feb 022014
 

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic), que pronto abrirá sus nuevas instalaciones junto al hospital Reina Sofía, cuenta con 32 grupos de investigación, que aglutinan a unos 400 profesionales vinculados sobre todo a la Universidad de Córdoba y al Reina Sofía. El Imibic nació en el año 2008 con el objetivo de obtener resultados para la mejora de la salud de la sociedad y también para generar riqueza empresarial que revierta en la provincia de Córdoba. Este instituto sanitario de investigación surgió del acuerdo entre las consejerías de Salud e Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía y la UCO.

El crecimiento de la actividad investigadora del Imibic y de la aplicación práctica de la misma explica que en los últimos años hayan ido aumentando progresivamente las solicitudes para patentar estos resultados. Así, si en el año 2009 solo se solicitó una patente, en el 2010 fueron 7; en el 2011, 12; en el 2012, 14, y en el 2013 (con los datos aún sin cerrar), más de 14 (ver gráfico).

Los trámites necesarios para patentar una invención (derecho que el Estado concede durante 20 años) los realiza el Area de Gestión de la Innovación del Imibic, cuyo responsable es Carlos González Navarro. Los profesionales de este departamento efectúan un análisis exhaustivo de los proyectos de investigación que concurren a la convocatoria de la Consejería de Salud de ayudas a la investigación biomédica y en ciencias de la salud, además de estudiar aquellos que expresamente piden los profesionales.

Carlos González explica que la protección de la propiedad intelectual debe cumplir tres requisitos: ser nueva, inventiva y con aplicación industrial. Además de promover y fomentar una cultura basada en la formación orientada a los investigadores, desde el Area de Innovación del Imibic se apuesta por impulsar el espíritu emprendedor mediante la creación de empresas, fortaleciendo de este modo el tejido empresarial cordobés y andaluz y la generación de empleo.

El Imibic logró en el 2012 que el Ministerio de Economía y Competitividad acreditase la Unidad de Gestión de la Innovación como Oficina de Transferencia de Tecnología (OTRI), que es el organismo que en España tradicionalmente actúa como intermediario entre ciencia, tecnología y empresa. Este paso ha permitido la inclusión de este departamento del Imibic en la plataforma Itemas (Innovación en Tecnologías Médicas y Sanitarias) del Instituto de Salud Carlos III. Esta plataforma fomenta la innovación en tecnología sanitaria como herramienta fundamental para asegurar la sostenibilidad del sistema sanitario.

Profesionales de grupos del Imibic lograron firmar en el 2012 cuatro licencias de explotación de resultados de investigaciones y posibilitaron la creación de dos empresas derivadas o spin-off (Padmedicine SL –aplicación útil para los médicos– e ISAB SL –herramienta clínica para enfermos con problemas de movilidad y usada por entrenadores–).

Carlos González destaca que más de la mitad de las patentes solicitadas por el Imibic son dispositivos diagnósticos médicos o tratamientos útiles para determinadas enfermedades. “En este instituto estamos por encima del 7% de comercialización de patentes, que es el porcentaje medio a nivel mundial. Lo más importante es que el Imibic ha ido incorporando a la práctica totalidad de investigadores de Córdoba y otros de fuera, profesionales que no son solo médicos o licenciados superiores (ingenieros, biólogos, entre otros). Un celador, un auxiliar o un enfermero también pueden trabajar en innovación para mejorar la salud y calidad de vida de la sociedad”, resalta González.

Noticias Agibilis

Article source: http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobalocal/investigacion-biomedica-genera-cordoba-riqueza-economica-salud_858150.html

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.