feb 242014
 

Cinco meses después de que Microsoft adquiriera la división de móvil de Nokia, el fabricante de teléfonos ha presentado una nueva familia de teléfonos inteligentes y con Android, el sistema operativo de Google. Estos paradójicos aparatos son Nokia X, Nokia X+ y Nokia XL, smartphones a precio “asequible” –alrededor de cien euros- capaces de ejecutar aplicaciones Android y servicios de Microsoft. Su sistema operativo es Android Open Source Project.

Nokia aparece de la mano de Microsoft, y no con la mano al cuello, como en las anteriores ediciones. Desde septiembre caminan juntos: sistema operativo Windows, más los aparatos de Nokia y la comercialización de Microsoft. Y, sin embargo, en la feria del MWC la gran novedad es que una empresa propiedad de Microsoft -a falta de algún placet con autoridades antimonopolio- saque un producto compatible con Android.

“Estos teléfonos llevarán a la gente a la nube de Microsoft, pero no a la de Google”, advirtió Stephen Elop, vicepresidente ejecutivo, en la primera rueda de prensa del Mobile World Congress, que arranca hoy lunes en Barcelona.

El tercer miembro de la familia se ha bautizado como Nokia XL, cuesta 109 euros y cuenta con una pantalla de cinco pulgadas y una cámara de cinco megapíxeles. Como hizo Amazon con sus tabletas, Nokia ha lanzado estos teléfonos con una versión personalizado de Android con los servicios de Microsoft y Nokia. El interfaz es muy parecido al de Lumia. “Ponemos los servicios de Microsoft a un precio tremendamente agresivo. Ofrecemos smartphones con esa marca tan Nokia, pero compatibles con las aplicaciones de Android sin necesidad de pasar por la nube de Google. No es una traición a Microsoft”, defendió Javier Garcia, responsable de producto de Nokia Iberia, ante el posible malestar de Microsoft.

Estos teléfonos llevarán a la gente a la nube de Microsoft, pero no a la de Google, advirtió Stephen Elop

Joe Belfiore, directivo de Redmond, aseguró ayer durante un encuentro con la prensa que Nokia “está haciendo algunas cosas que nos tienen muy ilusionado. Y otro, algo menos”.

Nokia también ha presentado el Asha 230, totalmente táctil y con un precio aproximado de 45 euros. Asha 230 incluye 7 GB de almacenamiento gratuito en la nube con Microsoft OneDrive, así como la posibilidad de guardar automáticamente las fotografías en dicho espacio. La otra novedad es el Nokia 220, un clásico con teclas preparado para navegar por Internet con Facebook, Twitter y Bing preinstalados y con un precio estimado de 29 euros. “En el futuro nos queda mucho por explorar, particularmente cuando estemos unidos a Microsoft”, explicó Elop.

Nokia sigue perdiendo mercado, pese al brusco viraje que le dio Elop en sus tres años de mandato. Eliminar el sistema operativo propio, el Symbiam, por uno ajeno, el Windows, precipitó el hundimiento de Nokia que consiguió caer estrepitosamente en las ventas de móviles básicos, mientras que apenas crecía en los smartphones.

Además, Microsoft traicionaba a Nokia, pues lanzaba antes su sistema operativo Windows Phone en otros móviles que en Nokia. Todo ello no ha favorecido a Nokia, aunque sí a Windows que ha conseguido en un par de años ser el tercer sistema operativo del mundo de los móviles, por delante de Blackberry. Aún así su implantación es todavía escasa.

Windows es ya el tercer sistema operativo para smartphones, por delante de Blackberry

Si a móviles y tabletas se añaden ordenadores, resulta que Windows es el segundo sistema operativo del mundo, desbancando a los de Apple y solo por detrás de Android.

Más problemas tiene Nokia, pues sus grandes mercados de móviles, como en India, están ahora en manos de Samsung y otras marcas chinas o indias que venden smartphones por menos de 50 dólares.

Noticias Agibilis

Article source: http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2014/02/24/actualidad/1393229592_180915.html

Share
 Posted by at 9:04 pm

Sorry, the comment form is closed at this time.