuestas noticiosas ayudan a llenar el vacío de voces dentro de la cobertura noticiosa. “La prensa siempre miraba hacia a Europa”, dice el director de Ocio Latino, y ahora el juego es distinto, según Segura. “Hay muchos españoles pendientes a los temas latinoamericanos. Nuestro medio es una ventanita donde pueden informarse”.

Article source: http://www.elmundo.es/madrid/2014/08/02/53dd488122601d21618b4578.html

Share
ago 012014
 

En Gaza las víctimas son también los que están ayudando a los afectados

01 agosto 2014

Por Waseem ficial de Seguridad Alimentaria y Medios de Vida de Oxfam Intermón e Itaf, Asistente de Finanzas

Wazeem

Wazeem trabaja proporcionando agua y alimentos a miles de familias necesitadas.

La crisis en Gaza ha afectado enormemente a la población civil. El impacto es tan grande que a menudo, las mismas víctimas son, a la vez, las personas que acaban atendiendo a los afectados. Waseem es Oficial de Seguridad Alimentaria y Medios de Vida de Oxfam Intermón en Gaza, donde más de 200.000 personas han huido de sus hogares sin ningún lugar seguro a donde ir.

Tuve que huir de mi casa en Shujaiya al este de Gaza, dos días antes que la zona quedara destruida y muchas personas murieran. Recibí tres llamadas telefónicas de los militares israelíes alertándome para que abandonara la zona, pero no había ningún lugar seguro para ir en Gaza. Llevé a mi esposa, mis hijos, mi hermano y madre a la casa de un familiar

He estado trabajando con organizaciones locales para distribuir los vales de comida y nos hemos esforzado para entregar la ayuda a pesar del peligro. Este ha sido el trabajo más difícil que he hecho nunca. Es difícil estar en calles totalmente vacías escuchando sólo los sonidos de las explosiones por todas partes. Vi un proyectil caer sobre una casa y quemarla por completo. Mis pensamientos estaban divididos entre mi familia, que dejé atrás, y la gente que a quiénes distribuíamos la comida. Estamos hablando de los alimentos, la necesidad más básica para que la gente pueda sobrevivir con dignidad.

Itaf, Asistente de Finanzas de la misma ONG, también cuenta lo difícil que ha sido lidiar con el esfuerzo por sobrevivir y su trabajo.

Lo que he pasado en dos días no me lo podía haber imaginado nunca. Cuando el bombardeo se intensificó, huí de mi casa con mi marido y mi hijo de dos años. Cientos de personas estaban corriendo en la calle. Nos encontramos atrapados entre dos tanques que comenzaron a disparar contra nosotros. Mi hermano estaba herido, así que tuvimos que regresar a nuestra casa. Vi una escena que nunca olvidaré: una niña bajo los escombros de su casa, aún con vida y llamando a sus padres. No podía dejar de ayudarla. Imagínese si mi hijo estaba en su lugar. Más tarde me enteré de que fue rescatada y ahora está en el hospital.

Esa noche fue aterradora y pasó muy lentamente. El bombardeo no se detuvo, y la gente no sabía si huir de sus hogares o quedarse. La muerte nos estaba esperando tanto dentro como fuera. Desde mi ventana vi heridos y muertos en la calle.

Hubo una gran explosión junto a mi casa, se rompieron los cristales de las ventanas y me corté el brazo. Salimos a la calle sin ni siquiera pensar. Corrí durante unos tres kilómetros, sin zapatos, por las calles cubiertas de cristales y piedras. Encontré un trozo de tela blanca que levanté como una bandera blanca, y corrí detrás de mi marido, que llevaba a mi hijo. Pasamos a pocos metros de los tanques israelíes.

Finalmente llegamos a la casa de mi tía. Mi esposo tenía a mi hijo en su brazo y gritó. Vimos la muerte en cada paso que dimos y todavía no puedo creer que esté viva.

Article source: http://blogs.20minutos.es/blog-solidario-cooperantes/2014/08/01/en-gaza-las-victimas-son-tambien-los-que-estan-ayudando-a-los-afectados/

Share

En la cúspide del mundo

 Ong social  No Responses »
ago 012014
 

Dé un paseo en bicicleta desde el centro de Múnich por las costas recientemente “renaturalizadas” del río Isar, unas expansiones rocosas que protegen la capital bávara de inundaciones los días de lluvia y que invitan a los amantes del aire libre los días de sol; cruce una isla sombría que tiene su propio parque cervecero; suba por una colina; y no tardará en encontrarse en el área de entrenamiento de un club de fútbol que ayudó a formar a ocho de los jugadores que acaban de ganar la Copa del Mundo.

Ciertos días de la semana durante la temporada de fútbol, algunos fanáticos se juntan alrededor del perímetro de la cancha para ver cómo entrena el Bayern Munich. Dentro de algunos meses, podrán divisar a Manuel Neuer, Bastian Schweinsteiger, Jérôme Boateng, Mario Götze, Philipp Lahm o Thomas Müller haciendo sentadillas. Desde 2007 hasta 2011, Miroslav Klose también habría estado entre ellos.

Pero otros días, usted puede dar con el equipo juvenil, parte de un sistema al que la mayoría de los expertos atribuye la victoria del domingo 13 en Brasil. Alemania reformó su programa de desarrollo juvenil cuando la selección nacional tuvo un desempeño lamentable en los campeonatos europeos en 2000. En los años posteriores, la Federación Alemana de Fútbol invirtió € 1.000 millones en entrenadores, instalaciones y talleres, y repensó la forma de los alemanes de abordar el juego: de ese modo, creó la generación de jugadores flexibles y creativos que deslumbraron a los fanáticos en el Mundial.

Eso parece típico de la Alemania de hoy. Detectar un problema, analizarlo y solucionarlo. El patrón se extiende de la vida doméstica a la vida laboral y la geopolítica. Mientras que las mujeres estadounidenses que trabajan apenas si pueden soñar con un sistema que fomente a los hombres a compartir más de las responsabilidades propias de la vida familiar, Alemania reemplazó la licencia por maternidad con un “permiso parental”, una licencia con goce de sueldo de hasta 14 meses para parejas en las que ambos integrantes faltan al trabajo tras el nacimiento de su hijo.

Mientras que los sindicatos y las empresas francesas no dejan de pelearse por las condiciones laborales, Alemania suavizó la legislación laboral lo justo y necesario para fomentar las contrataciones y así ayudar a reducir el desempleo al mínimo récord de hoy. Y mientras que el Reino Unido contempla con añoranza su pasado industrial, Alemania, que en los últimos 40 años enfrentó las mismas fuerzas de mercado que obligaron a Gran Bretaña a inclinarse hacia una economía de servicios, hoy puede jactarse de cifras de exportaciones de productos de alta tecnología más altas que cualquier otro país en el mundo.

El Meister reacio

Parte de este progreso sucedió en tan solo la última década y, así y todo, el resto del mundo a menudo se tienta de ningunear los triunfos de Alemania… O dejar que su oscuro pasado los opaque. Pero los desafíos de la globalización, el calentamiento global y la recesión mundial están haciendo que muchos recapaciten. “Alemania tiene mucho para apreciar y admirar”, escribió el funcionario laborista británico Stewart Wood en The Guardian. “Y, entre nos, podemos aprender mucho de ellos también”.

Tomemos por ejemplo la ecología: hace rato que los bondadosos y verdes alemanes vienen siendo objeto de burlas, a menudo merecidas. Sus campañas de conservación del agua fueron tan fervorosas en la década de 1990 y principios de la de 2000 que, hacia 2009, sus redes de saneamiento se estaban viendo perjudicadas por la cantidad tan baja de agua que corría por ellas. Pero hoy no hay ni un gobierno en todo el planeta que no querría que sus propios ciudadanos hicieran lo mismo. Del mismo modo, las Mittelstand (tipo de empresa industrial en países de habla alemana) son la envidia del mundo occidental… y más. Funcionarios de Corea del Sur, Irán y Egipto se contactaron con la cámara de comercio alemana de las medianas empresas para pedirles consejos sobre cómo emular los triunfos de sus miembros. Es más, el modelo alemán ya se está exportando de maneras muy concretas: varias empresas alemanas con instalaciones industriales en el exterior decidieron recrear versiones de ultramar del sistema de instrucción alemán, mediante el cual futuros trabajadores reclutados en su juventud reciben una capacitación teórica y práctica que los prepara para buenos trabajos de la clase media al tiempo que fomenta la lealtad. El sistema ha demostrado ser tan exitoso que, en Estados Unidos, hay firmas que lo están imitando. Y el gobierno de China también estudia adoptarlo.

A cien años del comienzo de la Primera Guerra Mundial, la sociedad que se inmoló entre 1914 y 1945 experimenta un extraño cambio. El modo alemán de hacer las cosas que surgió de entre las cenizas no solo ha sido juzgado aceptable, ni es odiado o temido, sino que además se está convirtiendo en el mejor camino a seguir para Europa, Occidente y el mundo en general. “Lo último que Alemania querría es que la vean como una figura dominante o hegemónica”, dice Stephen Green, autor de Reluctant Meister: How Germany’s Past is Shaping its European Future. “Pero es cada vez más influyente”.

Campeones ocultos

Mientras que la hegemonía británica del siglo XIX estaba relacionada con su dominio colonial, y el siglo estadounidense nació del poder militar y la hegemonía cultural, es más probable que la influencia de Alemania en el imaginario global se haya originado en la exportación pacífica de modelos políticos y comerciales que demostraron ser extraordinariamente exitosos en su país de origen.
Simon Winder, que escribió un libro sobre Alemania en 2010 y uno sobre el Imperio Austrohúngaro el año pasado, sostiene que el modo alemán de hacer las cosas tiene origen en una tradición (previa a 1914) de buen gobierno: “En grandes partes de Alemania, sobre todo en las pequeñas ciudades-Estado autogobernadas como Hamburgo, Frankfurt y Lubeck, hay una fuerte tradición de cooperación entre gobernantes y gobernados (…) que trabajan en conjunto al menos para mejorar las cosas”.

Frente a la experiencia cercana de dos tipos desastrosos de gobierno vertical (nazismo y comunismo), prevalece una devoción al localismo y la responsabilidad. Las personas cambian las cosas que no les gustan. Si el sueño americano es que los individuos escalen posiciones en el mundo (para pertenecer al 1%), el sueño alemán puede tener más que ver con que los individuos lo cambien y se aseguren de que el 99% no viva muy mal.

¿Pero este ideal de país es exportable? A fuerza del tamaño y el éxito de su economía, Alemania se convirtió sin querer en líder de Europa tras la crisis del crédito, la recesión y la crisis de la deuda soberana, y los análisis de su desempeño bajo presión no han sido favorables. Las medidas de austeridad en las que Berlín insistía para la región, y sobre todo para los países endeudados de la periferia de la Eurozona, como Grecia y España, siguen siendo polémicos por las privaciones que imponían a los individuos y porque era probable que impidieran el crecimiento.

Los críticos dicen que Alemania no puede insistir en que sus vecinos cambien sus hábitos sin que ella cambie a su vez los propios; por ejemplo, su habitual práctica de la última década de excedentes gigantescos de presupuesto gracias a las fuertes exportaciones y el bajo consumo interno. Son buenas políticas internas, pero duras para los socios comerciales que intentan aumentar su propia capacidad de exportación, sobre todo cuando tienen la misma moneda.

El resultado del gasto bajo y la venta feroz de los alemanes, para el Tesoro norteamericano, ha sido una “tendencia deflacionaria” (bajo crecimiento con tasas altas de desempleo) “para el Área del Euro, así como también para la economía mundial”.

Si bien a Alemania no le hace mucha gracia su dominio, Winder ve a Alemania en un brete parecido al de las potencias coloniales como Gran Bretaña y Francia en el siglo XIX. Si bien Alemania no ocupó Irlanda ni Grecia, los paralelismos son evidentes, según Winder. “A un gobierno nacional le disgusta, y con razón, que una potencia externa le diga qué hacer, pero el dinero que se está usando es precisamente de esa potencia externa”.

Ulrich Speck, un académico visitante en Carnegie Europe, sostuvo en un blog el mes pasado que Alemania es líder en Europa para construir consenso. Si usara tácticas de bullying, “no tardaría en formarse una coalición en contra de Alemania”. Para Josef Joffe, editor de Die Zeit: “Merkel aplica su modelo interno (ver hacia dónde sopla el viento, ir con la corriente) a la política exterior”. Eso cuenta no solo para las disputas europeas, sino también en lo que respecta a la crisis actual en Ucrania, donde Merkel no hace más que “maniobrar entre Kiev y Putin”.

Por eso, en parte, Joffe rechaza la noción de que haya un “siglo alemán” en puerta. “Poder actuar estratégicamente es la condición sine qua non de cualquier ‘Siglo XY’”. Alemania no es, ni quiere ser, un agente estratégico. En el fondo, es una “potencia Greta Garbo”, quien dijo la famosa frase “Quiero estar sola”.

Hecho en Alemania

En lo comercial, sin embargo, el resto del mundo sigue golpeando la puerta. Cuando el Reino de Arabia Saudita decidió construir el reloj más grande del mundo en la torre más alta del mundo, tenía toda la razón en buscar a diseñadores cerca de casa: después de todo, el lugar era La Meca, que solo los musulmanes tienen permitido visitar. Pero este proyecto requería especialistas, y por eso se dispuso una reunión en un hotel de Ginebra entre un representante de la familia real saudita y tres hombres de Calw, una ciudad pequeña a  30 kilómetros al oeste de Stuttgart. La empresa alemana, Perrot Turmuhren, abrió sus puertas en 1860, empleó a Herman Hesse durante un tiempo y hoy es conducida por una quinta generación de la familia fundadora. Líder mundial en “relojes para torres (…) y otras tecnologías relacionadas con relojes y relojería”, se ganó el contrato saudita.

Esta es la definición del éxito de la Mittelstand: ser líder mundial en un nicho del mercado, la empresa a la que hay que ir aunque los clientes estén del otro lado del mundo, un “campeón oculto” (como dice una frase común del alemán) que se beneficia con la globalización más que dejarse pisotear por ella. Ser parte de la Mittelstand también significa tener la capacidad de emplear a entre 50 y 500 personas en una ciudad chica, es decir que la juventud preparada no necesita irse a la gran ciudad para tener éxito. Es otra forma en la que el poder, esta vez económico, se descentraliza. El éxito de la Mittelstand, que genera la mayor parte de las ganancias corporativas de Alemania, está íntimamente relacionado con el apoyo nacional al sector industrial. Los gobiernos federal y estaduales ayudan a financiar la investigación (a menudo mediante ONG como el Fraunhofer Institute, que tiene un presupuesto para investigación de € 2.000 millones) que las pequeñas y medianas empresas pueden usar para mantener y mejorar la calidad de sus productos.

Entre los admiradores de este modelo se encuentran el Reino Unido, donde los políticos están tratando de reavivar el sector industrial del país, que ha disminuido considerablemente; y Francia, que siempre ha brindado apoyo a los grandes “campeones nacionales” pero estableció recientemente un banco para dirigir financiamiento a empresas medianas. Lo más asombroso es, quizás, el interés que el modelo alemán está recibiendo de países en vías de desarrollo. “Hecho en Alemania” es una etiqueta que se creó en Gran Bretaña a fines del siglo XIX, cuando Alemania se alejó de la fabricación en cadena hacia la fabricación avanzada. La etiqueta se convirtió en una insignia de honor. China puede albergar la esperanza de que, si sigue el modelo alemán, “Hecho en China” llegue al mismo destino.

Lenguaje corporal

Si hubo políticas que no valía la pena copiar de la Alemania moderna fueron, por muchos años, las relacionadas con la inmigración. Ya desde las décadas de 1960 y 1970, cuando quedó claro que la fuerza laboral nacional sola no alcanzaba a sostener el “milagro económico” del país, olas de turcos llegaron a Alemania en calidad de “trabajadores invitados”, y muchos terminaron quedándose, lo que dio como resultado una población de tres millones de personas de origen turco que hoy viven en Alemania. Durante cuatro décadas, los políticos insistían con que Alemania “no era un país de inmigrantes”.

El escenario cambió radicalmente poco después de que Merkel asumió, a fines de 2005. “Eso de que ‘no somos un país de inmigrantes’ se eliminó del vocabulario de los conservadores desde 2005 a 2010, y como consecuencia se generó un ambiente que ha permitido que Alemania se abra radicalmente a la inmigración”, dice Demetrios Papademetriou, presidente del Migration Policy Institute Europe.

Los años de 2005 a 2010 pueden haber puesto a Alemania a la par de sus iguales europeos, pero es todo lo que pasó desde entonces lo que la convierte en una especie de modelo. A diferencia de países como Dinamarca, el Reino Unido y Canadá, Alemania nunca adoptó un sistema inmigratorio por puntos, según el cual personas con destrezas determinadas, generalmente definidas por títulos superiores, obtienen permiso para entrar al país con la idea de que encontrarán trabajo indefectiblemente.

Alemania evitó problemas asociados con ese sistema (por ejemplo, que muchos inmigrantes se vean obligados a trabajar en puestos para los que están sobre-educados porque sus acreditaciones no son reconocidas en su nuevo país de residencia) al esperar hasta que fuera claro que los empleadores del país necesitaban a más trabajadores, y así allanar el camino para los inmigrantes.

“Se tomaron en serio las directivas de la UE sobre la inmigración y les está yendo mejor en este respecto que a cualquier otro país europeo”, dice Papademetriou. Los jóvenes españoles e italianos que se están yendo a Alemania por la crisis económica están teniendo una mejor experiencia que generaciones anteriores.

Y si Alemania es líder en Europa en estas áreas, de más está decir que sus políticas son mejores que las de Estados Unidos, un “país tradicionalmente de inmigrantes” pero que, según el punto de vista de Papademetriou, está más confundido con respecto a la inmigración hoy que en los anteriores 50 años.

En lo concreto, sin embargo, todavía queda camino por recorrer. La selección nacional alemana de fútbol podrá jactarse de tener a jugadores de una variedad de orígenes, pero a Alemania todavía le falta la habilidad para construir un sentido de comunidad entre distintos grupos de inmigrantes en comparación con Estados Unidos, por ejemplo. “Es el lenguaje corporal”, dice Papademetriou. “Los inmigrantes saben si son parte de una sociedad o no”.

En otros lugares el panorama también es inevitablemente menos prometedor de lo que en principio parece. Las mujeres alemanas siguen teniendo menos representación que los hombres en lo político y lo económico en comparación con Estados Unidos, el Reino Unido y los países nórdicos. El apoyo del país a la energía solar parece que tuviera más que ver con llenar los bolsillos de los instaladores de paneles solares que con crear un modelo sustentable de energía ecológica. Los cambios en la legislación laboral han creado sistemas de empleo que ofrecen a los nuevos trabajadores mucha menos seguridad que antes.
El perfeccionarse, entonces, más que el haberse perfeccionado, es el atractivo del modelo alemán: el concepto de que el cambio es posible, a diferencia de en otras partes de Occidente, donde la lucha política interna termina con gobiernos, o el resentimiento hacia el poder centralizado causa movimientos secesionistas, o el enojo con la inmigración y el desempleo hace que ganen las elecciones políticos de extrema derecha.

¿Cómo podemos hacer los demás para acercarnos a aquello? Winder vive en Londres y no planea mudarse a Berlín. Pero cree que ya es hora de que se adopte en cierta medida una imitación descarada: “Si analizamos el siglo, todos los países europeos querían ser como Gran Bretaña. Hay como una obsesión, porque se cree que Gran Bretaña tiene el sistema de clase media que permite que la gente progrese. A esta altura, a mí me parece obvio a todas luces que sencillamente tenemos que copiar el éxito alemán. No hay nada de qué avergonzarse; ya existe una larga tradición, como cuando se copiaban de nosotros en el pasado”.

Article source: http://newsweek.infonews.com/2014/07/29/newsweek-155538-en-la-cuspide-del-mundo.php

Share

Programa completo de Mañanas BLU 30 de julio de 2014

 Ong social  No Responses »
jul 312014
 

Taxistas de Bogotá inician protesta; estas son las vías bloqueadas: Desde la 2 a.m.,  el gremio de los taxistas hizo un nuevo llamado a paro en protesta al servicio de  Uber, y en rechazo a las últimas declaraciones del Ministerio de Transporte, que afirma que dicha tecnología es viable si se reglamenta.

 

Fotos: Britney Spears seduce con su nueva línea de ropa íntima : El próximo 9 de septiembre, Britney Spears presentará su propia línea de lencería, además de realizar show en Estados Unidos.

 

Israel ataca 75 posiciones en Gaza y dinamita tres túneles: Israel atacó unas 75 posiciones en toda la Franja de Gaza desde la medianoche y dinamitó 3 túneles construidos por Hamás, informó hoy el Ejército.

 

Santos realiza hoy consejo de seguridad en Buenaventura por atentados de Farc: El presidente Juan Manuel Santos realizará este miércoles un consejo de seguridad en Buenaventura, por el grave atentado de las Farcque dejó a miles de ciudadanos de esta zona sin luz.

 

Polémica por supuestos vetos a víctimas que participarán en diálogos: Hay polémica por la escogencia de las víctimas que participarán en la mesa de diálogos en Cuba.

 

Mario Alberto Yepes sería nuevo jugador de la Sampdoria: Mario Alberto Yepes sería  nuevo jugador de la Sampdoria, según publicó el diario deportivo ‘Gazzetta dello Sport’.

De acuerdo el diario, el jugador estaría un año en el equipo por un año.

 

Policía desbloquea vías cerradas por taxistas en Bogotá: Las autoridades confirmaron que los puntos que presentaban bloqueos en Bogotá ya fueron despejados y a su vez,  se informaron que varios de los protestantes serán judicializados por iniciar quema de llantas y desorden en el orden público.

Desde la 2 a.m. varios taxistas habían iniciado una protesta en contra del servicio de  Uber, y en rechazo a las últimas declaraciones del Ministerio de Transporte, que afirma que dicha tecnología es viable si se reglamenta.

 

 

 

 

Habla joven del video sexual involucra a político paraguayo: La Fiscalía de Paraguay anunció que analiza un vídeo que ha incendiado las redes sociales en el país y en el que supuestamente aparece un conocido político y senador del gobernante Partido Colorado manteniendo relaciones sexuales con dos mujeres jóvenes.

 

En Miami los juicios ahora serán “de película”: En Miami, los juicios a sospechosos de asesinato se volverán cada vez más similares a los que vemos en la televisión y el cine, pues la fiscalía estatal permitirá que los interrogatorios de los detectives sean filmados.

Esto, con el objetivo de que el juez, el jurado y los abogados sepan las habilidades mentales, físicas y hasta sicológicas del sindicado. La fiscal Kathy Fernández, del distrito sur, explica las razones de su decisión.

 

Tomarse “en serio” la crisis en Oriente Medio, pide Vaticano a Gobiernos: El Vaticano ha enviado un mensaje a la comunidad internacional en el que insta a que “se tome en serio” la crisis en Medio Oriente, según dijo hoy el secretario vaticano para las Relaciones con los Estados, Dominique Mamberti.

 

Bombardeo contra escuela de la ONU en Gaza deja 20 muertos: Veinte palestinos, que se habían refugiado en una escuela de la ONU, resultaron muertos este miércoles al alba como consecuencia de bombardeos israelíes contra el norte de la Franja de Gaza, según los servicios de auxilio.

 

Crece escasez de harina en Venezuela: La empresa Alimentos Polar advirtió que el futuro de la producción de harina precocida de maíz (Harina Pan) se encuentra comprometido en los próximos meses por la reducción de la cosecha nacional y la regulación de precios.

 

Volaron torre de energía en el municipio de Puerto Gaitán, Meta: Desconocidos volaron una torre de energía en el municipio de Puerto Gaitán, en el departamento del Meta.

 

 

Las otras advertencias del presidente Santos a las Farc: El 23 de agosto de 2013, cuando las Farc decide congelar el proceso de paz, después de que el presidente Juan Manuel Santos anunciara su intención de un referendo por la paz, el jefe de Estado le ordena a los negociadores del Gobierno devolverse de La Habana, Cuba.

 

 

¿Acatarán las Farc la advertencia del presidente Santos? Análisis: Los panelistas de Mañanas Blu discutieron acerca de la situación que se avecina en torno a los diálogos de paz luego de que el presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunciara que el proceso podría terminar si se continúan con los ataques terroristas por parte del grupo subversivo.

 

Alcaldía de Buenaventura pide prontitud en “firma de paz verdadera y estable”: La secretaria de Gobierno de Buenaventura, Ledis Torres Copete, aseguró que pese a todos los atentados de la guerrilla de las Farc en el municipio, los habitantes confían en un pronto acuerdo de paz.

 

Dos muertos y varios heridos dejó accidente en Magdalena: El hecho se presentó en el kilómetro cuatro, vía Remolinos, que conduce a Santa Rita. En una camioneta viajaban 13 personas, se volcó y murieron dos de sus ocupantes. Varios más quedaron heridos.

 

Divididos, taxistas de Bogotá intentan hacer sentir su voz de protesta: Un grupo de taxistas realizó esta madrugada varios bloqueos en las vías de Bogotá, pero fueron dispersados inmediatamente por la Policía.

 

Israel aprueba tregua humanitaria de cuatro horas en Gaza: El ejército israelí respetará una tregua humanitaria de cuatro horas en la Franja de Gaza, anunció un comunicado.

 

Moody’s mejora las calificaciones de Bogotá: La sociedad calificadora de riesgo Moody’s elevó de Baa3 a Baa2, las calificaciones de la ciudad como emisor y de deuda (escala global en moneda local y extranjera). Así lo informa el secretario de Hacienda, Ricardo Bonilla González, quien explica que la perspectiva de la calificación es estable. El funcionario destacó positivamente la decisión pues es la segunda firma que ha mejorado la calificación de riesgo de Bogotá en lo que va corrido de este año.

 

¿De dónde salieron los 52 votos que salvaron al senador Álvaro Uribe?: El debate de control político que había propuesto Iván Cepeda sobre los presuntos nexos del senador Álvaro Uribe con paramilitares, fue desaprobado con 52 votos, mientras que sólo 30 senadores lo apoyaron.

 

“Con votación, conservadores pueden estar enviando mensaje a Santos”: Bendetti: El senador Armando Benedetti, se refirió en BLU Radio a la negación del debate sobre paramilitarismo por parte del Senado ya al respecto dijo que el Gobierno estaba de acuerdo con la realización de este debate.

 

Fiscalía cita a jefe de inteligencia del Ejército por escándalo del hacker: Un fiscal delegado ante el CTI citó a entrevista al general Mauricio Enrique Forero Cuervo, actual jefe de inteligencia y contrainteligencia del Comando Central del Ejército, dentro de las investigaciones que se adelantan por el caso de presunto espionaje contra el proceso de paz.

 

Habrá debate de control a Uribe, pero en la Comisión Segunda: Jimmy Chamorro: El senador Jimmy Chamorro del Partido de La U, explicó que se opuso al debate en la plenaria del Senado por considerarlo inconstitucional, pero confirmó que como presidente de la Comisión Segunda promueve un debate de control político al senador Álvaro Uribe.

 

Keita le negó el saludo a Pepe y además le lanzó una botella: El centrocampista maliense del Roma italiano, Seydou Keita, negó hoy el saludo a Pepe, central portugués del Real Madrid, y luego le arrojó una botella con agua cuando los jugadores de ambos equipos se estrechaban las manos antes de jugar un partido amistoso en el Cotton Bowl Stadium, de Dallas.

 

Valencia sería el próximo destino de Éder Álvarez Balanta: La noticia coge cada día más fuerza entre la prensa española en donde se asegura que el defensor colombiano, actualmente en el River Plate de Argentina, llegaría al club español por una cifra cercana a los 6,5 millones de euros y sería el perfecto reemplazante de Jeremy Mathieu, quien fichó por el Barcelona.

 

Human Rights Watch condena grave accionar de Farc en Tumaco: La ONG Human Rights Watch publicó un informe sobre la situación de los derechos humanos en el pacífico en el que Colombia no aparece bien librada por los recientes ataques que las Farc han perpetrado en la población de Tumaco, en Nariño.

 

Uribistas piden al Gobierno suspender diálogos por recientes ataques de Farc: El senador del Centro Democrático Ernesto Macías reiteró el llamado del uribismo a levantarse de la mesa, después de que las Farc continuaran con los ataques a la población civil.

 

Si la Fiscalía dice que hay amenazas, hay que creerles: MinJusticia sobre hacker: El ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, explicó los malos entendidos que existieron sobre las supuestas amenazas a la vida del hacker Andrés Sepúlveda entre el Inpec y la Fiscalía.

 

“No estoy enfrascado en ninguna pelea”: MinJusticia sobre relación con el fiscal: El ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, dijo en Mañanas BLU que no está en plan de pelea con el fiscal general, Eduardo Montealegre, aunque reconoció que sí hay discrepancias.

 

EE.UU. revoca visas de funcionarios venezolanos por represión de opositores: Estados Unidos negó visas de viaje a un “número de funcionarios” venezolanos a los que acusa de violaciones a los derechos humanos, anunció este miércoles un portavoz del Departamento de Estado.

 

Presidente de la Asociación de Fútbol Argentina sufrió un infarto: Medios argentinos informan que Julio Grondona, de 82 años, fue ingresado por un paro cardíaco.

 

ELN solo busca un impacto publicitario con explosiones en Bogotá: Ejército: El comandante de la Quinta División del Ejército Nacional, general Nicasio Martínez, aseguró que detrás de las explosiones que se presentaron en Bogotá, solo hay intereses de generar un impacto entre los medios de comunicación.

 

Costa Rica no me contrató para caerle bien a todo el mundo: Jorge Luis Pinto: El entrenador colombiano Jorge Luis Pinto negó que durante el periodo que dirigió la selección de Costa Rica haya cometido “algún tipo de violación y atropello de los derechos humanos” y aseguró que no es pago para “caerle bien a todo el mundo”, sino para ofrecer resultados.

 

 

Juan Carlos Osorio suena para dirigir a Costa Rica: El actual director técnico de Atlético Nacional, Juan Carlos Osorio, es candidato para dirigir la selección de Costa Rica, según reporta el diario Al Día.

 

Encuentran sin vida a la hermana de la actriz Drew Barrymore: Jessica Barrymore, hermana por parte de padre de la actriz Drew Barrymore, fue encontrada sin vida en su propio vehículo en National City, en California. Las primeras versiones de los medios norteamericanos indican que se trataría de un suicidio.

 

Asesor de Néstor Pékerman podría ser el nuevo técnico de la selección Colombia: Este miércoles el Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol sostendrá una reunión en la que podrían conocerse nuevas noticias sobre la especulada permanencia de Pékerman en el cargo.

 

No estamos discriminando a las víctimas: Carlos Medina responde a Gral. Mendieta: El general Luis Mendieta, quien estuvo secuestrado varios años por las Farc, dijo que hay discriminación a la hora de escoger las víctimas que viajarán a La Habana a la mesa de negociación.

 

Productora de TV Secuoya ingresa a Latinoamérica comprando la peruana Imizu: El grupo audiovisual español Secuoya adquirió el 51 por ciento de la productora peruana Imizu como primer paso para entrar en el mercado latinoamericano, donde espera iniciar una rápida expansión, según un comunicado de prensa de la compañía.

 

¿Quiénes deben considerarse como víctimas? Debate: El equipo de Mañanas Blu debatió luego de las declaraciones del general Luis Mendieta en donde afirma que hay discriminación a la hora de escoger a las víctimas, luego que el profesor Carlos Medina, del Centro de Pensamiento de la Universidad Nacional, citará un comunicado de Pablo Catatumbo en donde aseguraba que los uniformados retenidos por la guerrilla no eran víctimas sino prisioneros de guerra.

Article source: http://www.bluradio.com/71665/programa-completo-de-mananas-blu-30-de-julio-de-2014

Share

Londali amplía horizontes

 Ong social  No Responses »
jul 302014
 

Comprar ‘on line’ pulseras hechas a mano por las víctimas de minas antipersonales en Camboya y que parte del beneficio de la venta llegue a ellas es una de las formas en que Londali practica desde hace un año una ingeniosa fórmula de comercio electrónico solidario para los pueblos más pobres del Planeta.

londali_05

Londali.com es una tienda 100% ‘on line’ para ayudar a los artesanos de los pueblos más humildes de la Tierra a vender al mundo desarrollado algunos de sus productos y manufacturas. Su creadora es Julie Birch, joven emprendedora nacida en Holanda, de familia originaria de Sealandia (Dinamarca) y residente en Alicante.

londali_03Julie vivió su infancia en España; estudió Empresariales en Inglaterra y se especializó en ‘management’ de la Moda. En “La City” londinense trabajó para las firmas más importantes del lujo y el mundo “fashion”. En sus viajes de negocios, pensó en la importancia del “product sourcing” solidario y pidió excedencia. Cambió su despacho de alta ejecutiva y un sueldo nada desdeñable por una simple mochila al hombro y una vida aventurera.

Julie Birch dio la vuelta al mundo en seis meses, elaboró un Plan de Viabilidad e hizo realidad Londali, su comercio electrónico solidario (no confundir con “comercio justo”), que vende pulseras fabricadas con los restos de londali_04minas antipersonales de Camboya, hechas a mano por las propias víctimas; bolsos de piel de serpiente pitón; collares de bolitas de plata y piedras que irradian energía positiva; “chakras” de Bali con ágatas y gemas semipreciosas; pendientes de corales y amatistas; “pashminas” de Kashmir (Cachemira), pareos camboyanos y un largo etcétera de artículos manufacturados por artesanos de Camboya, India, Indonesia, México, Nepal y Tíbet, a los que Julie ha visitado en su periplo mundial y a los que compra a un precio justo las manufacturas que pueden resultar más atractivas, prácticas y originales para los clientes (clientas) del mundo desarrollado, principalmente de Estados Unidos y Reino Unido, pero también de Italia, España, Francia, Suiza, Países Bajos y Singapur.

Los compradores adquieren dichos productos a precios razonables y el 8% de los beneficios netos vuelve en forma de ayudas a ONG y causas benéficas para la Ayuda al Desarrollo de los poblados y artesanos de los que dichos productos proceden.

londali_01 londali_02

Londali (cuyo nombre se debe a las dos ciudades más importantes en la vida de Julie Birch: Londres y Alicante) explora constantemente nuevos territorios, en busca de manufacturas artesanales de más países. De hecho, Julie no cesa de viajar y recorrer mundo, mientras que Ana Blasco, su responsable de Comunicación y Redes Sociales, se encarga del “día a día” desde Alicante.

De esta forma, Londali reinventa el comercio electrónico solidario, aplicando Internet y las tecnologías más modernas para sacar a los pueblos más pobres de su atraso ancestral.

Más información: http://www.londali.com/

Londali_logo_DEF

Article source: http://www.diariolanube.com/londali-amplia-horizontes/2014/07/30/

Share

Iniciativa para la expansión de la energía solar fotovoltaica en …

 Ong social  No Responses »
jul 302014
 

UNEF quiere promover el conocimiento y la expansión del uso de energías renovables a través de la granja escuela que gestiona la ONG local SHUMAS

30/07/2014 08:50:00 La Unión Española Fotovoltaica participa en una iniciativa solidaria para proporcionar energía solar fotovoltaica a un conjunto de instalaciones en la región de Kumbo, en Camerún. El proyecto ha sido desarrollado junto con voluntarios de Energía sin Fronteras y de la Fundación de Ingenieros del ICAI.

UNEF ha donado nueve paneles fotovoltaicos, estructura, termosifón y un colector, gentileza de Proinso, para la puesta en marcha de instalaciones que permitan generar la energía suficiente para cubrir las necesidades de los edificios de la zona. Estos cumplen una importante función para la comunidad de esta región aislada, ubicada a 262 Kilómetros de la mayor ciudad y capital económica de Camerún, Douala.

La instalación generará electricidad suficiente para cubrir las necesidades de una clínica humana y una clínica veterinaria en la granja escuela que la ONG local SHUMAS gestiona en Kumbo. Además se han puesto en marcha instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo para responder a la demanda de electricidad del centro de salud, la escuela y guardería baptistas y la iglesia católica en la localidad vecina de Bambdzeng, con una población de 400 habitantes, así como en la residencia del Ardo, jefe tribal de la zona. En total, las seis instalaciones generarán 1,63 kw de potencia. Para su puesta en marcha, las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo se equiparon con reguladores y con las baterías necesarias para dotarlas de una autonomía de tres días. Asimismo los voluntarios de Energía sin Fronteras y de la Fundación de Ingenieros del ICAI realizaron estudios específicos sobre los consumos diarios máximos (en Wh) para cada edificio a fin de ajustar el número de aparatos a conectar y acotar su duración, evitando así que las baterías sufran descargas profundas y pierdan tiempo de vida.

Extender las renovables
El proyecto también quiere contribuir a extender las instalaciones de energías renovables por toda la región de Kumbo, tomando la granja escuela como centro de operaciones. A su vez, se dará enseñanza sobre técnicas agropecuarias, para la formación de técnicos en este tipo de energías. Para cumplir estos objetivos, se ha dotado a la granja escuela de instalaciones piloto representativas de cada tecnología de energía renovable.

Article source: http://www.compromisorse.com/rse/2014/07/30/iniciativa-para-la-expansion-de-la-energia-solar-fotovoltaica-en-camerun-/

Share

encrucijadas del proceso de cambio boliviano ¿y quién no querría …

 Ong social  No Responses »
jul 292014
 


Pablo Stefanoni

 

Cuadernos del Pensamiento Crítico Latinoamericano

En los años posteriores a la Primera Guerra Mundial, se expandió por el mundo una sensación que el alemán Oswald Spengler sintetizó en su libro más conocido: La decadencia de Occidente. Además de su título, la atracción de esta obra residía en que allí Spengler sostenía que los ciclos culturales nacen, crecen, envejecen y mueren, y además defendía el carácter histórico-relativo del conocimiento: una suerte de “provincialización de Europa” avant la lettre. En la segunda mitad de los años veinte, más precisamente en 1926, el historiador y jurista argentino Ernesto Quesada visitó La Paz, donde dictó una muy difundida conferencia sobre “la sociología relativista spengleriana”, a la que había dedicado varios años de su vida, en la que participó el propio presidente boliviano de entonces, Hernando Siles. Las influencias irracionalistas, vitalistas y místicas marcaron, como sabemos, esa década. Por eso no es sorprendente que, en 1929, el conde Hermann Keyserling viajara a Bolivia y al observar las magníficas ruinas de Tiwanaku sintiera que pisaba un universo habitado por hombres propiamente “mineraloides”, alimentando a las corrientes teluristas ya con un desarrollo en la literatura y la cultura boliviana de entonces. Es más, Quesada (atraído por estos temas en su vejez) discutía con Spengler quiénes constituirían el relevo de Occidente, y defendía que vendría de los indígenas de América y no de los eslavos. La cuestión parecía resumirse en quiénes tenían un alma menos contaminada por la cultura occidental.

Esos eran los locos e intensos años veinte, pero en el comienzo del siglo XXI el malestar en la globalización, junto a la crisis de los viejos proyectos emancipatorios, potenció el desarrollo de nuevas búsquedas, en las que la llamada emergencia indígena de los últimos años ocupa un lugar central, en algún sentido con la misma expectativa en que el pasado ancestral podrá darnos algunas claves para enfrentar un futuro incierto, con amenazas de diversos tipos de crisis: económica, financiera, ecológica…, ¿civilizatoria? Es en este contexto en el que el llamado “vivir bien” (suma qamaña) o “buen vivir” (sumak kawsay) encuentra un caldo de cultivo para su difusión mucho más allá de las fronteras donde surgió como discurso alternativo -especialmente Ecuador y Bolivia- con la Contracumbre del clima de Tiquipaya como uno de los espacios donde se puso en juego un discurso impugnador de la propia mundialización capitalista y sus modelos de producción y consumo (1).

Sin duda, sobran razones para el mencionado malestar en un mundo crecientemente injusto, consumista, plagado de desigualdades e iniquidades. Frente a los excesos del productivismo desenfrenado y las apuestas tecnologicistas de la economía verde se impondría la construcción de otras relaciones con la naturaleza (y entre los propios seres humanos), desmercantilizando los vínculos y separando el bienestar de la acumulación de riquezas. No obstante, esa voluntad sin duda elogiable de buscar alternativas no disuelve la necesidad de poner en cuestión las inconsistencias, puntos ciegos, excesos retóricos y contradicciones del “vivir bien”, más bien, la posibilidad de enfrentar con seriedad y solidez al capitalismo actual hace indispensables estos debates. Y esa perspectiva está detrás de este artículo, que se apoya en la convicción de que una crítica sustentada y matizada es mucho más provechosa que la repetición ad infinitum -y acrítica- de los principales tópicos del “vivir bien”; discurso -hay que decirlo- que se sustenta más en la necesidad de creer que hay vida más allá de esta (pos)modernidad insatisfactoria que de la propia consistencia de las propuestas alternativas.

¿Qué es el vivir bien?

 

En una reunión cerrada en la ciudad de La Paz con importantes dirigentes del actual gobierno boliviano, en 2010, la pregunta disparadora del debate fue: “¿qué es el “vivir bien”?”. Como resulta claro, el hecho de que nadie pueda estar en contra del sentido literal del término conspira contra los plus de sentido que se le quiere incorporar -muchas veces hablando por los propios subalternos-. Es evidente que nadie podría estar en contra de “vivir bien”, pero la cuestión se complejiza, sin duda, cuando este “vivir bien” -que sería no desarrollista, no consumista e incluso no moderno/occidental- es contrapuesto al “vivir mejor”, que implicaría, capitalismo mediante, que otros vivan peor.

En el citado encuentro surgieron varias -y sorprendentes- respuestas de los funcionarios allí presentes. Un importante parlamentario indicó que “vivir bien” es Estado de Bienestar de tipo europeo tout court. Un funcionario de la vicepresidencia -con antigua militancia marxista- sostuvo que se trata de un proyecto “anticapitalista”. Desde otra perspectiva, un alto funcionario indígena argumentó que el vivir bien es la construcción de una ética del trabajo y de la independencia personal (puso como ejemplo a las comerciantes aymaras que, esfuerzo mediante, lograron una buena situación económica y ahora bailan en la fiesta del Gran Poder con seguridad privada que las cuida de posibles robos, dado el valor de sus joyas). Finalmente, una militante del Movimiento al Socialismo (MAS) de la ciudad de El Alto opinó que “vivir bien” incluye el acceso a la salud, a la educación y otros servicios, pero que también debería incluir alguna medida de la felicidad.

Como puede observarse, el abanico de imaginarios detrás del elusivo “vivir bien” es bastante amplio y en general no está puesto en debate. La ambigüedad intrínseca a un “concepto en construcción” es rellenada con ideas diversas y a menudo excesivas dosis de wishful thinking. El problema es aún más complejo porque sus promotores no convocan, como ciertos grupos religiosos, a un éxodo personal de la modernidad; por el contrario, el suma qamaña se postula como un conjunto de ideas destinadas a una transformación sistémica señalada a participar en las luchas contrahegemónicas e incluso a ofrecerse como alternativa al capitalismo allí donde no hay indígenas. Aun en el mundo desarrollado. Pero esquiva por completo que los actuales desafíos a Occidente surgen de países -China, India, Brasil- sostenidos en un desarrollismo feroz, con elites en la frontera educativa mundial y sin cuestionar precisamente ciertas ideas fuerza de la modernidad.

El problema básico del “vivir bien” es que sus difusores no han logrado -ni se han esforzado por- vincular un programa que supuestamente surge de las cosmovisiones indígenas con las experiencias vitales de los indígenas y de las comunidades realmente existentes. En segundo lugar, estas propuestas aparecen desvinculadas del debate macro y microeconómico y de la elaboración de propuestas transicionales relacionadas con el “otro mundo posible”. Problemas como el trabajo, la innovación, la tecnología, el mercado y muchas otras temáticas con las que el socialismo real se estrelló (Nove, 1987) -dejando en evidencia que su abordaje resulta imprescindible en un proyecto poscapitalista- están completamente diluidas en una retórica cuasi mística en algunos casos o simplemente utópica/altercivilizatoria en otros, con un riesgo a la vista: en el caso boliviano, el proceso de cambio choca a diario con viejos problemas como la debilidad del Estado y una institucionalidad endeble, un acceso a la salud por debajo de niveles mínimos de bienestar, una educación que reproduce las desigualdades de origen y un largo etcétera. Frente a todo esto, la receta (casi mágica) es el Estado Plurinacional.

Menos aún, la propuesta del “buen vivir” se articula con la discusión sobre la especialización económica por la que debería optar Bolivia, el modelo productivo, si el tipo de cambio debe ser alto o bajo y otras cuestiones de una esfera en la cual a falta de planteos alternativos se imponen naturalmente los “técnicos”, que han manejado con prolijidad la macroeconomía en la era Evo, pero dentro de unos márgenes bastante conservadores (lo cual no es en sí mismo cuestionable, dados los descalabros anteriores de las izquierdas en el poder -especialmente en los años ochenta-, pero es un llamado a reducir las expectativas refundacionales). Resulta obvio que entre la ritualización del trabajo agrario -y los mecanismos de reciprocidad en las comunidades- que suele ponerse como ejemplo de prácticas otras y la construcción de una alternativa poscapitalista (e incluso posneoliberal) mínimamente articulada hay un larguísimo trecho que sólo se puede rellenar tratando de generalizar algunas experiencias ya existentes, no mediante simples propuestas “holistas” ideales -como la armonía, la reciprocidad y la vida-; sin sustento económico ni sociológico, ni una explicación convincente sobre cómo aplicar estos modelos a las ciudades. En el mejor de los casos existen interpretaciones bastante discutibles sobre las formas de reciprocidad y uso del espacio en las grandes ferias, como la 16 de Julio en la ciudad de El Alto, pero esos análisis no son comprensivos del modelo industrial alteño, basado en el trabajo familiar pero también en la superexplotación del trabajo.

Pero además, al no abordar con seriedad los problemas económicos “duros”, las críticas al capitalismo y los análisis catastrofistas de los partidarios del “vivir bien” son sede de una peligrosa candidez política e intelectual que los vuelve fácilmente rebatibles, tanto por los neoliberales como por los neodesarrollistas. En verdad, el “vivir bien” no se propone reemplazar al capitalismo, su propuesta -como está en la nueva Constitución- es el modelo de pluralismo económico, sin que se sepa cómo se articularán economía comunitaria con economía estatal y economía privada, a no ser por la imagen del tren que usó el vicepresidente García Linera, donde la economía comunitaria era el último vagón (la estatal era el primero). Por otro lado, como no se incluye en la propuesta renunciar a los bienes de consumo tecnológicamente sofisticados, bienes que no es posible construir en el marco de economías comunitarias, estas últimas dependerían indefectiblemente de los productos fabricados en la esfera capitalista. Pero no hace falta ir tan lejos: bastaría pensar simplemente en los alimentos procesados, que pesan crecientemente en el consumo alimentario de los campesinos y que son producidos por la economía de mercado. En general, los partidarios del “vivir bien” responden a cualquier pedido de precisión que “hay que aplicar la Constitución”. Pero sin ideas intermedias, capaces de pensar procesos de transición y desmercantilización de espacios crecientes de la vida social, se termina cayendo en una suerte de fetichismo constitucional, en el que la letra de la Carta Magna podría imponerse sobre el país realmente existente.

¿Quiénes son los indígenas?

 

Un tema adicional es la dificultad para establecer fronteras entre indígenas y no indígenas. Ya desde la Colonia, las categorías étnicas fueron un objeto resbaladizo. Y en muchos casos, la idea de continuidad de los grupos étnicos precolombinos enfrenta una serie de escollos significativos, en parte debido a los traslados poblacionales por parte de los incas (mitimaes) y las posteriores políticas étnicas de la Colonia, destinadas a debilitar el poder residual de los descendientes de los incas, reconocidos, no obstante, como nobles por la Corona española. Otros procesos, como la aymarización de los urus, dan cuenta de las tensiones interétnicas precoloniales. Pero, a su vez, están las fronteras móviles de la indianidad, que en gran medida se expresaban en los censos. La indianidad conllevaba en la Colonia una condición fiscal (pago del tributo indígena) y jurídica (la masa de indios fue considerada “miserable”, pero los nobles incas fueron reconocidos como tales). Luego pasará a ser una condición biológica durante el auge del darwinismo social, una condición de clase en los años cincuenta del siglo XX (indígena=campesino) y, ya en la década del noventa, una pertenencia étnico-cultural mediante la autoindentificación, como queda materializado en el censo de 2001.

También la categoría de mestizo sufrió mutaciones y, si hoy es símbolo de criollo, en el siglo XIX era casi sinónimo de artesano urbano (carpintero, pollerero, herrero, sombrerero, etc.). Hubo ciertos momentos en que blancos y mestizos se censaban juntos y otros (a finales del siglo XIX) en que se diferenciaron, al parecer, debido a que el gobierno popular de Manuel Isidoro Belzu implicó un distanciamiento de la plebe, la “chusma” y los cholos de los aristócratas, en medio de acciones a menudo violentas por parte de los grupos populares urbanos contra las elites.

Pero no solamente cambian los criterios de definición de las categorías étnicas, también cambian las sociedades. Y Bolivia pasó a ser, en el siglo XXI, un país con la mayoría de la población ubicada en las ciudades y pueblos de más de 2 mil habitantes, en el marco de un proceso de desruralización y de migraciones que en ciertas zonas se asimilan a una diáspora, con algunos elementos que, al menos en una primera mirada, pueden resultar sorprendentes. El propio Evo Morales es una buena expresión de esta indianidad contemporánea: desde la adolescencia ya no vive en una comunidad, no usa las lenguas indígenas salvo en contadas ocasiones, adquirió una identidad de sindicalista… y es soltero, lo que le impediría asumir un cargo comunitario tradicional, que es asumido por el matrimonio. Por ello no es sorprendente que, en este escenario, las claves interpretativas del momento actual se vinculen íntimamente con las lecturas de los procesos migratorios y de los espacios urbanos poscomunitarios, donde lo comunitario rural es reactualizado y resignificado, en el marco de nuevas heterogeneidades internas, mecanismos de diferenciación, construcción de prestigio, etc. Así, ¿qué significa ser aymara (una identidad ligada a la ruralidad y la tradición) en un espacio, la ciudad, que sugiere nociones como modernidad y desarrollo?

Albó, Greaves y Sandóval encaran este problema en los primeros años ochenta, enfatizando las continuidades rurales-urbanas. Así, se refieren a lo cholo como una “variante cultural aymara”, es decir, las prácticas culturales no son un mero residuo de lo “aymara rural” sino un efectivo “fondo cultural”. Es más, consideran a la autoidentificación de muchos aymaras urbanos como mestizos como una nueva identidad ficticia. Existiría, así, una identidad oculta que corresponde al investigador develar, prescindiendo incluso de las propias autoadscripciones de los sujetos.

En efecto, Albó et al. sostienen que los aymaras urbanos cabalgan entre dos mundos y reconocen que hay resistencia de los campesinos a considerar como “hermanos” y como jaqi (persona aymara) a los migrantes urbanos y que estos últimos buscan construir marcas que los distingan de los campesinos (vestimenta, aretes, nuevos estilos de bailes y de música). Y -aún más importante-: las fiestas habrían dejado de tener el mismo contenido que en el campo. Lejos de marcar la igualdad, la colectividad, etc., se establecerían el estatus y el prestigio de la misma manera en que el dinero se convierte en el “homenajeado” de las challas. Paradójicamente, cuando Bolivia se vuelve un país crecientemente urbano desde el punto de vista demográfico, accede al poder un partido campesino, en una experiencia única en el continente.

El Tipnis: un punto de inflexión

 

Desde su llegada el poder, resultó claro que Evo Morales no ganó ninguna elección con propuestas de “vivir bien”, al menos con el mencionado plus de sentido que le atribuyen sus defensores. Por eso no fue casual que, por ejemplo, en el cierre de campaña de 2009, en la ciudad de El Alto, el líder cocalero sólo hablara de la obra pública y de políticas de desarrollo, ante la decepción de muchos de los extranjeros que escuchaban el largo discurso lleno de promesas concretas y de cifras. Más recientemente, en una entrevista radial en el programa de la periodista Amalia Pando, el gobernador de La Paz saliente -Pablo Ramos- respondía que la principal demanda de los campesinos es la electrificación rural -además de la construcción de caminos-, a la que el gobierno de Morales ha destinado importantes partidas presupuestarias.

El problema es que la realidad de Bolivia -y de los indígenas- es analizada a menudo con visiones exotistas. Eso queda bastante claro en el documental ¿Por qué quebró McDonald”s?, en el cual se da la imagen de que los bolivianos comen alimentos sanos, limpios y nutritivos, en contraposición a la “comida chatarra” de la cadena estadounidense, lo cual explicaría su salida del país a principio de los años 2000. En esa línea, se silencia por completo, por ejemplo, la expansión del fast food en urbes populares como El Alto, con restaurantes con nombres del estilo de Andrews Chicken. Según datos de su secretario general, la Asociación de Trabajadores en Comida Rápida de El Alto agrupa a unos 300 propietarios de pequeños restaurantes, mayormente de pollo broaster (página 7, 25/2/2012.).

En muchas de estas construcciones de la “Bolivia indígena” hay una visión excesivamente ruralizada del país, cuando alrededor del 60 por ciento de los bolivianos viven en zonas urbanas, y los indígenas “puros” están articulados en el mercado local y global (como queda en evidencia con la expansión del narcotráfico y el contrabando de autos japoneses usados a través de Chile, que ha incluido el asesinato de varios policías). Menos aún se incorpora a los análisis “pachamámicos” la importante conversión al protestantismo entre los sectores indígenas, lo que contribuye a recomposiciones modernizantes de las comunidades y transformaciones en las cosmovisiones indígena/originarias. Presencia cristiana, hay que recalcar, que es también importante en el interior del bloque indígena/popular oficialista, como se pudo ver entre los convencionales del MAS en la Asamblea Constituyente que junto a la derecha se opusieron a legalizar el aborto y a incorporar al texto constitucional otros derechos reproductivos.

Luego está el problema de la estructura productiva. Si bien en Bolivia el Estado es tradicionalmente débil, la economía privada es más débil aún, por lo que las lógicas rentistas operan como una ley de hierro de la política, como puede observarse en los primeros meses de 2012 con la escalada de conflictos diversos: médicos en huelga contra el aumento de su jornada laboral de 6 a 8 horas a pedido de los campesinos; maestros en plan de lucha por aumentos salariales; minas tomadas alternativamente por campesinos y cooperativistas mineros; conflictos entre municipios y departamentos por problemas de límites (incluyendo el acceso a recursos naturales, como pozos gasíferos); discapacitados enfrentándose dantescamente con la policía en demanda de un bono social; pobladores linchando a (supuestos) delincuentes y colocándoles carteles como “soy un ladrón peruano”, entre otros muchos conflictos. Pero, sin duda, el que tuvo mayor divulgación internacional es la resistencia de los indígenas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) a la construcción de una carretera cuyo trazado original partía en dos al Tipnis y amenazaba su espacio vital. Además, según los indígenas, el trazado favorecería la expansión de los cocaleros que ya están instalados en el llamado Polígono 7, al sur del parque de 12.000 kilómetros cuadrados.

El conflicto del Tipnis es importante, además, porque canceló la posibilidad de hacer planes neodesarrollistas en el plano de las políticas públicas y mantener discursos “pachamámicos” en seminarios de formación o tribunas internacionales aparentemente sin costo alguno. La cuestión de la carretera obligó a poner sobre la mesa una pluralidad de problemas que son, precisamente, las dificultades para “aterrizar” perspectivas posdesarrollistas a las que nadie se opone (o mejor dicho nadie se oponía antes del conflicto del Tipnis), pero tampoco (casi) nadie defiende a la hora de definir políticas públicas en una reunión de gabinete. En un país donde los “movimientos sociales” ya están en el poder, los tiempos de las alternativas no pueden quedar completamente desfasados de los tiempos de la política. El conflicto del Tipnis mostró varios problemas:

. Las formas a menudo bruscas con las que el gobierno busca imponer sus planes (como ya había ocurrido con el fallido gasolinazo de diciembre de 2010).

. Que es necesario avanzar en creatividad para buscar soluciones a las dificultades que se van presentando: en este caso, cómo compatibilizar la tradicional necesidad de integración física del país con los nuevos derechos de los pueblos indígenas (y de la propia naturaleza si asumimos en serio el “vivir bien”) consagrados en la nueva Carta Magna.

. El hecho de que los imaginarios de consumo de los sectores populares bolivianos -por más que sean indígenas- no son demasiado diferentes a los de otros espacios plebeyo/populares del continente y del mundo.

Pero hay más: en el caso del Tipnis, los más entusiastas impulsores de la ruta no son grupos oligárquicos (aunque algunas elites pueblerinas amazónicas y empresarios apoyan el trazado) sino los campesinos cocaleros, ahora diabolizados por varios de los defensores del “vivir bien” y por el grupo de ex funcionarios hoy críticos que reclama la reconducción del proceso de cambio.

Todo ello dejó en evidencia que hablar de “los indígenas” no da cuenta de ninguna identidad concreta y está más cerca de una identidad global a menudo construida en el mundo de las ONG, los organismos internacionales y otros espacios alejados de la vida popular y subalterna realmente existente. Para comprender los dilemas y dificultades del proceso de cambio boliviano parece imprescindible reponer la noción de “interés”, es decir, analizar las posiciones en juego de acuerdo a lugares de clase, geográficos, regionales, ecológicos, etc., donde los diferentes sectores construyen sus identidades, sus estrategias y sus intereses colectivos. Por ejemplo, la idea -entre los propios aymaras y quechuas- de que los indígenas amazónicos son salvajes o primitivos tiene una larga tradición desde la época de los incas y no es ajena a la forma como cocaleros y otros campesinos analizan hoy el problema de la carretera del Tipnis.

Como efecto adicional, la dinámica de enfrentamientos generada desde la VIII Marcha indígena de tierras bajas -con amplio apoyo de las clases medias urbanas- en contra del proyecto carretero ha llevado al presidente Evo Morales a afirmar que “el ambientalismo es el nuevo colonialismo” (Opinión, 2012), lo que dicho así echa por tierra muchas de sus afirmaciones en las contracumbres climáticas y en otros foros internacionales como Naciones Unidas.

En este marco, la lucha del Tipnis ha tentado al grupo que promueve la “reconducción” del proceso de cambio a buscar allí a los verdaderos sujetos del cambio, lo que sin duda conlleva como riesgo el menosprecio a las mayorías populares -rurales y urbanas- que alteraron las relaciones de fuerza abriendo camino al actual proceso posneoliberal en favor de sujetos ideales que -esta vez sí- podrían propiciar un “verdadero” cambio. Estas concepciones no son ajenas a las perspectivas políticas de las revoluciones eternamente traicionadas, en función de parámetros construidos por fuera de una “sociología” del propio proceso político y social.

En el caso boliviano, desde el comienzo del actual ciclo político existió una confusión entre la radicalidad del cambio de elites y la radicalidad de las nuevas elites, una diferenciación que no es menor, dado que un análisis basado en un mínimo de realismo sociológico muestra un complejo juego en el cual los sectores populares bolivianos (y no sólo populares) apoyan la cara buena del Estado (políticas redistributivas), mientras pueden combatir a muerte -a veces literalmente- su cara “fea”: es decir, el cobro de impuestos, las leyes de importación y otras regulaciones que limiten diversas formas de “capitalismo popular” existentes en el país. Las complicadas combinaciones entre conservadurismo y radicalidad son un sustrato ineludible en el análisis político boliviano.

Es evidente que ello tiene profundas causas históricas, vinculadas con la propia construcción nacional y que no se trata de criminalizar la “informalidad”, pero hoy resulta evidente que no es posible construir proyectos alternativos al capitalismo hegemónico sin partir de esta sociología económica. Sociología económica que explica, a la postre, por qué se impusieron vías diferentes al “vivir bien” más o menos mitificado, a favor del “capitalismo andino”, o por qué los líderes campesinos dieron un “golpe de Estado” que desplazó de su cargo al viceministro de Tierras Alejandro Almaraz, partidario de la dotación comunitaria de los predios. En efecto, desde hace varios años, los aymaras y quechuas vienen oponiéndose a las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) y denunciando a sus propietarios, especialmente a los pueblos del oriente demográficamente pequeños, como “terratenientes indígenas”.

La propia idea de “reconducción” promueve un imaginario acerca de una “edad de oro” del actual proceso de cambio que nunca existió. Desde el comienzo, el discurso del “vivir bien” coincidía con expectativas mucho más concretas de “vivir mejor”; incluso en el gobierno se hablaba ya de un gran salto industrial, y un periodista del diario estatal Cambio podía escribir un larguísimo artículo propiciando un salar de Uyuni surcado por enormes centrales nucleares. Todo lo cual devino en el potenciamiento de dos grandes ilusiones: la neodesarrollista -que imagina una expansión industrialista de dudosas posibilidades de materialización- y la comunitarista, basada en sujetos ideales y en un comunitarismo abstracto, pleno de figuras retóricas pero sin capacidad para mejorar las condiciones de vida de los bolivianos. Entre ambos extremos, lo que subsiste es un neoextractivismo con cierta redistribución del ingreso y un Estado mucho más activo que en la etapa neoliberal -sumado al debilitamiento del colonialismo interno mediante el Estado Plurinacional-.

No es poco. De hecho es mucho mejor que lo vivido en cualquier otra etapa de la historia de Bolivia. Pero lo que falta es gigantesco, no sólo para construir “otra civilización”, sino para garantizar que casi la mitad de la población salga de la pobreza. Y en esta tarea, como ha señalado Pedro Portugal Mollinedo, la exotización de los indígenas los aleja -no los acerca- del poder.

* El texto de este Cuaderno es una versión editada del publicado en el séptimo número de la revista Crítica y Emancipación. Buenos Aires, CLACSO, 2012. También disponible en www.biblioteca.clacso.edu.ar

Nota.

1 En este artículo sólo consideramos el caso boliviano, en Ecuador el “buen vivir” se articula con otros actores y debates.

Fuente: lafogata.org

 

Article source: http://www.radio19deabril.com/default.aspx?Record=3364

Share

Abrazar la barbarie Blas Piñar Pinedo

 Ong social  No Responses »
jul 292014
 

“Tcharmile” siembra el pánico en Marruecos

Su ídolo es Tony Montana. Su máxima aspiración es convertir su vida en la mejor versión del videojuego “Scarface”. Enfundados en ropa deportiva de reconocidas marcas, haciendo alarde de joyas toscas y un peculiar corte de pelo y exhibiendo su nutrido arsenal en las redes sociales, los Tcharmil mantienen en vilo a varias ciudades de Marruecos. Machete en mano, su firma figura en numerosos actos violentos en Tánger, Fez y Casablanca. El rey, Mohamed VI, ha lanzado una contraofensiva para aplacarles.

Article source: http://theobjective.com/blog/es/Blas_Pinar_Pinedo/2014/07/25/abrazar-la-barbarie

Share