Zara: lo que gusta y lo que se vende

 Ong social  No Responses »
abr 212013
 

“Como Hawai, pero tropical”

–“¿Y la flor japonesa?”

Las cuatro mujeres no hablan de botánica, sino de moda. Sobre la mesa tienen telas, bocetos y un estadillo de ventas. Mejor flores grandecitas, pero sin pasarse. En cinco semanas -dos para fabricar el tejido y tres para confeccionar las prendas-, este algodón con motivos que evocan margaritas dará forma a miles de modelos repartidos en las tiendas de 86 países. Esto es Zara, la madre de la moda rápida, el corazón de un gigante llamado Inditex.

El centro de ese corazón, hasta ahora vedado a la prensa, es el departamento de diseño en la localidad coruñesa de Arteixo, donde se asienta el cuartel general del grupo. Una inmensa nave con 300 almas -sobre todo jóvenes, de 30 nacionalidades-, ordenadores, percheros que delimitan las zonas de trabajo, rollos de tela y máquinas para coser prototipos. En el centro, la espina dorsal: la línea de mesas donde se hace el seguimiento diario de las ventas en los cinco continentes; las encargadas de todas las tiendas reportan detalladamente cada jornada. La información es clave para cumplir el mantra de la empresa: lo que se vende es lo que gusta, luego hay que hacer lo que gusta para que se venda… pero sin repetir lo anterior. Esta especie de silogismo rige el imperio del tercer hombre más rico del mundo según Forbes y Bloomberg, Amancio Ortega, el creador de la mayor cadena mundial de moda a partir de un taller de batas nacido hace 50 años. Su fórmula combina modelo certero y rápido, logística impecable y gusto global. La misma chaqueta en Toledo y en Shanghái.

En una esquina, las cuatro trabajadoras tienen claro el estampado. Tocan los distintos tejidos -seda, viscosa, algodón; unos son más versátiles que otros- y echan un vistazo a la media docena de folios con bocetos a lápiz. Esbozos de chaquetas, pantalones, blusas… Hechuras y tejidos deben casar en armonía. A eso también contribuye Tere, la maniquí, que camina con el prototipo de un conjunto de seda -se cose uno antes de dar el visto bueno-. La duda ahora está en si el pantalón combina mejor con chaqueta o túnica, pero también hay que ver la caída de la prenda. Las patronistas, María José y Socorro, siempre piensan en la comodidad, en una pinza aquí o allá. “Opinamos todas. Somos clientas de nuestro propio negocio. Es importante que te guste la prenda, aunque no siempre te la pondrías tú”, afirma Loreto, diseñadora. Ninguna facilita sus apellidos. Esto es trabajo en equipo y sin egos, el sello de una casa que esgrime discreción y humildad. “Buscamos el consenso”, añade María, la comercial, que está al tanto de las ventas -al día o acumuladas, de cualquier modelo y tienda-. Si no se logra el acuerdo, decide quien maneja los números.

Para acertar con lo que gustará al cliente -sobre todo clienta-, la creación parte de la experiencia: las ventas, las demandas del público que reportan las tiendas, los fracasos cuando los hay. Pero debe ir de la mano de la intuición para lograr algo nuevo, a veces similar. Hay que hacer una apuesta por los colores -¿la gama de los que triunfan en tienda o innovar?-, decidir entre lisos o estampados -¿grandes, pequeños, geométricos?-, elegir las hechuras. El objetivo es seguir la tendencia, esa línea a menudo vaporosa y de duración incierta que separa lo que es moda de lo que no lo es. Intervienen el gusto propio y ajeno, los tonos dominantes en una gala televisada, lo que lleva la gente por la calle y, por supuesto, internet. “El mundo está en un ordenador. Haces una ensalada con todo y ves puntos en común”, explica Loreto. Esa confluencia es una especie de eureka: por ahí va la tendencia.

Moda rápida  y de tendencia

“La moda rápida es la reacción a lo que sucede en la calle, a la gala de los Oscar, al último artículo de Vogue”, explica el profesor José Luis Nueno, autor de una investigación sobre el modelo Zara para la Universidad de Harvard -Inditex es un caso de estudio en muchas escuelas de negocios-. Para él, en la base de la ensalada están “los desfiles de las grandes casas de moda, las indumentarias televisivas y la calle”. ¿La inspiración tiene parte de copia? “No se llama copiar, se llama orientación moda y lo hace todo el mundo”, señala este profesor de la Escuela de Negocios IESE.

Loreto y María siguen la tendencia, pero también contribuyen a ella. Para el cliente, la moda es en gran medida lo que encuentra de nuevo en las tiendas. En las suyas -6 mil 009 en 86 países-, Inditex ofrece 27 mil diseños al año -18 mil de Zara-. Se reproducen en una cantidad ingente de artículos: el mundo tiene 960 millones de prendas de la galaxia Ortega y algo más de 7 mil millones de habitantes, a tenor de los datos del año pasado. “Cuando algo gusta, triunfa en todas partes”, sentencia María. Si no gusta, hay flexibilidad para paliar el error. La producción se puede modular y el tinte permite afinar con el color. Ventajas del sistema de producción vertical, que controla todos los pasos.

“El cliente quiere hoy lo que vio ayer. Le mueve ir a la última a buen precio. Hay muy poco riesgo en la adquisición, porque el desembolso no es muy elevado”, analiza Nueno. E Inditex se lo pone en tres semanas en el escaparate gracias a un complejo engranaje. La velocidad también es clave para el comprador: si la prenda agrada, mejor adquirirla sobre la marcha, porque no se repite hasta la saturación. La novedad -llegan modelos distintos dos veces por semana- es el mejor gancho para visitar con frecuencia unas tiendas que se cuidan con mimo y se ensayan con antelación en Arteixo. Aquí nada queda al azar, ni siquiera la música ambiental de los establecimientos. Ya están en pruebas los escaparates del próximo Otoño, con negros y dorados.

El enorme ejército de la aguja templa sus armas. El tejido se analiza en laboratorio para comprobar que cumple la normativa. Del diseño a los patrones. En las fábricas -Inditex tiene 10 en este polígono industrial- se cortan las piezas de la moda rápida, la seña de identidad de la compañía. Cuellos, delanteros, espaldas, mangas… Un gigantesco puzle etiquetado parte rumbo a una maraña de empresas de confección cercanas. Las ocho marcas de la galaxia Inditex -Pull Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Uterqüe, Zara Home y la propia Zara, que incluye Kiddy’s Class y Lefties- funcionan con autonomía y disponen de una red de mil 490 talleres en 60 países. En ellos se dan las puntadas.

Etica laboral

Las prendas más actuales se realizan en “proximidad”, que para Inditex significa España -sobre todo Galicia-, Portugal, Marruecos y Turquía. Concentran en torno al 51% de la producción, según la compañía. El resto se confecciona en países más lejanos, sobre todo asiáticos, con mano de obra más barata, como China, Camboya, India y Bangladesh. Los plazos son mayores.

Cerca o lejos, todos los talleres que trabajan para Inditex han de cumplir un código de conducta que obliga a ofrecer un trato justo y digno y condiciones de trabajo y salario correctas. Pero a veces dan disgustos. El último, el incendio en una factoría de Bangladesh donde fallecieron siete personas el pasado enero. En Arteixo destacan que un proveedor local había subcontratado ese taller sin el preceptivo permiso previo de Inditex. Han roto con los dos. “Hemos compensado económicamente a los heridos, a las familias de los fallecidos y a los trabajadores que perdieron el empleo”, explica Félix Poza, directivo de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

Cualquier escándalo puede ser tan global como la moda y muy dañino. La compañía ha reforzado la política de responsabilidad desde 2007. Ha suscrito acuerdos de alcance mundial, con los sindicatos por ejemplo, y aumentado las inspecciones por sorpresa. Cuando se detectan incumplimientos, se ofrece un plazo para corregirlos y se evalúan después. El control es el punto que critican los sindicatos españoles, en general satisfechos con las condiciones en las fábricas propias y algo menos con las de las tiendas -más de mil 900 en España-, sobre todo por el empleo a tiempo parcial que permite flexibilidad a la compañía. “Cuando se produce una denuncia, reaccionan bien, pero falla la prevención”, asegura Paula Alves, delegada de UGT. “La empresa no logra impedir que los subcontratistas incumplan el código ético”, añade Carmen Expósito, de la Federación de Industria Textil de CC OO. Más radical se muestra la Confederación Intersindical Gallega (CIG). “El código de conducta es un lavado de imagen sin efectos prácticos”, afirma su responsable de textil, Dores Martínez.

“Las empresas se mueven con las denuncias, no con la prevención, pero al menos Inditex es de las que se mueven”, concede el activista Albert Sales. Trabaja en la campaña Ropa Limpia -presente en 14 países, en España a través de las ONG que forman Setem-, que denuncia la precariedad laboral en “la industria global de la confección”, marcada “por la difícil planificación y la necesidad de cumplir plazos”. “Inditex es la empresa líder del mundo. Fuerza a otras a posicionarse sobre la RSC y a tener algunos compromisos, pero el tiempo demuestra que son ineficaces”, sostiene. El problema de fondo es “estructural”, consecuencia de un modelo de producción que entraña “presiones muy fuertes sobre los productores”. “En la moda rápida, los riesgos del negocio se transfieren a los trabajadores y se convierten en riesgos sociales para ellos”, zanja Sales. “Ya hemos pasado de reactivos a proactivos”, defienden en el equipo de RSC de Inditex. “Somos exigentes, pero no somos de exprimir. Nos creemos la obligación de ser decentes”, añaden un escalón más arriba. “Los derechos humanos y laborales son indisociables”.

Las factorías externas son vitales, pero también la tecnología -el primer ordenador se compró en 1976- y la logística. La novedad llega por tierra, aire o mar, y siempre acaba en un camión rumbo a enormes plataformas logísticas. Todo lo de Zara pasa por la de Arteixo para acabar en las mil 925 zaras del mundo.

A tono con la tecnología

Los modelos de mayor prestancia, como las chaquetas, hacen escala previa en la fábrica. Ahora está inundada de americanas fucsia -este Verano mandan los colores fuertes-. Se planchan una a una, en cadena, con máquinas informatizadas: unas operarias, las mangas; otras, los delanteros. Suena Cuerpo triste, de Estopa, pero nadie se queja. Una docena de empleadas dejan listas 4 mil chaquetas al día. Y alguna, como Isabel Naya, elige de paso su compra. “Antes llamaba a una amiga que trabaja en una tienda para que me avisara cuando llegara, pero con internet ya no hace falta”, dice.

La venta online es la nueva joya de la corona del imperio Ortega, aunque la compañía se resiste a dar datos. Despegó con cierto retraso, a partir de 2010, y ya está implantada en 23 países, China incluida. Amén de facilitar una gran información que complementa la de las tiendas -“se puede medir hasta la duda”, dicen-, es otro canal de ventas y realimenta al clásico. El cliente suele recoger el encargo en el establecimiento y puede adquirir algo más.

Para quien va de compras por la pantalla, se mima el escaparate electrónico. En la web se presentan primero los modelos con los que posa, “sin pensar en nada”, la maniquí Amanda Moreno en el estudio. Luego se potencian con las combinaciones que conforman el catálogo. El público puede enviar sugerencias. Aquí no se da puntada sin hilo. Por aprovechar, hasta se reutilizan media docena de veces las cajas de cartón antes de reciclarlas. La factura eléctrica se atenúa con las placas solares y el molino eólico del cuartel general. La sostenibilidad ambiental empezó con otro criterio muy en el ADN de la casa: el ahorro.

Las chaquetas fucsia avanzan por raíles hasta la plataforma logística. Los ordenadores rigen el sistema, ideado a partir del transporte de maletas, la clasificación postal y los códigos de barras. Así se organizan los envíos a cada Zara dos veces por semana. “Pasa un par de días desde que una tienda en Japón nos hace el pedido hasta que lo recibe”, concreta el portavoz de Inditex, Jesús Echevarría.

Ese comercio nipón será como cualquier otro de la cadena: minimalista y glamuroso, ambiente relajado. La tienda, palabra que se pronuncia con devoción en Arteixo, es el principal escaparate de una firma que apenas gasta en publicidad. Un ahorro importante. “Cada cliente debe tener su propia imagen de Zara, ser su juez sin la influencia de los anuncios”, defiende Echevarría. Y si el cliente es una celebridad que viste la marca -detalle que suele trascender-, ¿qué mejor promoción?

Homogéneas, pero también hay zaras en ubicaciones singulares y, cada vez más, en sitios de lujo, Quinta Avenida incluida. Entre marzo de 2011 y junio de 2012, Inditex ha destinado 960 millones de euros a comprar tres locales emblemáticos –tiendas bandera que posicionan la marca– en otras tantas millas de oro de Nueva York, Milán y Londres. Pero aseguran que no viran hacia el inmobiliario. “No es nuestro negocio. Generalmente alquilamos porque el coste y el riesgo son menores”. Pero tampoco iban a dejar pasar oportunidades de inversión como esas, y había caja bastante. Aquí no se desaprovecha nada.

La tesorería no falta. Inditex ha abierto el ejercicio con 4 mil 97 millones disponibles. Año tras año, bate récords. En el último ejercicio (de febrero de 2012 al 31 de enero pasado) sus ventas se han encaramado un 16%, hasta los 15 mil 946 millones de euros –dos tercios corresponden a Zara–. Equivalen a más del 1,5% del PIB español. El beneficio neto supuso 2.361 millones, un 22% más. Es la empresa española con mayor valor en Bolsa.

Con la fórmula de ofrecer al cliente lo que quiere comprar y hacerlo deprisa, la compañía ha crecido hasta ser un emporio. Inditex tiene 120 mil empleados, en torno al 80% mujeres.

Moda

6 mil Tiendas en 86 países

27 mil Diseños de prendas se producen al año

18 mil De los diseños producidos son para Zara

Article source: http://www.periodico.am/leon/mexico/zara-lo-que-gusta-y-lo-que-se-vende-10976.html

Share

"Andalucía ha sido extremadamente rica pero ha tenido unas …

 Ciencia  No Responses »
abr 212013
 

Centenares de artículos, capítulos de libros, decenas de monografías, distinciones -donde brilla su nombramiento como académico numerario de la Real Academia de la Historia en 2007-, y decenas de direcciones de tesis doctorales se acumulan en la trayectoria del gran especialista español en el siglo XVIII, el catedrático de Historia Moderna en la UNED Carlos Martínez Shaw (Sevilla, 1945). A todas estas facetas -o quizás por todas ellas-, hay que unir una profunda vocación social que le lleva a analizar, con la perspectiva de la Historia, la España de hoy. El patrimonio, como “una de las grandes fuentes de riqueza”, y la deriva de un país en crisis centran un discurso en el que también asoma Cataluña, esa tierra a la que ha dedicado investigaciones pioneras sobre el comercio catalán.

-En Andalucía, se escucha con frecuencia que otros pueblos con un patrimonio menos rico y diverso explotan mejor sus recursos.

-De eso se trata, de ser consciente de sus posibilidades, en el uso público, en lo económico, y en el gozo con ese patrimonio. Referido sólo al patrimonio arqueológico de Sevilla, recientemente se presentó una tesis de fin de máster en la Universidad Hispalense sobre Arqueología Pública, de María Ibáñez. Insistió en esa temática y en los déficits que todavía existían en su apreciación.

-¿Cómo podemos alimentar ese aprecio?

-No se trata sólo de ir a visitar monumentos, museos o lugares de memoria, sino de construirlos, de trabajar, de interactuar con las personas que trabajan en las excavaciones, los restauradores, incluso colaborar con entradas en los archivos. La educación en el patrimonio puede ser una cosa tremendamente sugestiva.

-Se puso en boga el sintagma patrimonio intangible por la campaña del flamenco ante la Unesco.

-No es que esté de moda, es que es un descubrimiento relativamente reciente. En Andalucía, el flamenco, por su originalidad, es uno de los patrimonios intangibles más importantes y de gran atractivo para quienes nos visitan. Hay que fomentarlo dentro de la comunidad andaluza, porque el flamenco es un arte de gueto. Aunque se crea lo contrario, no es popular, porque se confunde con las sevillanas. Si a un adolescente le hablas de flamenco, a ver qué sabe, qué conocimiento tiene…

-Hay campañas que promueven que el flamenco llegue a las escuelas de Andalucía.

-No se transmite por ósmosis ni de modo inmediato. Hay que dar clases de flamenco desde la escuela porque es un arte con muchas vertientes. Además del cante, el baile y el toque, está conectado con las artes escénicas, plásticas y, por supuesto, con la literatura. Nada que no se enseña se aprende.

-Se achaca con frecuencia que recurrir a este patrimonio es acudir a la estampa del XIX.

-La visión externa del flamenco es la que procede del pintoresquismo. La imagen de España se hacía a través de Andalucía y de lo más original: el flamenco, los toros, el bandolero, los gitanos y unos cuantos tópicos. Ya estamos en el siglo XXI y eso queda superado. El flamenco es un arte rico, complicado y serio.

-La Junta anunció a primeros de este año que retiraba sus ayudas a los Ayuntamientos para la conservación de sus edificios históricos.

-España es un país que se hunde y que camina hacia la absoluta miseria y todo lo que se estime que no es decisivo para la supervivencia se está abandonando. Está cayendo la ciencia, la Universidad, la cultura, la educación, la sanidad… Toda una serie de aspectos vitales que se consideraban fundamentales para una vida civilizada. Menos dinero para restauración y conservación repercute, por ejemplo, en la aparición de nuevos yacimientos. Si no hay financión, uno no puede inventar. Eso de que la imaginación se agudiza con la pobreza no es verdad.

-Una máxima es que la historia siempre es cíclica. ¿Qué época se parece a este tiempo de desafección a las instituciones?

-Por el desánimo y la desconfianza institucional, estamos en una época parecida a la de la última etapa de la Restauración. Había una falta de credibilidad en la clase política, como hoy muy ganada a pulso por una serie de políticos completamente irresponsables en el marco de una crisis económica que está repercutiendo en las clases más desvalidas. Un momento de la Restauración que va desde 1898, la famosa Generación del 98, hasta el gran momento de ilusión que fue la Segunda República, que volvió a poner en primer plano una vida política saneada. En medio hay toda una política regeneracionista representada por políticos como Francisco Giner de los Ríos, Díaz del Moral, Blas Infante, Joaquín Costa… Hay similitudes, pero la historia no se repite igual.

-Ahora se hace un llamamiento continuado a la colaboración ciudadana. Está en capilla la Ley de Mecenazgo. Tiene poca tradición en nuestra sociedad, ¿no?

-El mecenazgo no es algo ajeno a la vida española. España ha tenido personas e instituciones que han patrocinado las letras, las artes… La Edad Moderna está llena de ejemplos. Pero aquí no ha tenido el arraigo que ha tenido en otros países. En Estados Unidos todo se hace a base de fundraising, para un cuadro, un museo o un proyecto de investigación. En España, eso tradicionalmente lo ha realizado el Estado. Ahora el actual Gobierno impone unas políticas absolutamente restrictivas en materia de cultura, que más que un mecenazgo está haciendo un antimecenazgo. La subida del IVA es devastadora.

-Con las cotas más altas de paro, Andalucía parece sumida en el letargo, ¿qué momento marca el giro a la decadencia que llega hasta hoy?

-El gran momento de esplendor se rompe en el siglo XVII, también para el conjunto del reino de Castilla. En algunos lugares, se produce un hundimiento de la economía agraria, industrial y comercial espectacular, como pasó en Sevilla, con la famosa peste de 1649. Esas cotas de esplendor no llegan a alcanzarse más aunque todavía hay buenos momentos en el resto de siglos y por lo tanto hay lugar para la esperanza.En el XVIII, la época del reformismo borbónico consigue frenar esa caída. El siglo XIX, la caída del comercio con América y las graves crisis políticas, generan un periodo difícil. Hubo un periodo de recuperación económica sin refrendo político como fue la Restauración. El XIX es el tiempo de grandes sectores, como el vitícola, en Jerez; la Andalucía minera, del cobre en Riotinto; o el sector de la cría de toro bravo… Hay un momento de recuperación pero las estructuras no funcionan: el caciquismo, el latifundio, las enormes diferencias sociales entre el jornalero y el gran propietario…

-¿Eso no pasaba en el resto de España?

-Andalucía ha tenido el triste privilegio de que siendo una región extremadamente rica tenía unas estructuras sociales y políticas extremadamente endebles. Ahora, Andalucía ha hecho valer esas bazas de una agricultura reproductiva, de unos recursos turísticos muy fuertes, de una oferta cultural muy amplia… Había respirado de alguna manera pero ahora se ha producido una involución que no sé si se superará en una década. Eso forma parte de la futurología.

-El turismo es el gran fuerte hoy, ¿cómo se debe vender Andalucía?

-Es cuestión de imaginación, de apoyos de lo entes públicos y de la iniciativa privada. En algunas ocasiones se aceptan propuestas de tour operadores muy locas: visita por la mañana a la Catedral de Sevilla, por la tarde la Mezquita y duerma usted en Granada. Es como aquella película Si hoy es martes, esto es Bélgica, donde un grupo de turistas recorren Europa en una semana. Aquí todavía hay mucho por hacer y se han perdido oportunidades. Tras la Expo se pudo hacer un gran museo de la Navegación, con aquellas estructuras, la Nao Victoria reconstruida… Ahora tenemos grandes espacios y no sabemos qué hacer con ellos, como la Fundición, posiblemente la industria que más tiempo ha estado activa en toda España desde 1575 hasta 1991.

-O las Atarazanas.

-Si entra el capital del CaixaFórum puede ser algo. Sólo hay que ver los dos CaixaFórum de Barcelona y Madrid para pensar que se puede hacer algo maravilloso. Y no es que no se hayan hecho cosas: el Museo de Bellas Artes de Sevilla era un museo muerto y ahora es un museo vivo, la Fundación Focus es tremendamente activa desde que la dirige Anabel Morillo. Si las políticas son acertadas, son palancas para salir de este momento de miseria.

-Como gran conocedor de Cataluña, ¿en qué quedará la deriva soberanista?

-No creo que acabe en nada que sea la separación de Cataluña del conjunto de España. Cataluña es una sociedad plural y seguirá siéndolo. Son visiones oportunistas, porque lo que hace Artur Mas son cortinas de humo de lo mucho que también él tiene que ocultar. Pero sí es cierto que hay un movimiento de desafección con respecto al resto de España que se ha producido en otros momentos en los que ha habido crisis a nivel de Estado. Pasó a mediados del siglo XVII con La revuelta de Els Segadors. Y a finales del siglo XVII, Cataluña adoptó mayoritariamente posiciones en favor del archiduque Carlos frente a Felipe V y volvió a pasar en la Edad Contemporánea. Hay elementos separatistas pero también en Madrid hay elementos separadores, sobre todo por parte de la derecha, que lanza constantes ataques contra Cataluña que crean ese malestar. Soy visitante cotidiano de Cataluña y aquello se reconducirá. La solución es llegar a alguna fórmula de Estado federal, que de alguna forma ya lo tenemos, reconocida a nivel constucional de tal forma que Cataluña se sienta cómoda y reconocida en el conjunto de España.

Article source: http://www.malagahoy.es/article/andalucia/1507069/andalucia/ha/sido/extremadamente/rica/pero/tuvo/estructuras/endebles.html

Share

Quinzán, con el National Marine Information and Research Centre …

 Ciencia  No Responses »
abr 212013
 


Sandra Penelas

La flota gallega comenzó a explotar intensamente los caladeros de Namibia en la década de los 70, cuando el país africano todavía estaba lejos de la independencia ,que no logró hasta 20 años después, y la sostenibilidad era una palabra desconocida en todos los océanos. Pero hoy nuestros científicos se desplazan allí para formar a sus colegas en la gestión y conservación de los recursos propios. El Centro Tecnológico-Fundación Cetmar es el coordinador científico de un proyecto financiado desde 2010 por la Consellería del Mar y la Agencia Española de Cooperación Internacional y en el que también colaboran investigadores del CSIC e IEO. Marta Quinzán (Chantada, 1979) es la experta desplazada de forma permanente en el Centro de Investigación e Información de Recursos Marinos (NatMIRC), en la ciudad costera de Swakopmund.
“Tenemos una gran tradición en investigación pesquera y ponemos a su disposición el conocimiento que hemos acumulado para que ellos decidan. Ésta es una de las partes más bonitas del proyecto porque la idea no es generar dependencia, sino facilitarles las herramientas y que cuando nos vayamos en diciembre el personal esté capacitado para trabajar de forma independiente”, destaca.
Las colaboraciones entre investigadores de ambos países son habituales desde hace años pero esta iniciativa persigue establecer un marco “integral y coordinado” de forma conjunta con las autoridades namibias. Marta se incorporó a la segunda fase del proyecto en abril del año pasado y, además de coordinar las visitas de los científicos españoles al centro NatMIRC, es la responsable de un grupo integrado por cinco técnicos locales.
“Aunque la flota no las divide y se evalúan como una sola, en estos caladeros se pescan, en realidad, dos especies de merluza diferentes con ciclos biológicos distintos. Contamos con observadores en los buques que nos pasan la información sobre las capturas de cada especie y mi misión es formar a los técnicos para que tengan la capacidad de analizar todos estos datos y así contribuir a evaluar y gestionar mejor los stocks”, explica Marta.
La experta se refiere también a la “capacidad transformadora” que estos proyectos generan en la concepción que los namibios pueden tener de un país presente en sus ricos caladeros durante décadas, aunque sus habitantes, subraya ella, destacan por su carácter acogedor y respetuoso. “Alguna vez puedes oír algún comentario negativo pero, en general, entienden que la pesca genera una gran riqueza para su economía después del sector minero. No son un pueblo pescador, ni siquiera de forma artesanal, y las empresas extranjeras deben estar participadas en un 51% por namibios. Creo que, en general, los investigadores y el sector extractivo estamos juntos en un mismo barco: la sostenibilidad. Quiero pensar que eso ya lo hemos ganado y aquí también se entiende así”, destaca.
Aunque nacida en el interior lugués, Marta pasaba sus veranos en la ciudad olívica, donde reside parte de la familia, y siempre se sintió atraída por el gran azul. Gracias a su trabajo en NatMIRC, se ha encontrado con un viejo amigo al que conoció durante una estancia como “erasmus” en la universidad noruega de Tromso, que destaca por su investigación pesquera. “Estudiaba Ciencias del Mar en Vigo y me fui allí durante todo un curso. Me sorprendió la cantidad de africanos que realizaban másteres con apoyo del Gobierno noruego y uno de mis mejores amigos era Johannes, que ahora trabaja en el despacho de al lado”, relata.
Tras regresar a Galicia y licenciarse en 2005, realizó un máster de Pesquerías y comenzó a trabajar como recolectora de información en la lonja viguesa, un trabajo que más adelante compatibilizaría con una plaza en la base de datos del departamento de descartes: “De noche iba al puerto y, por la mañana, trabajaba en cabo Estai. Pero cuando te gusta lo que haces no te parece un gran esfuerzo”.
Después consiguió un contrato a cargo del plan nacional de recogida de datos básicos y, durante todo ese tiempo, Marta se presentó a las convocatorias del Cetmar relacionadas con la cooperación internacional mientras soñaba con viajar a África. Se quedó a las puertas de participar en la primera fase y el año pasado no pudo evitar las lágrimas cuando la llamaron para ofrecerle el reto. “Dejar una institución como el IEO en la actual situación es difícil, pero mis jefes me animaron y no me arrepiento”, sostiene.
Marta ya es una más en el NatMIRC: “Cumplí un año aquí el día 9 y para celebrarlo me cantaron el cumpleaños feliz y me regalaron un pasaporte simbólico de Namibia”, revela. Visita en bicicleta, su medio de transporte habitual ya desde que residía en Vigo, el antiguo gueto de la ciudad durante el apartheid, Mondesa, para asistir a clases de percusión: “Vivo al lado y voy tan tranquila. Tengo muchos amigos allí y es una forma de conocer una parte más auténtica del país. En general la mayoría de mis amigos son ovambos y me he acercado más a esta cultura. Pero no es mi mérito el haberme adaptado, sino de los namibios. Son una gente ´superabierta´ y por la calle te paras a hablar en cualquier esquina sobre cualquier cosa”, señala.
Solo conoce a otro español en Swakopmund, pero cada vez que se desplaza a recoger a algún científico del proyecto al aeropuerto de Walvis Bay, el llamado “Vigo africano”, aprovecha para hablar gallego: “Siempre te encuentras a alguien de Cangas o de A Guarda que llega o regresa a casa tras acabar la marea”.

Article source: http://www.farodevigo.es/sociedad-cultura/2013/04/21/cientificos-empresarios-barco-sostenibilidad/795351.html

Share

Germán Delibes, Manuel Martínez y Julio Borrego, entre los …

 Ciencia  No Responses »
abr 212013
 

El arqueólogo Germán Delibes, el deportista Manuel Martínez o el catedrático de Lengua Española de la Universidad de Salamanca (USAL) Julio Borrego figuran entre los ocho galardonados que recibirán este lunes los Premios Castilla y León 2012.

Germán Delibes, Manuel Martínez y Julio Borrego, entre los galardonados que recibirán mañana su Premio Castilla y León

El acto tendrá lugar en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, hasta donde se desplazarán los distinguidos en cada una de las ocho modalidades: Alberto Orfao en Investigación Científica y Técnica; Jesús López Cobos en Artes; Juan Pedro Aparicio en Letras; Julio Borrego en Ciencias Sociales y Humanidades; Francisco Javier Sierro en Protección del Medio Ambiente; Cáritas Regional, Cruz Roja Española en Castilla y Léon y Federación de Bancos de Alimentos en Valores Humanos; Germán Delibes en Restauración y Conservación del Patrimonio, y Manuel Martínez en Deporte.

Alberto Orfao ha obtenido el reconocimiento por sus investigaciones en el diagnóstico molecular de enfermedades neoplásicas y por su tarea de difusión de la Biotecnología Sanitaria en la Comunidad. Nacido en Lisboa (Portugal), Orfao trabaja en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca y ha sido autor de 29 patentes registradas en Europa, Estados Unidos y Japón. Por otra parte, ha recibido 38 premios científicos entre los que se incluyen el ‘Berend Howen’ y el ‘Wallace Coulter’.

En cuanto a Jesús López Cobos, ha conseguido el Premio Castilla y León de las Artes por ser el director de orquesta español con mayor proyección internacional, así como el primero en recibir el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

El periodista leonés Juan Pedro Aparicio ha sido distinguido en la categoría de Letras por su “literatura personal e imaginativa”. Aparicio fue director del Instituto Cervantes de Londres y atesora el Premio Nadal de Novela, el Garbo de Novela Corta y el Guernica por ‘Lo que es del César’.

Asimismo, el miembro de la RAE Julio Borrego ha sido galardonado por su “innovadora e influyente actividad investigadora” sobre el español, mientras que a Francisco Javier Sierro le han seleccionado por su estudio de los cambios climáticos en el Mediterráneo y Atlántico norte.

La candidatura conjunta de Cáritas a nivel regional, Cruz Roja Española en Castilla y Léon y la Federación de Bancos de Alimentos en la Comunidad, ha logrado el premio a los Valores Humanos por sus “dilatadas experiencias solidarias y el esfuerzo continuo en el ámbito de los servicios sociales”.

Respecto al arqueólogo y catedrático de Prehistoria en la Universidad de Valladolid (UVA), Germán Delibes de Castro, el jurado ha valorado su labor investigadora y docente, pero también su papel como “referencia internacional” en este campo, donde ha dejado “sólidas aportaciones” referidas al territorio castellanoleonés.

Finalmente, el laureado atleta Manuel Martínez, considerado “mejor lanzador de peso español de todos los tiempos”, ha victo recompensado su “dilatado historial” y su participación en cinco Juegos Olímpicos.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.

Article source: http://www.20minutos.es/noticia/1792622/0/

Share

Correa reconoce el trabajo en investigación de Repsol en Ecuador

 Ciencia  No Responses »
abr 212013
 

Valencia, 20 abr (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha reconocido hoy el trabajo en investigación que desarrolla la empresa Repsol en Ecuador y su impacto en la extracción petrolera en el territorio.

Correa se ha referido así a la compañía española durante la transmisión del programa radiofónico de los sábados “Enlace Ciudadano”, ante unos 5.000 compatriotas, en el Museo Príncipe Felipe de Valencia, ciudad en la que el presidente ecuatoriano logró el 89 por ciento de los votos en las elecciones presidenciales del pasado mes de febrero.

En relación con el negocio de la minería y el petróleo, el presidente de Ecuador ha dicho que no son el principal problema de la selva amazónica, cuya amenaza más importante es, a su juicio, “el avance de la frontera agrícola y pecuaria” y las talas ilegales.

Según el presidente ecuatoriano, “las zonas donde mejor está la selva es donde hay empresas responsables”, como la petrolera Repsol, cuyas instalaciones ha visitado hoy en Madrid antes de viajar a Valencia.

“Esa es la realidad, pero se vive de mucho mito”, ha lamentado Correa, quien ha considerado que para luchar contra la desaparición de la selva son necesarios los recursos que provienen del petróleo y de la minería, y ha destacado la importante labor que está desarrollando Repsol en su país, donde tiene contratos de prestación de servicios.

Precisamente hoy ha visitado, dentro de su gira europea, el Centro de Tecnología de Repsol, acompañado del presidente del grupo petrolero, Antonio Brufau, situado en la localidad madrileña de Móstoles.

Durante la visita, Correa ha podido conocer varios de los laboratorios en los que Repsol realiza investigaciones que abarcan todos los negocios de la compañía -exploración y producción de petróleo y gas, refino de crudo, petroquímica y nuevas energías-, ha indicado Repsol en un comunicado.

Repsol trabaja en Ecuador desde 2001 y poco después de la llegada de Correa a la presidencia, en 2007, se vio obligada a renegociar todos sus contratos en el país -al igual que el resto de las grandes petroleras extranjeras- para equilibrar sus ganancias con las del Estado.

Sobre cuestiones políticas, Correa ha afirmado que el “gran desafío de la humanidad” es “liberarse de un sistema que aplasta a los seres humanos, todo en función del capital”, especialmente, el financiero, y que impera también en España.

Correa, quien ha resaltado que España “está sufriendo mucho”, ha afirmado que la dependencia del capital “no es técnica, no es ciencia, es pura y simple ideología y abuso en función del capital financiero”.

Tras afirmar que los ecuatorianos quieren “mucho al Gobierno español”, a su presidente, Mariano Rajoy, y a su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero, ha indicado que no critica gobiernos, sino sistemas.

Ha insistido en que la ley de desahucios española “es inmoral y criminal” porque sitúa el coste sobre los seres humanos, cuando, en su opinión, el riesgo “debe ser del capital”, porque los bancos “tuvieron comportamientos oportunistas” y prestaron “en exceso” y ahora, “no quieren asumir su responsabilidad”.

Ha criticado que esta crisis está provocando que las familias que necesitan una casa estén sin casas y que a los bancos, que no quieren casas, les sobren, y eso, para el presidente de Ecuador, “es una economía torpe”.

Correa también ha defendido que Europa puede generar crecimiento y empleo de forma rápida aplicando determinadas políticas porque “tiene sus capacidades intactas”, el problema, ha dicho, es que “todo está en función del capital financiero”.

Los problemas de Europa, ha dicho Correa, son “fáciles de superar” porque, a su juicio, “no es una crisis real la que sufre”, sino financiera, y sus capacidades, ha reiterado, “están intactas”.

Correa ha terminado su programa con la canción “Un beso y una flor” de Nino Bravo, cantante valenciano del que se ha declarado fanático y de cuya muerte se acaban de cumplir 40 años, y ha llegado a cantar este tema, así como música popular de su país. EFE

ca.im/mgm


Síguenos a través de Twitter en @Esteminuto

Sigue a Terra Noticias en tu móvil en m.terra.com.co

Sigue también en tu tablet a Terra Noticias por tablet.terra.com.co

Article source: http://economia.terra.com.co/noticias/noticia.aspx?idNoticia=201304201845_EFE_18284177

Share

Desarticulada una red que raptó a 21 empresarios con chalecos …

 Ciencia  No Responses »
abr 212013
 

La Policía Nacional, en colaboración con la francesa y luxemburguesa, ha desarticulado una organización de secuestradores con la detención de dieciséis personas, responsables del rapto de 21 empresarios a los que intimidaron con chalecos explosivos simulados.

Según ha informado hoy la Dirección General de la Policía, seis empresarios interesados en la compra de productos informáticos fueron confinados en un hotel de París hasta que entregaron cerca de un millón de euros como rescate.

La organización también secuestró en un establecimiento de Luxemburgo a 15 joyeros y relojeros suizos de los que obtuvieron 2,3 millones de euros en efectivo, joyas y relojes.

Precisamente, según informa la Policía, uno de esos relojes de lujo ha sido clave para identificar al líder de trama, ya que lo llevaba en su muñeca cuando fue localizado en un control rutinario en Torremolinos.

El cabecilla de la trama había elegido España principalmente como “refugio” tras escapar de prisión en Francia y seguidamente cometer los secuestros.

En España, creó una red de colaboradores para dar salida a los relojes y joyas y blanquear el efectivo.

En este momento hay 16 personas detenidas; 8 en Francia y 8 en España y se han incautado seis pistolas, así como 124.000 euros en efectivo y varios relojes de lujo procedentes de los rescates.

El cerebro de la organización, según ha informado la Policía, es un peligroso delincuente de origen argelino que cumplía condena en la prisión francesa de Aviñón, de donde consiguió fugarse en octubre de 2012.

Seis de las víctimas de la red fueron captadas en Marruecos por una prostituta de alto nivel que les ofreció un rentable negocio en la compra de productos informáticos y les persuadió para que se trasladaran hasta París con una importante cantidad de dinero en efectivo.

En un hotel de la capital francesa se produjo el secuestro, que se prolongó hasta que las víctimas entregaron cerca de un millón de euros en efectivo al grupo organizado.

El siguiente rapto se produjo en Luxemburgo, dónde el líder de la organización aseguró ser el jefe de seguridad de un príncipe árabe dispuesto a invertir una muy importante suma en la compra de joyas.

Mediante el engaño consiguió congregar en un establecimiento a 15 empresarios de joyería y relojeros suizos.

Allí, armados con pistolas, los integrantes de la organización retuvieron a los empresarios y se apoderaron de 1,3 millones de euros en joyas y relojes y otro millón más en efectivo.

Para evitar que los empresarios huyeran, los secuestradores utilizaron supuestos chalecos bomba que decían estar forrados con explosivos y que detonarían si alguien se alejaba del lugar.

La investigación ha sido desarrollada por agentes de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (UDYCO) y de la sección de Secuestros y Extorsiones de la Comisaría General de Policía Judicial, conjuntamente con la Unidad de Lucha contra el Crimen Organizado de la Policía francesa y luxemburguesa.

Además, han apoyado en la operación agentes de los Grupos Especiales Operativos de Seguridad (GOES) y de la Brigadas Provinciales de Policía Judicial y Policía Científica de Málaga.

Article source: http://www.elmundo.es/elmundo/2013/04/21/espana/1366535396.html

Share

Los científicos se quedan este año sin proyectos del Plan Estatal

 Ciencia  No Responses »
abr 212013
 

Los pilares del sistema español de ciencia se tambalean. Los están erosionando gravemente los recortes de la financiación más los retrasos de los programas —que también tienen el efecto de reducción presupuestaria—, y miles de investigadores sufren las consecuencias. El último hachazo, ya oficial, se ha aplicado a los recursos humanos, con el aplazamiento este año de las convocatorias (de 2012) de cuatro grandes programas de contratación de investigadores y técnicos. Pero en el horizonte inmediato, los proyectos científicos del ahora llamado Plan Estatal, que sostienen la investigación de miles de investigadores, están tan retrasados que es casi inevitable que se pierda este año. En la última convocatoria se aprobaron 3.184 proyectos con una financiación total plurianual de 309 millones de euros.

“Como los proyectos son trienales, un tercio de los científicos que investigan con las subvenciones del Plan están en vilo porque para tener la financiación el próximo enero y mantener la continuidad del trabajo tendría que haberse iniciado ya el proceso y todavía no saben nada; pero además, otro tercio, los seleccionados en la última convocatoria, que habrían tenido que tener el dinero a principios de este año, no han recibido ni un euro”, señala Carlos Andradas, presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España. “Llevamos ya casi cinco meses de retraso de la convocatoria de proyectos de 2013 y, aunque se hiciese antes del verano, parece imposible que se resolviese a tiempo”, añade.

Ningún responsable de la Secretaria de Estado de Investigación ha querido explicar a EL PAÍS la situación y perspectiva, pero a través de su encargado de relaciones con la prensa ha anunciado que la intención es “convocar el plan antes del verano”.

Para asignar las subvenciones de investigación a los científicos, España sigue el proceso estándar internacional de someter cada solicitud a la evaluación científica de especialistas en cada materia. El proceso, que dura unos tres meses, debe garantizar que reciben el dinero (por el que se exigen cuentas) los mejores proyectos liderados por investigadores solventes. Luego, las fases de gestión desembocan en la lista definitiva de elegidos. Así, la resolución de la convocatoria tarda nueve meses como mínimo, en los años sin problemas. Pero la última se hizo en diciembre de 2011 y no se resolvió hasta finales de enero de 2013.

La evaluación por expertos garantiza que se financian los mejores trabajos

El pasado diciembre —la fecha habitual— la Secretaría de Estado no convocó los proyectos científicos. Ni en enero, ni en febrero… ahora, con abril avanzado, a no ser que se mutilase alguna fase del proceso de evaluación y selección, es prácticamente imposible realizar todo el proceso y tener la lista de los elegidos antes de concluir el año, aseveran los expertos consultados. En resumen, entre 2012 y 2013 habrá habido una única convocatoria de proyectos del Plan Estatal de I+D+i, en lugar de dos. Y los científicos verán interrumpidas sus investigaciones o no podrán arrancarlas.

Los incumplimientos de plazos se convierten también en recorte en un capítulo crítico del sistema de ciencia: los contratos de investigadores y de personal técnico para las universidades y centros de investigación de toda España. Un total de 940 plazas se convocaron el pasado 22 de octubre (con nueve meses de retraso) para contratos de científicos de alto nivel del programa Ramón y Cajal (165), del programa de acceso a la investigación Juan de la Cierva (225), de tecnólogos Torres Quevedo (330) y de contratos de personal técnico y de apoyo. En seis meses tenían que estar seleccionados. Pero este mes, el BOE anunció que el plazo de resolución se amplía a un año. “Las evaluaciones son muy difíciles de hacer en los seis meses que indica la Ley de Subvenciones, y el plazo se puede ampliar”, argumenta la Secretaría de Estado. Pero las evaluaciones del Ramón y Cajal, realizadas por científicos que han examinado la valía de cada candidato, terminaron el mes pasado (las de física y de biología, en la primera quincena de marzo).

Si no se remedia la situación, los científicos que presentaron sus candidaturas para obtener un contrato Ramón y Cajal (de cinco años) se pueden encontrar con una respuesta un año después. El retraso se traduce en ahorro para el Gobierno (meses que no hay que pagar a los nuevos contratados). Pero para la ciencia significa parálisis. Además, se pueden perder científicos muy valiosos. Un evaluador comenta a EL PAÍS que, como en esta convocatoria de Ramón y Cajal hay muy pocas plazas, los elegidos son de altísimo nivel, precisamente los que más fácilmente tienen ofertas en el extranjero. Y España los pierde.

Sin un euro para investigar

A. R.

Los más de 3.000 investigadores que solicitaron las subvenciones del Plan Nacional en diciembre de 2011 y que recibieron el visto bueno a finales de enero de 2013 todavía no han recibido el dinero que se les ha asignado para poder empezar a trabajar. Para muchos esto supone la parálisis de su trabajo, la imposibilidad, por ejemplo, de pagar los costes de los animales de ensayo en los laboratorios, o de hacer algún contrato con cargo al proyecto. En las investigaciones menos dependientes de la experimentación directa, los científicos no pueden concretar acuerdos de colaboración con otros países, cumplir plazos con investigadores asociados, etcétera. Con el sistema de ciencia funcionando normalmente, en cuanto el científico recibía la aprobación de su proyecto disponía de los fondos para empezar a desarrollarlo. El pasado enero se aprobaron 3.182 proyectos por una cuantía total de 309 millones de euros (19,5% menos que el año anterior).

Pero los retrasos, aplazamientos y promesas de la Secretaría de Estado de Investigación están haciendo más daño aún. Este año, al publicarse la lista oficial de proyectos seleccionados, la mayoría de los científicos se encontraron con la gran sorpresa de que les habían cambiado las reglas y, en lugar de recibir la subvención en tres anualidades, esta vez la recibirían cuatro, aunque la investigación deba cumplirse igualmente en tres años.

Para más desconcierto aún, la primera anualidad, que solía ser un porcentaje significativo del total para arrancar la investigación, es este año muy reducida. La Secretaría de Estado dijo en enero que intentaría pagar la cuarta anualidad junto a la primera. Han pasado casi tres meses y la intención sigue siendo eso: intención. “Se pagará en breve”, dice el encargado de prensa de dicho organismo. Y cuando se le pide que ajuste un poco más esa vaga respuesta, afirma: “En unas semanas”.

Article source: http://elpais.com/sociedad/2013/04/18/actualidad/1366318556_147323.html

Share

La Fundación Solidaridad Carrefour dona 180.000 euros a seis …

 Ong social  No Responses »
abr 212013
 

19/04/2013 – 17:17

Aumentar el textoDisminuir el texto

La Fundación Solidaridad Carrefour ha donado un total de 180.000 euros a las seis ONG ganadoras de la ‘X Convocatoria de Ayudas’. Los proyectos, que están dedicados a la infancia con necesidades especiales, han recibido 30.000 euros cada uno y fueron seleccionados por 22.199 empleados de Carrefour, según informa la empresa.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Un total de 828 ONG se han presentado a esta convocatoria de ayudas, que fueron entregadas este viernes en Madrid. El acto ha contado con la presencia del Patronato de la Fundación, encabezado por su presidente, Rafael Arias-Salgado, y con representantes de las entidades ganadoras.

En su intervención, Rafael Arias-Salgado ha destacado la labor de las seis organizaciones ganadoras, “en su empeño de ayudar a los más desfavorecidos, de forma que comparten los objetivos y valores que la Fundación Solidaridad Carrefour contribuye a transmitir cada día a través de sus acciones solidarias”.

Arias-Salgado ha asegurado que la entrega de estas ayudas supone una de las principales herramientas que el Grupo Carrefour tiene para hacer palpable su proyecto de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Asimismo, ha agradecido la implicación y el compromiso de los empleados de la compañía en los programas desarrollados por la Fundación.

Las ayudas concedidas servirán para crear una sala de estimulación multisensorial en el Centro de Atención Temprana de la Asociación de Padres y Amigos de los Sordos de Madrid y para equipar con material tecnológico las aulas infanto-juveniles de inclusión de la Asociación Desarrollo Autismo Albacete.

Estas donaciones se emplearán también en la adquisición de un vehículo que permita a los niños y jóvenes de la Asociación Nazarena para la Integración de las Personas con Discapacidad Intelectual de Dos Hermanas desplazarse a su centro y participar en actividades culturales y de ocio.

Asimismo, los fondos se destinarán al equipamiento de seis aulas de psicomotricidad en la Asociación Síndrome de Down de Extremadura, a la aplicación de nuevas tecnologías en la atención a niños con trastorno del espectro autista y sus familias de la Asociación Autismo Cádiz, y a la adquisición de materiales educativos específicos para niños y jóvenes de la Asociación Autismo Aragón.

Article source: http://ecodiario.eleconomista.es/sociedad/noticias/4762595/04/13/la-fundacion-solidaridad-carrefour-dona-180000-euros-a-seis-ong-que-trabajan-con-la-infancia-desfavorecida.html

Share
abr 212013
 

Spotify desembarcó en España el 1 de febrero de 2009. Javier Gayoso ha pasado en esos cuatro años de responsable comercial a director general de la firma líder mundial en «streaming» musical, con 24 millones de usuarios –seis de ellos de pago–. Las cifras, como la red, son globales, aunque en España su mayor reto es «extraer» del ADN de toda una generación la creencia de que la música es gratis.

–Spotify se presenta como un arma para luchar contra la piratería, con los medios que son cercanos a los jóvenes.

–Efectivamente, una de las razones por las que está tan contenta la industria discográfica es que tenemos un producto muy accesible con un catálogo muy amplio, con más de 20 millones de canciones, y a una muy buena calidad de sonido. Y por eso es un éxito.

–¿Los artistas también están contentos?

–Sí, bueno, nuestro modelo de negocio se basa en que el 70% lo revertimos íntegramente a la industria discográfica. Vivimos con un margen del 30 por ciento, que se distribuye con los artistas según sus acuerdos, de tal forma que cobran por cada reproducción. Además, también pagamos a sociedades de derechos tipo la SGAE. Nuestro entorno es cien por cien legal y una manera de contribuir con la industria.

–Son la segunda fuente ingresos para los cantantes… que tienen una carrera labrada. Los músicos independientes aseguran que poco ha cambiado en ese sentido.

–Siempre nos presentamos como una alternativa, lógicamente no podemos ser la tabla de salvación de nadie. La pregunta para esos artistas más pequeños sería, ¿de qué manera se estaban dando a conocer o teniendo algún tipo de ingresos? Prácticamente la única antes era a base de presencia física en el escenario. Es difícil ser una estrella y hace falta ser algo conocido para ganar cierto dinero.

–Amazon ha servido de plataforma para nuevos escritores que no encontraban hueco «físico» en las editoriales. ¿Se ha visto trasladado a la música?

–Sí, también ha ocurrido, a nivel local e internacional, desconocidos que han pasado a ser un fenómeno. Es fantástico para nuevos artistas: por un coste muy simbólico alguien que esté empezando puede tener una plataforma donde lucirse, en tres días tener al alcance 20 millones de personas para tu música.

–Son una compañía que encomienda su éxito a la comodidad: pagas para tener lo mismo sin publicidad.

–Sí, y una de las claves ha sido dar alternativas. Con la opción «Freemium», por ejemplo, tienes diez horas al mes de prueba, pero con publicidad; si das un pasito más, te quitas el límite y puedes escucharla sin publicidad. Y la modalidad «Premium», por 9,99, te permite llevarlo a los dispositivos móviles.

–Más barato que un disco pero más caro que la radio…

–Sí, por si a alguien le parece caro, ajustamos aun más a través de acuerdos con empresas, hasta el 50%. No quedan excusas para no suscribirte… si te gusta la música, claro está.

–Quienes mejor conocen Spotify echan de menos mayor personalización en las propuestas «personales».

–Volvemos a las diferentes posibilidades: está desde el usuario que adora la música a aquellos con inquietudes, pero que nos apetece que nos descubran. Trabajamos en una especie de red social en la que nuestros propios amigos nos recomiendan. Y luego, ya el colmo de los perezosos, si no quieres complicarte la vida, simplemente le dices: «oye, mira, la radio del artista», y te pone música semejante. Eso sí que es ya dejarte llevar.

–El consejero delegado de Pandora, pionera en «streaming», ha dimitido por ser incapaz de registrar beneficios. Y tiene 67 millones de oyentes mensuales. ¿Va a haber dimisiones en Spotify?

–(Risas) ¿La pregunta es si el modelo es sostenible?

–Si es lo rentable que parece…

–Nos preguntan mucho si estamos en números rojos o negros, pero ahora mismo la política es de crecimiento y no nos preocupa tanto la rentabilidad, si no estar presente.

–Pero no son una ONG de la música…

–Lógicamente, pero estamos convencidos de que el modelo de negocio es éste. Estamos enfocados en el largo plazo.

–¿Se verán con la misma calidad los vídeos?

–El futuro quién lo sabe, queremos ser líderes en la música y no hacer especulaciones.

–Esa «cultura de la piratería» está muy arraigada en nuestro país…

–Sí, digamos que está en el ADN.

–¿Realmente se está produciendo un cambio de tendencia?

–La piratería está muy de moda porque los gobiernos están empezando a combatirla. Nuestra manera es creando un producto más eficiente, con una buena calidad de sonido y a un precio asequible, fácil de usar… vas juntando todas esas patitas y consigues que esa gente que buscaba contenido de dudosa procedencia, pues ahora no quiere perder el tiempo. Por cinco euros, no te merece la pena andar buscando por sitios raros. En vídeos y libros también se está tratando de concienciar a esa generación acostumbrada a no pagar prácticamente por nada.

–En realidad llegó internet y al principio simplemente lo que se hacía era compartir, si acaso podía ser «alegal».

–Casi siempre la tecnología va un pasito por delante de las leyes y te encuentras con vacíos. Pero hay estudios globales que demuestran que donde está Spotify, la gente empieza a reciclarse hacia un mundo de pago.

–«La gente» son los jóvenes, su «nicho» casi único de clientes.

–Es verdad que hay una serie de usuarios más recurrentes, entre los 18 y 35 años, vamos a decir los «festivaleros», pero la música no atiende a edades, es universal.

–No, aunque hay una evidente barrera tecnológica.

–Exacto. Nuestra idea es más adelante empezar a tocar otras franjas de edad, no solo somos pop y rock.

–Como devolver el «transistor» a los mayores.

–Claro, parece que internet es una cosa de ayer pero ya ha cumplido años. Yo veo, por mis padres y referentes de cierta edad, que todos se encuentran cómodos si les das una aplicación fácil de manejar. En dos minutos puedes manejarte, no hace falta ser ingeniero de telecomunicaciones.

–Los servicios virtuales quieren abarcarlo todo, Spotify mismo quiere asemejarse a esas redes tipo Twitter o Facebook. ¿Puede desvirtuarse y morir de éxito?

–Pues esperemos que no, que tengamos siempre el foco muy claro de lo que queremos hacer y lo hagamos bien.

Article source: http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/1960292/local+andalucia/por-cinco-euros-no-merece-la-pena-andar-busca

Share
abr 212013
 

21/04/2013 – 9:43

Aumentar el textoDisminuir el texto

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

Voluntarios de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) disponen de un nuevo portal en el que impartir conocimientos y formación ‘on- line’ a colectivos desfavorecidos.

Se trata del nuevo Campus Solidario de UNIR, en el que profesores y alumnos pueden colaborar para erradicar el analfabetismo en el mundo de forma gratuita, gracias a las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

Además, los voluntarios también imparten cursos virtuales o presenciales para miembros de ONG y colectivos en riesgo de exclusión sobre los temas de su especialidad.

Según UNIR, la mayoría del voluntariado está compuesto por los propios estudiantes, que además consiguen 2 créditos ECTS por esta actividad.

(SERVIMEDIA)

21-ABR-13

AGQ/gja

Article source: http://ecodiario.eleconomista.es/sociedad/noticias/4764933/04/13/La-universidad-de-la-rioja-formara-online-gracias-al-nuevo-campus-solidario.html

Share