mar 282014
 

A mediados de marzo se anunciaba la compra de la firma irlandesa Fyffes por parte de la americana Chiquita. El resultado es ese gran imperio bananero del que todos hemos oído hablar. La transacción se completará a finales de año y adivinen dónde estará domiciliada la multinacional. No en Estados Unidos, sino en Irlanda.

Desde el pasado 21 de marzo, Yahoo! presta sus servicios desde una empresa ubicada en… Irlanda y no es la única. La razón es clara, el impuesto de sociedades es más bajo, de un 12,5%, solo superada por Chipre con un 10%. En Estados Unidos es el 35%, y en la zona euro nos encontramos con porcentajes como el de Francia (36,1%), seguido de Malta (35%) y Bélgica (34%). En el caso de España se da la paradoja de tener uno de los impuestos más altos en la Zona Euro (30% el impuesto de sociedades, 21% de IVA y 52% DE IRPF) al tiempo que se recaudan menos ingresos. Complicado que las multinacionales nos elijan para sus sedes.

La estructura de las grandes multinacionales está pensada para pagar pocos impuestos. Las ganancias se registran en la filial que más conviene, mientras que el resto operan como intermediarias o prestadoras de servicios para su privilegiada hermana. Según Bloomberg, las compañías multinacionales americanas, acumularon casi dos billones de dólares en beneficios fuera de los Estados Unidos en 2013, un 11,8% más que el año anterior. De estos dos billones de dólares, el fisco americano no verá ni un dólar. El aumento en los beneficios es particularmente notable en empresas vinculadas a la industria de la tecnología, muchas de las cuales han movido patentes y otro tipo de propiedad intelectual a países con bajos tipos impositivos. De hecho, Bermudas, Bahamas o Caimán no están precisamente a la cabeza en I+D, pero empresas radicadas en ellas poseen un notable número de patentes.

General Electric es quien encabeza la lista, con 110.000 millones de dólares de ingresos conseguidos fuera de las fronteras americanas. Detrás vienen otras compañías como Pfizer, Apple, IBM, Google o Johnson Johnson. Así hasta completar esta lista de 307 corporaciones examinadas por Bloomberg. De este total de empresas, sólo un 7% concentra la mitad de los beneficios conseguidos en el exterior, para que no se nos olvide: casi dos billones de dólares (1,95 billones, para ser más precisos).

Citizens for Tax Justice ha denunciado en otro informe que entre los años 2008 y 2012, muchas de las empresas estadounidenses con mayores beneficios –entre las que cita a Boeing, General Electric y Verizon– pagaron apenas impuestos federales. Muchas de estas compañías negaron esta realidad alegando cálculos equivocados por parte de la ONG americana.

Desde el Congreso de Estados Unidos hasta la OCDE están intentando cambiar las reglas para prevenir esta fuga de impuestos. Tarea compleja. Tal y como puso en evidencia un profesor de derecho de la Universidad de Pensilvania, ni siquiera las compañías saben qué porción de sus acciones está en manos extranjeras. El estudio del profesor de derecho, Chris William Sanchirico, ha puesto sobre la mesa un debate que se está produciendo a escala internacional. Quienes defienden un cambio de reglas sostienen que las grandes multinacionales estadounidenses, sobre todo las tecnológicas, se benefician de una serie de ventajas de las que no disponen el resto de las empresas del país. Las multinacionales responden que su campo de batalla es el mundo, no Estados Unidos, por lo que no quieren competir en desventaja con otras compañías extranjeras que operan bajo reglas impositivas más atractivas que las de su país.

Noticias Agibilis

Article source: http://www.dirigentesdigital.com/mercados/sub-mercados/eeuu/32-eeuu/215494-empresas-multinacionales-gran-negocio-fiscal

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.