feb 192014
 

Tokio, 18 feb (EFE).- Una geóloga de la Universidad de Granada que ha participado en un programa puntero en investigación de terremotos en la costa de Japón expresó a Efe su deseo de que España vuelva a abonar las cuotas que requiere el proyecto para que científicos españoles puedan seguir tomando parte en él.

La investigadora Ana Crespo-Blanc estuvo en el equipo que en diciembre realizó a bordo del buque Chikyu prospecciones en la fosa submarina de Nankai, una enorme depresión al sur de la isla de Honshu, la principal de Japón, provocada por el hundimiento de la placa del Mar de Filipinas bajo la de Eurasia.

Aquí se lleva a cabo el proyecto Nantroseize, que busca desentrañar las claves detrás de los grandes seísmos y en cuya tercera fase ha participado Crespo-Blanc, quien recordó en una entrevista telefónica que “el próximo terremoto “grande” se espera en esta fosa”.

El objetivo último de Nantroseize es “colocar de manera permanente” aparatos de observación en los agujeros que realiza el Chikyu para registrar los cambios que se produzcan en las fallas y en la corteza circundante cuando se registre un terremoto.

Al igual que muchos miembros del equipo, la geóloga española cree que el proyecto incluso “puede ayudar algún día a realizar predicciones” antes de que se produzca un terremoto de gran intensidad, lo que podría salvar muchas vidas.

La fase tres de Nantroseize se ha centrado en realizar perforaciones a grandes profundidades para poder alcanzar la zona seismogénica, el área de la corteza terrestre donde se inician los terremotos, y en el estudio de los fragmentos de roca que se obtienen al realizar los agujeros.

La cuarta fase, centrada en la colocación de dispositivos, comenzará este año.

“Me encantaría poder participar en esa fase siempre que el Gobierno me deje”, añadió Crespo-Blanc, quien aseguró que España es desde octubre el único de los 26 países que participan en el Programa Internacional de Investigación Oceánica (IODP) que ha dejado de pagar su cuota en el organismo.

La geóloga alberga alguna esperanza de que la publicidad de su participación en Nantroseize ayude a recapacitar a las autoridades para que España pueda tomar parte y beneficiarse de los hallazgos de “un programa único en ciencias de la tierra”.

España entró a formar parte en 2003 del IODP, cuya primera fase de diez años de duración concluyó en septiembre del año pasado.

La cuota de España, que fue aumentando a lo largo de los años por el incremento de costes del IODP, ascendía desde 2009 a 762.000 dólares (555.610 euros) anuales, según el memorándum de la participación española en el proyecto.

Noticias Agibilis

Article source: http://www.lavanguardia.com/vida/20140218/54401406762/geologa-pide-que-espana-mantenga-su-rol-en-investigacion-de-seismos-en-japon.html

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.