mar 112014
 

Madrid, 11 mar (EFE).- Selena Giménez-Ibáñez, especializada en los mecanismos de resistencia de las plantas a las enfermedades, es la tercera española que logra una de las 15 becas L’Oreal-UNESCO Por las Mujeres en la Ciencia, un programa que desde 1998 ha reconocido el trabajo de más de 2.000 investigadoras en todo el mundo.

Antes de Selena, sólo habían logrado esta beca dos españolas: la veterinaria Margarita Marqués, en 2000, y la investigadora en Hidrología y Recursos Hídricos, María Teresa Guardia, en 2010.

Desde hace 16 años, el Programa L’Oreal y la UNESCO Por las Mujeres en la Ciencia concede 15 becas a investigadoras menores de 35 años (tres por continente), cuyos proyectos sean “de alto potencial y viables para contribuir al avance científico y social”.

Selena Giménez-Ibáñez (Valencia, 1980) investigadora especializada en patología vegetal, trabaja desde hace tres años en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB), donde intenta descubrir nuevos componentes de defensa en las plantas y cómo transferirlos a especies agronómicas con importancia económica (tomate, patata…)

Poco antes de obtener esta beca bianual, dotada con 20.000 dólares al año, esta investigadora acababa de agotar la beca postdoctoral Juan de la Cierva y, “como la situación está como está”, tenía pocas esperanzas de poder dedicarse a la investigación básica en nuestro país.

“De hecho, ya había hecho una entrevista para una empresas privada, cuando me avisaron de que había logrado esta beca que me permite seguir en ciencia dos años más y trabajar además con un grupo de investigadores que están en líneas muy novedosas”, ha explicado la científica a un grupo de periodistas.

Giménez-Ibáñez desarrollará su trabajo en la Universidad de Warwick (Inglaterra), “con gente muy joven de entre 30 y 40 años que están en proyectos totalmente innovadores y con mucho potencial”.

Desde el CNB, esta ingeniera agrónoma intenta averiguar qué armas utilizan las plantas para defenderse de los microbios (bacterias y hongos) que las rodean y, al mismo tiempo, desvelar cómo actúan los patógenos para infectar a las plantas.

“Cuando un microbio quiere infectar a un organismo (planta, animal o persona), inyecta dentro de ese organismo (en una célula) unas proteínas microbianas de alguna manera bloquean las defensas de la planta pero además, hemos descubierto, que esas moléculas también afectan a las hormonas de las plantas y las dejan desorientadas, algo esencial para lograr la infección”.

“Yo trabajo con dos bacterias y tengo las 30 moléculas que inyectan esas bacterias dentro de la planta. El trabajo está enfocado a identificar qué es lo que toca cada bacteria dentro de la célula porque cuando sepamos qué es lo que tocan, podremos proteger los núcleos de la planta y lograremos que las plantas sean resistentes” a las enfermedades y las plagas, ha explicado.

Al mismo tiempo, la investigadora valenciana intenta conseguir que las plantas “detecten antes a los microbios” para que respondan a sus ataques “de manera natural y mucho más rápido”, otra manera de combatir las plagas, pero desde el punto de vista de la planta, puntualiza.

Para esta científica, las investigaciones en el campo de la genética de las plantas están dando resultados importantes, “los tomates morados (una variedad creada genéticamente a partir de la remolacha y que son muy ricos en antioxidantes) o el arroz dorado (enriquecido con vitamina A) pueden verse como una frivolidad en el Primer Mundo pero en los países del Tercer Mundo estas creaciones son soluciones importantes”.

A su juicio, los transgénicos tienen una imagen inmerecida, especialmente cuando “no hay base científica que demuestre que tienen riesgos para la salud humana o la biodiversidad”.

Noticias Agibilis

Article source: http://www.lavanguardia.com/vida/20140311/54402987565/una-experta-en-transgenicos-la-tercera-espanola-becada-por-l-oreal-unesco.html

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.