feb 112014
 


Oviedo, Félix VALLINA

La formación para el empleo en la prisión de Villabona se ha reducido “a la mitad” a consecuencia de las “trabas” que Instituciones Penitenciarias y la propia dirección de la cárcel les están poniendo a las distintas entidades que desde hace años desarrollan programas para facilitar la reinserción laboral de los presos una vez que salgan en libertad. Al menos eso sostienen los representantes de algunos sindicatos, que acusan a los responsables del penal de paralizar cursos impulsados para el año pasado y para éste, a pesar de que los programas ya tenían aprobadas subvenciones públicas, ya sean autonómicas, estatales o europeas. “Es cierto que cada vez es más difícil conseguir dinero para cualquier cosa, pero la reinserción de las personas en riesgo de exclusión social es una necesidad prioritaria y lo que no se puede hacer es desaprovechar la importante labor que desarrollan las entidades relacionadas con la formación para el empleo, las ONG o las organizaciones privadas”, denuncia Andrés de Dios, director regional del Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES) de UGT.

De Dios pone como ejemplo que en el período comprendido entre 2003 y 2013 el IFES impartió en Villabona 46 cursos, con una duración de 16.505 horas, en los que tomaron parte 623 reclusos. En los últimos tres años, la organización que dirige puso en marcha “entre ocho y diez” programas anuales “dirigidos aproximadamente a 170 presos por año”. Unas cifras “similares” a las que maneja la Fundación Formación y Empleo (Forem) de Comisiones Obreras y a las que hay que sumar las actividades organizadas por otros colectivos. “Al año se venían organizando unos 20 cursos. Es decir, que más de 250 personas pasaban por programas de entidades externas, programas que hoy no se imparten porque parece ser que la única oferta formativa para el empleo en Villabona es aquella que gestiona directamente la institución penitenciaria”, asegura De Dios.

Entre los cursos externos desarrollados en años anteriores por los sindicatos se encuentran programas sobre fontanería, albañilería, soldadura, mecanizado de maderas, montaje de muebles, nuevas tecnologías, operaciones básicas de cocina y jardinería. Para desarrollarlos, en el interior de la prisión se ha invertido “mucho dinero” en equipamientos como invernaderos, aulas y talleres “que ahora están parados”, sostiene De Dios. Según él, sólo IFES cuenta con una superficie de 526 metros cuadrados en la que hay un taller de carpintería, uno de electricidad, dos espacios para aulas, un almacén, un despacho y otro almacén de mercancías.

José María López es funcionario en Villabona y representante de Comisiones Obreras (CC OO) en la cárcel asturiana. Su sindicato también denuncia la ausencia de cursos externos en el centro penitenciario. “No hay suficientes actividades porque sólo se organizan aquellas que se ponen en marcha bajo las directrices de Instituciones Penitenciarias. En ese sentido, están compitiendo con los sindicatos en vez de aprovechar nuestra aportación”, subraya. López afirma que las malas relaciones entre la dirección de la cárcel y los responsables de la Unidad Terapéutica Educativa (UTE) es un factor determinante para analizar la situación. “Muchos de los reclusos que participan en los cursos están en la UTE y hoy en día todo lo que tenga que ver con la UTE recibe trabas por parte de la dirección”, mantiene el sindicalista. Según José María López, a Comisiones Obreras, al igual que a UGT, no le han aprobado ningún programa para este año.

Fuentes de la Unidad Terapéutica Educativa corroboran la denuncia de CC OO. “Claro que es cierto. Todo lo que tocamos nosotros se trata de echar abajo. La dirección ya no sólo nos tiene descontentos a nosotros, tiene en su contra a todos los trabajadores de la cárcel porque están demostrando que no están preparados para gestionar en Villabona. La cárcel está peor que nunca”.

La formación

– Los representantes de UGT y Comisiones Obreras acusan a Instituciones Penitenciarias y a la dirección de la cárcel de Villabona de haber aprobado una reducción de cursos de formación para presos en los últimos meses, a pesar de que muchos contaban ya con subvenciones, tanto regionales como nacionales y europeas.

– Los afectados consideran que la dirección del penal ha tomado esta decisión para ejercer un mayor control directo sobre las actividades de formación que se imparten para favorecer la reinserción laboral de los presos tras su condena.

– Los representantes sindicales vinculan la polémica por la gestión de la UTE con esta supresión.

Noticias Agibilis

Article source: http://www.lne.es/asturias/2014/02/11/cursos-salen-villabona/1541277.html

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.