mar 222014
 

El País / “La enfermedad ha avanzado mucho y todo nos hace pensar que el desenlace es inminente. El horizonte temporal que nos planteamos no supera las 48 horas”, anunció su hijo Adolfo Suárez Illana, en una rueda de prensa convocada de urgencia ayer por la mañana en una clínica de Madrid.

Suárez, de 81 años, hospitalizado desde el lunes por una infección respiratoria, había solicitado hace tiempo que el rey Juan Carlos fuese el primero en conocer la noticia, y así se hizo, explicó su hijo.

“La relación del rey con mi padre ha sido excepcional”, aseguró. “Gracias al rey él fue presidente del Gobierno, gracias al rey pudo hacer lo que más le gustaba y en un momento único en la historia de España”, agregó.

“Esos dos hombres cambiaron el rumbo de España”, subrayó visiblemente emocionado.

Retirado de la vida pública desde que la enfermedad neurodegenerativa se le declaró hace una década, el hombre sin cuya intervención “seguramente no hubiese volado España ni tan alto ni tan lejos”, perdió rápidamente la conciencia de lo que le rodeaba, explicó su hijo.

En los últimos años “no ha habido una relación intelectual con él, sí afectiva”, afirmó, asegurando que mantuvo hasta el final su “mirada picarona”.

“Estos dos días últimos han sido felices. Nos ha regalado más sonrisas que quizás en los últimos cinco años”, añadió.

Cambio. Antiguo hombre del aparato franquista, Suárez había sido encargado por el monarca en 1976 de formar el segundo gobierno de su reinado. Coronado el 22 de noviembre de 1975, dos días después de la muerte de Franco, Juan Carlos había mantenido en el poder al jefe del gobierno franquista Carlos Arias Navarro durante unos meses, sin que se avanzara en la reforma política. Suárez, en cambio, se convirtió en uno de los principales arquitectos de la transición a la democracia en España.

El dirigente político se encargó de desmontar el engranaje de la dictadura de Francisco Franco (1939−75), aunque su mandato coincidió con los años más duros en materia de terrorismo y con las dificultades económicas del país, con altas tasas de desempleo e inflación y necesitado de reformas.

El mandato de Suárez fue ratificado después por las urnas en las primeras elecciones democráticas, el 15 de junio de 1977, a las que se presentó como jefe de filas del partido Unión de Centro Democrático.

Se convirtió así en una de las figuras más emblemáticas del delicado período de transición que permitió a España pasar página de una dictadura iniciada en 1939 tras tres años de Guerra Civil.

Durante su gobierno se llevaron a cabo las principales reformas para que España se convirtiera en una democracia, como la legalización de todos los partidos políticos −incluida la polémica legalización del Partido Comunista−, una amnistía a los presos políticos y la redacción de la Constitución y su aprobación por un referendo en 1978.

Sin embargo, a partir de 1979, año de su segunda victoria electoral, emprendió un declive debido a problemas en su partido, la crisis económica, la agitación militar, el problema de la autonomía de las regiones españolas y los atentados de la organización armada independentista vasca ETA.

Estas dificultades, a las que se unió el retiro del apoyo del rey, le llevaron a dimitir por sorpresa en enero de 1981, días antes del intento de golpe de Estado militar del 23 de febrero.

Un año después creó otro partido, el Centro Democrático y Social (CDS), con el que consiguió ser diputado hasta que en 1991 abandonó la política.

Defensor de Wilson Adolfo Suárez fue invi− tado para integrar el equipo de abogados defensores de Wilson Ferreira Aldunate en 1984, cuando estaba detenido por la dictadura. Llegó a hablar ante la Convención blanca, pero fue expulsado por el régimen.

Con Información de El País

Noticias Agibilis

Article source: http://www.entornointeligente.com/articulo/2242504/Esta-grave-Adolfo-Suarez-figura-clave-de-la-transicion-en-Espana-22032014

Share
 Posted by at 10:57 pm

Sorry, the comment form is closed at this time.