mar 162014
 

Enrique Pita / Imagen: Pablo Eguizábal. Valencia
La nueva directiva europea 2013/59/Euratom establece unos estándares acerca de las dosis de radiación que pueden recibir los pacientes. Ante esta situación, los centros sanitarios tienen un periodo de cuatro años para adecuar sus equipos a la nueva realidad. Según han explicado a Redacción Médica Alfonso Martínez, director de modalidad de la Dosis para España y Portugal de GE Healthcare, y Antoine Jomier, director general de Dosis para Europa de la compañía estadounidense, España se encuentra “bien preparada” para hacer frente a las nuevas necesidades.

¿En qué consiste la nueva normativa?

Alfonso Martínez: Hay dos cosas importantes que acaban de suceder. Una la nueva directiva europea que va en la línea de proteger al paciente a través del control de la radiación ionizante. Es un nuevo marco regulatorio que los países miembros de la UE deben adoptar en los próximos cuatro años, si bien para nosotros es un marco que nos indica cómo debemos proceder en el futuro en las organizaciones sanitarias para poder mejorar el balance entre la radiación ionizante y la calidad de imagen.

Por otra parte, el pasado 7 de marzo la Sociedad Europea de Radiología lanzó una acción para promover y divulgar, tanto entre los pacientes como entre los profesionales, una serie de iniciativas con el objetivo de utilizar la técnica más adecuada con la menor dosis en el ámbito de la imagen médica.

Alfonso Martínez (izq.) y Antoine Jomier, director de modalidad de la Dosis para España y Portugal y director general de Dosis para Europa de GE Healthcare, respectivamente.

¿España está preparada para adoptarla?

A.M.: Creo que está más que preparada. Tenemos buenísimos profesionales, tanto en el área de imagen como en el de física médica. Además, en España ya existe una regulación que tenemos que cumplir y creo que estamos más que preparados. Respecto a esta normativa europea, no sé cuánto tiempo va a tardar el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en adoptarla, pero los procedimientos que ya tenemos establecidos en España son lo suficientemente ambiciosos para cumplirla.

Es cierto que la regulación europea marca nuevas líneas de actuación y que tendremos que ir avanzando hacia ella, pero creo que todavía va a haber reuniones entre los países miembros y la comunidad europea para ver cómo se trasladan estas iniciativas.

¿Será necesaria una gran inversión por parte de los hospitales para adaptarse?

A.M.: Inversión va a tener que haber porque la nueva regulación básicamente se van a cubrir tres áreas: tecnología, procesos y conocimiento. En la parte de tecnología probablemente habrá que hacer inversiones en sistemas de información y en equipamiento nuevo que es necesario cubrir.

¿Cómo se plantean las compañías la formación de los profesionales en este nuevo marco normativo?

A.M.: Es necesario hacer una actualización en la formación en todo el personal que va a estar involucrado en este nuevo ámbito. Creo que cada organización tomará sus decisiones sobre cómo abordarlo, pero va a haber que actualizar los conocimientos de los profesionales,  y se puede hacer de múltiples maneras.

De todos modos, a día de hoy ya existen en los hospitales, a iniciativa de las áreas de radiología y de física médica, sesiones de formación en las que se está compartiendo esta información con los distintos profesionales involucrados.

¿Cuál es la principal novedad que incluye la normativa?

A.M.: Diría que hay dos. Una, la adecuación de los recursos. En la nueva normativa se explica claramente que el control de la radiación ionizante es importante en niños, en los programas de screening y en pruebas de intervencionismo, además de radioterapia, por supuesto. Lo que implica es que tiene que haber un profesional de protección radiológica, de física médica, involucrado en el día a día del trabajo del entorno sanitario.

La otra novedad tiene que ver con el establecimiento de procedimientos, sistemas de información y nuevas tecnologías para poder tener la información para hacer este trabajo. Es decir, la adecuación de los profesionales que tienen que estar en el día a día.

Todo esto lleva detrás otros aspectos como el control de la radiación en los estudios, el establecimiento de los procedimientos adecuados, la formación de los profesionales, etc. El conjunto es poder conseguir que nuestras organizaciones, en Europa y en nuestros países, podamos decir que son ‘de baja dosis’.

¿Es un periodo realista esos cuatro años para adecuar los centros sanitarios a esta normativa cuando además será necesario invertir, teniendo en cuenta la situación de crisis económica?

A.M.: Es realista por dos motivos. En primer lugar, como decía antes, en España ya tenemos por suerte un equipo de protección radiológica bueno, muy profesional e importante que ya está trabajando; es decir, no vamos a partir de cero y ya están establecidos muchos procedimientos y prácticas en esa dirección.

Además, se va a hacer el control y la normativa empezará a aplicarse, pero creo que las inversiones se irán haciendo poco a poco. Muchos de los equipamientos de intervencionismo ya son digitales, por lo que no necesitan más inversión. Creo que se irá haciendo poco a poco, tenemos cuatro años para llegar a acuerdos y para ponerlos en marcha en cada país. Creo, por tanto, que es un plazo razonable.

Por su parte, como director general de Dosis para Europa de GE Healthcare, ¿cómo contempla la preparación de España para abordar esta nueva normativa?

Antoine Jomier: España está muy bien preparada para esta nueva directiva. Aquí estamos viendo los primeros proyectos a nivel regional, y este tipo de proyectos debe tener esta dimensión. Creo, además, que la solución que nosotros ofrecemos permite controlar las dosis fácilmente, de manera sistemática.

¿Cuál es la estrategia de GE Healthcare para implantar estos sistemas de baja dosis?

A.J.: Queremos combinar los distintos frentes que tenemos en la compañía. La tecnología, la competencia para enseñar a usar esa tecnología y la competencia en el desarrollo del software.

A.M.: Queremos centrarnos en esos tres núcleos: la solución, la tecnología; otro que está relacionado con los procedimientos, donde tenemos un equipo de consultoría que ayuda a definir los nuevos procesos en las organizaciones sanitarias. Por último, como decía Antoine, el conocimiento, nuestras capacidades para formar y ayudar al cliente a adaptar y adoptar estas nuevas tecnologías.

Noticias Agibilis

Article source: http://www.redaccionmedica.com/secciones/tecnologia/espana-esta-bien-preparada-para-controlar-las-dosis-de-radiacion-ionizante-9603

Share
 Posted by at 10:41 pm

Sorry, the comment form is closed at this time.