mar 162014
 

Los expertos, tanto del sector público como privado, destacan el abanico de oportunidades que tiene ante sí el país, para lo que reivindican la unión de la Administración, universidades y empresas.

i+d

Fotografía: J.A. Gómez

“I Foro sobre Innovación’ organizado por EXPANSIÓN.

La I+D con marchamo español no carece de talento. Es más, se posiciona con vigor entre los países más avanzados de Europa. «Hemos aprendido el oficio de investigar y no tenemos nada que envidiar a nadie».

Con estas palabras, el subdirector general de Programas Internacionales de Investigación del Instituto de Salud Carlos III, Alfonso Beltrán García-Echaniz, abrió el ‘I Foro sobre la Innovación’ organizado por EXPANSIÓN, el Ayuntamiento de Málaga y el Palacio de Ferias y Congresos de la ciudad andaluza, que se ha convertido en uno de los polos mundiales en esta materia.

Uno de los problemas es que buena parte de los proyectos no trasciende el ámbito académico y público. «Hay verdaderos campeones de la innovación en las universidades y un gran desconocimiento sobre ellos», lamenta el director de I+D de OHL, Manuel Villén, quien anima a las pymes a «investigar».

Sobre esa falta de conexión con el mundo de la empresa, el subdirector general de Fomento de la Innovación Empresarial del Ministerio de Economía y Competitividad (Mineco), Luis Cueto, es claro: «Somos muy buenos en innovación, pero no hacemos negocio con ella».

Una postura compartida por el director general de Clarket, ModetCo, Alejandro Klecker, quien extrapola el problema al ámbito de las patentes: «No sabemos llevarlas al mercado y falta estrategia de licenciamiento».

Lamenta la falta de preparación científica de la pyme en el terreno de la «propiedad intelectual necesaria para redactar la memoria de una patente». En su opinión, «patentar no es caro» y achaca el origen del problema a cuestiones «estructurales, jurídicas, culturales y de tamaño».

En el transcurso del debate, el representante de Mineco puso sobre la mesa diferentes medidas encaminadas a fortalecer la relación entre innovación y empresa, destacando «la mejora del ecosistema, el cambio cultural o una mayor unidad de mercado».

Y, sobre todo, «la compra privada innovadora, así como valorar la imagen de la industria nacional. En otras palabras, sentirnos orgullosos del Spain inside». También aboga por una mayor implicación privada en el desarrollo del I+D, al tiempo que se muestra convencido de que España tiene posibilidades de convertirse en «el gran laboratorio de Europa».

Villén, por su parte, defiende la adquisición pública al considerar que «la Administración, como cliente, debe ser el gran impulsor de la I+D». Aboga por que esos principios de innovación consten en los «pliegos de los contratos públicos», especialmente en el sector de la construcción, «donde se están haciendo cosas pioneras a nivel global en nuestro país».

Por su lado, el director de Innovación de Endesa, Federico Fea, elogia la fortaleza de España frente a otros países de su entorno con unas «medidas mucho más potentes» en el fomento de la I+D.

También destaca el papel que está jugando Málaga en este escenario, poniendo en marcha iniciativas como Smart City o Zem2All, que monitoriza una flota de coches eléctricos en condiciones de tráfico real.

Este proyecto ha reunido por sí sólo un consorcio formado por colosos como la propia Endesa, Mitsubishi, Hitachi, Telefónica y en la parte pública Nedo (Japón) y el CDTI (España).

El representante del Instituto de Salud Carlos III, afirma que «existen condiciones en potencia». Y destaca la necesidad de que «la gente tenga un espejo donde mirarse, es decir, modelos que impulsen a los demás».

Valor añadido Al hilo de esto, el alcalde de la ciudad anfitriona del foro, Francisco de la Torre (PP), ve imprescindible que las urbes apuesten por proyectos de valor añadido y, en este sentido, subraya que «las multinacionales saben que en Málaga existe un gran ecosistema» para ello.

Otra de sus reivindicaciones es la colaboración estrecha con las universidades a fin de generar «un círculo virtuoso, donde lo que beneficia a éstas, alimenta a la empresa».

Como ejemplo, alude a las sinergias de la marca Málaga Valley, el Parque Tecnológico, la Universidad, las aceleradoras y start up.

«Con una mente más abierta e innovadora, que permita sacar el máximo partido a los esfuerzos de las administraciones públicas, consolidaremos la capacidad para crear y retener talento», concluye el primer edil.

Noticias Agibilis

Article source: http://www.expansion.com/2014/03/15/empresas/1394898724.html

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.