mar 162014
 

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) sale a Bolsa a su manera. Como si fuera una empresa en una Oferta Pública de Venta (OPV) se embarca en una gira para llamar a la puerta de los 50 fondos de capital riesgo más importantes del mundo. El organismo público pretende levantar entre 600 y 800 millones de euros para financiar proyectos españoles de I+D en sectores clave. Para ello María Luisa Poncela, presidenta del CDTI, viajará en las próximas semanas a las principales capitales financieras del mundo. “La economía española se está estabilizando”, asegura la directiva. ¿Será cierto?

Pregunta. ¿Cómo es la carpintería de esa búsqueda de financiación?

Respuesta. Vamos a emprender un roadshow de presentación de nuestros sectores allí donde se encuentran los grandes fondos de capital riesgo. Es una forma de que nos conozcan y de animarles a que inviertan. Estamos preparando la información de los sectores que podrían ser susceptibles de interesar a esos fondos. Es básico tener muy claro cuáles pueden ser. O sea, identificar las áreas de actividad estratégicas para la economía española que, a su vez, atraigan a esos inversores.

P. ¿Cuánto dinero pretenden levantar?

“España vuelve a ser un país atractivo para la inversión extranjera”

R. Estamos pensando en una cofinanciación público-privada. La idea es poner unos 200 millones de euros públicos que podrían arrastrar entre 600 y 800 millones privados. Es un objetivo muy potente porque el dinero iría a sectores de actividad clave. Hablamos de mil millones.

P. Pero hasta ahora los fondos más interesados en la economía nacional eran los distressed o buitres, que buscan oportunidades de saldo. ¿Cree que les interesará la I+D española?

R. Hemos analizado cuáles son los fondos que están especializados en los sectores que consideramos estratégicos de nuestra economía. Y el resultado son 50 grandes fondos internacionales centrados en transporte, energía y tecnología. Es cierto que alguno de ellos también hace cosas más horizontales. Pero tienen una fuerte capitalización en los ámbitos que nos interesa impulsar.

P. ¿Cómo piensa que leerán esta iniciativa los mercados?

R. España vuelve a ser un país atractivo para la inversión extranjera. Lo estamos viendo durante los últimos meses. Estoy recibiendo en mi despacho a algunas empresas que quieren invertir en España. Multinacionales deseosas de traer aquí sus centros de I+D o algunas líneas de producción específicas.

P. Si estuviera ahora frente a esos inversores extranjeros y tuviera que argumentar por qué deben invertir en esas compañías españolas, ¿qué les contaría?

R. Les contaría que son empresas que tienen un porcentaje de I+D muy elevado respecto a sus ventas y que poseen un índice de intensidad innovadora alto y que exportan mucho.

P. Pero con menos del 1% del PIB destinado a I+D, ¿de verdad se puede hacer innovación en España?

R. Tenemos más de ese porcentaje, los últimos datos suponen el 1,3% del PIB.

P. Sin embargo, seguimos muy lejos de referentes como Estados Unidos o Israel.

R. Son dos países que tienen una estructura empresarial muy distinta a la española. Por eso estamos apostando a que el sector privado ejecute y financie más I+D. Donde estamos más bajos —según los estándares internacionales— es en investigación privada. En Estados Unidos e Israel unos dos tercios corresponden a inversión privada y un tercio es público. Aquí lo público y lo privado se reparten al 50%.

“Nuestras empresas poseen un índice de intensidad innovadora alto”

P. ¿Aumentará la partida de I+D en los próximos presupuestos generales?

R. Sí, ya ha aumentado este año. El presupuesto de 2014 ha crecido un 3,6%. En concreto la partida de gasto no financiero de la Secretaría de Estado de I+D+i se incrementó más del 10%. Es la primera vez desde 2009 que aumenta el montante para I+D. Ha sido el punto de inflexión. A partir de aquí, una vez que la economía ya esté estabilizada, es el momento de pensar en invertir en investigación y poner en marcha los instrumentos más eficaces para que tengan una mayor capacidad de multiplicación.

P. ¿En qué sectores hace falta más esfuerzo?

R. No discriminamos entre sectores. Todos se van a apoyar igual.

P. ¿A cuánto ascienden las ayudas del CDTI en 2013? ¿Cuál es su compromiso de inversión para 2014?

R. El año pasado comprometimos 833 millones de euros. Es una cantidad respetable, que supone un crecimiento del 21% frente al ejercicio anterior. El objetivo en 2014 es superar los 1.000 millones. Un reto muy importante.

P. Con lo que llevamos de conversación, se podría deducir que el crédito privado sigue estrangulado y el público se ha desatascado. ¿Es una lectura correcta?

R. No exactamente, porque el crédito público nunca ha estado atascado. El CDTI no ha cambiado su actividad en estos años de crisis. Ha seguido dando préstamos a las empresas. Somos conscientes de que tal y como ha estado el acceso al crédito privado, el sector público tenía que seguir inyectando liquidez al sistema.

P. ¿Cuentan con los instrumentos financieros correctos?

R. Estamos adecuando los instrumentos a las necesidades reales. Vamos a poner en marcha la Línea de Innovación Global. Es decir, ayudar no solo a que las compañías emprendan renovaciones tecnológicas en España, sino también sus filiales en cualquier parte del mundo, sin que ello suponga deslocalización de la actividad en España. Además, estamos lanzando una línea de apoyo, sobre todo pensando en las pymes, con financiación de fondos estructurales europeos mediante el otorgamiento de avales. Junto a estas dos líneas, hemos creado una iniciativa para proyectos de investigación industrial de alto nivel. Propuestas que permitan un escalado tecnológico a las empresas a partir de iniciativas como mínimo de siete millones de euros.

“No hay datos fiables sobre la huida de investigadores”

P. ¿Pierden las empresas muchos fondos por desconocimiento de su existencia?

R. Desde hace un año estamos efectuando una apuesta muy decidida para que todos nuestros agentes estén informados de los fondos europeos que existen y que, además, la estructura tecnológica de Horizonte 2020 [un programa de financiación de I+D de la Unión Europea con más de 79.000 millones de euros de presupuesto] se adapte a las necesidades españolas.

P. ¿Debería ser el emprendimiento una asignatura escolar?

R. Tenemos que tener un sistema educativo más orientado hacia el emprendimiento. Aun así, si analiza las estadísticas españolas, verá que nacen muchas empresas todos los años y su perfil es similar al europeo. Lo que tenemos que hacer es ayudar a que esas firmas crezcan, que no se queden en empresas pequeñas. Ese es el gran problema.

P. ¿Cree que se puede frenar la huida de investigadores del país?

R. No hay datos estadísticos que nos puedan dar una información fiable de que esta salida se esté produciendo. En ciencia unos se van porque se tienen que ir; la ciencia tiene que salir fuera. El conocimiento no se puede quedar en tu universidad, en tu ciudad o en tu nación. El reto de un país es que sus investigadores sean capaces de irse porque tienen un nivel excelente y una fuerte demanda exterior, pero España también tiene que ser capaz de hacer que regresen.

 

Noticias Agibilis

Article source: http://economia.elpais.com/economia/2014/03/14/actualidad/1394812538_240617.html

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.