mar 182014
 

Madrid, 18 de marzo de 2014. La mesa redonda ‘Crecen los muros, pero otra política de inmigración europea es posible’ inauguró ayer el programa de las Jornadas Antirracistas 2014 que se celebrará, organizado por SOS Racismo, entre los días 17 y 22 de marzo en Madrid. El acto, que fue presentado en La Casa Encendida por el presidente de la organización en Madrid, Lluc Sánchez, contó con las aportaciones de la fundadora de la red Migreurop y autora del libro ‘El negocio de la xenofobia’, Claire Rodier; el integrante de la federación estatal de SOS Racismo, Peio Airbe, y el autor de ‘3052, persiguiendo un sueño’ y fundador de la asociación Hahatay son risas de Gandiol, Mamadou Dia.

 

Rodier fue la encargada de comenzar la mesa redonda afirmando que el concepto de invasión como idea de la emigración es muy peligroso. “Es cierto que el número de emigrantes ha aumentado en los últimos 50 años pero no representa el 3% de la población mundial”, apuntó, recordando que la inmensa mayoría de los desplazamientos humanos se producen entre países de similar nivel de desarrollo, ya sea norte-norte o sur-sur. Para la fundadora de Migreurop los movimientos migratorios van a seguir desarrollándose en el siglo XXI debido a fenómenos como el cambo climático, la diferencia de poder adquisitivo ente las poblaciones de los países o las guerras, siendo “la movilidad humana inevitable e inherente a la condición humana”. Todas estas causas son en gran parte previsibles para Rodier, por lo que realizó una crítica a las políticas sobre esta materia de los países europeos, que representan los movimientos migratorios hacia Europa “como una amenaza difícil de prever y contra la que hay que adoptar medidas”.

 

Rodier calificó el proyecto de la Europa fortaleza, con una Unión Europea (UE) que consiguiese cerrar totalmente sus fronteras, como algo “totalmente ilusorio viendo los resultados de las políticas de los últimos quince años”. “Desde que la UE con su agencia Frontex implantó los nuevos dispositivos de vigilancia, el número de inmigrantes que ha intentado entrar no ha disminuido, éstos traspasan las fronteras. Entonces, ¿para qué sirven estos medios y qué papel juega la Economía de la Seguridad en todo esto?”, se preguntó. Para la experta, el mercado de las detenciones, la vigilancia y el tratamiento de inmigrantes tiene un gran poder y es en gran parte responsable de las políticas actuales de la UE en materia de emigración, que, afirma, “se han transformado en un negocio”.

 

Rodier hizo además un balance muy negativo de las políticas de privatización de los centros de retención de extranjeros en Estados Unidos (donde la gestión de estas instalaciones es 100% privada) o Gran Bretaña. “Para ser rentables estos centros deben estar ocupados y los grupos de presión piden más arrestos y estancias más largas”, indicó. Además, citó varios informes en los que se asegura que la privatización de estos espacios implica peores condiciones para los internos, ya que la búsqueda de beneficio acarrea una disminución del gasto. Así, relató algunos de los principios de externalización que se están viviendo en Europa, como los llevados a cabo en Grecia, donde el Gobierno va a lanzar una oferta por la gestión de los centros de internamiento y detención, o Italia.

 

Por último, recordó que empresas del sector como Indra en España, Airbus Group (antes EADS) en Francia y Alemania, BAE Systems en Gran Bretaña o Saab y Erickson en Suecia, están desarrollando alta tecnología de vigilancia y detención con ayudas y fondos públicos de la UE. Como ejemplo de ello comentó el nuevo sistema para controlar la frontera sur de la Unión, Eurosur, que cuenta con un fondo de 240.000 millones de euros para cinco años, “dinero con el que se harán posibles muchos contratos para estas empresas”, señaló.

 

Además, Rodier no quiso dejar pasar la ocasión para recordar el coste humano de la emigración: “El mapa de los muertos a las puertas de Europa desde 1993 es de 16.000 a 20.000 fallecidos según las ONG, lamentable balance del que se desprende que Europa se encuentra en una guerra contra los inmigrantes”.

 

Por su parte, Peio Airbe comenzó su exposición recordando los sucesos de Ceuta del pasado 6 de febrero, por el que una quincena de personas murieron al tratar de cruzar la frontera hispano-marroquí, asegurando que “la militarización es el problema, no la solución”. El integrante de la federación estatal de SOS Racismo leyó los nombres de todos los fallecidos y fue muy crítico con la actuación de la Guardia Civil, a quien acusó de disparar balas de goma a la cabeza de los inmigrantes que nadaban intentando cruzar la frontera, de lanzar botes de humo que provocaron la asfixia de algunos de los fallecidos, de omisión del deber de socorro y de incumplimiento de diferentes legislaciones tanto nacionales como internacionales. Asimismo, criticó también el aval del Gobierno a la actuación policial y la actitud del Partido Popular, ironizando sobre la única dimisión que ha tenido lugar, la del jefe de policía de Ceuta, que puso en entredicho al Gobierno al asegurar que quienes entran en Ceuta no lo hacen a través de mafias, como asegura el Ejecutivo.

 

Airbe aseguró que existe una estrategia política detrás de estos hechos que busca una criminalización del emigrante y un beneficio de las empresas especializadas en seguridad y vigilancia. Asimismo, ironizó con el tratamiento que numerosas informaciones periodísticas dan al problema, usando un lenguaje bélico, creando alarma y utilizando palabras como “avalancha” o “asalto”.

 

“La política de cierre de fronteras es un fracaso y una tragedia que ha convertido el Mediterráneo en una inmensa fosa común”, sentenció. Airbe hizo hincapié en que no existe un cuestionamiento del problema real, en su opinión, que es la política de fondo en el Estado español y en la UE. Para él, la solución debe partir de un punto de vista radicalmente diferente al actual, “de la libertad de circulación, no sobre la base de los intereses de solo una parte”. Defendió además que hay que trabajar en las “consecuencias interesadas” de esas políticas, como “el encierro en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) de personas que no han cometido ningún delito”, así como en la difusión de estos hechos y la concienciación de la sociedad. “La inmensa mayoría de la gente no sabe que existen los CIE”, declaró. Por todo ello, defendió un cambio radical en las políticas sobe emigración en Europa y el uso de la regularización como parte de la solución.

 

El último en hablar fue Mamadou Dia, migrante senegalés que escribió su viaje a España desde su país natal en el volumen ‘3052,persiguiendo un sueño’. En una emotiva intervención, Dia apuntó: “Si no reaccionamos seguirán pasando estas cosas”, algo que considera “un deber”. Para el cooperante y escritor, “en los países desarrollados se manipula muchísimo la información y al pueblo”.

 

Tras relatar parte de su viaje, aseguró que el sistema económico del primer mundo, el capitalismo, no funciona. “Esas empresas que criminalizan a la gente que salta la valla viven de vuestro dinero y explotan nuestras tierras, de donde sacan los recursos para criminalizar a la gente”, afirmó. “En Madrid os han vendido que los emigrantes tienen la culpa de la crisis, y en Cataluña, donde vivo, les han vendido que la culpa es de los andaluces y del dinero que va a Madrid; ese es el poder del capitalismo”, ironizó.

 

Dia relató al público que escribió el libro “para decirle a la gente qué es Europa y cómo se vive en Europa”, algo que calificó como “muy lejos del desarrollo humano”. Muy crítico con los medios, aseguró que la imagen de Europa está manipulada en África y que decidió volver a su tierra natal tras conocer la realidad del primer mundo.

 

Las Jornadas Antirracistas continuarán hoy con la representación de los cuentos seleccionados en el concurso de cuentacuentos ‘La ciudad de las mil culturas’, a las 20 horas en el Teatro del Barrio. Además, el día 20 tendrá lugar la proyección de los cortometrajes finalistas del XI Certamen de cortos por la igualdad de derechos y contra el racismo, en la Filmoteca Nacional, y el día 22 se celebrará la entrega de premios y clausura de las jornadas en la sede del Periódico Diagonal, donde se proyectarán los cortometrajes ganadores y las fotografías que han participado en el concurso organizado por SOS Racismo.

Noticias Agibilis

Article source: http://disopress.com/gallery.php?mode=gallery&id=OTg0MTMxZTZmMjk3Nw==&page=1

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.