mar 092014
 

 

 

UNA ‘TORRE DE BABEL’…

 

“En el barco hay 120 personas. 31 investigadores de muchas nacionalidades diferentes; Reino Unido, Holanda, Francia, España, China, Corea del Sur, Filipinas Vietnam, Taiwán, Estados Unidos, Brasil y Australia. Es un proyecto muy importante porque actualmente en cuanto a las edades de formación del Mar de China Meridional, por lo que los hallazgos que aquí obtengamos son importantes para la comunidad científica. Entender cómo ha evolucionado el Mar de China Meridional puede servir de modelo a la hora de estudiar otros cuencas de mayor tamaño, como el océano Pacífico”, asegura Iván Hernández Almeida.

Formar parte de una de las expediciones en investigación más importantes del mundo es todo un privilegio pero también supone una gran responsabilidad y deja en el camino muchas horas y una gran labor. Pero Iván Hernández Almeida, investigador salmantino de 32 años, puede presumir de ser el único español a bordo de un buque, el Joides Resolution, en la Expedición 349 del IODP (International Ocean Discovery Program), en el Mar de China meridional.

 

Es doctor en Geología por la Universidad de Salamanca y muy a su pesar reconoce que España se queda atrás, muy atrás en la inversión en I+D+i ya que antepone “el soly la playa antes que ser un país innovador”. Y con “la tijera recortando todo lo posible mientras otros países apuestan por estas investigaciones”, reconoce.

 

Pero, ¿en qué consiste esta expedición? “Se trata de la Expedición 349 del IODP (International Ocean Discovery Program), en el Mar de China meridional. Estamos estudiando la apertura y evolución del Mar de China, y el impacto sobre el clima y oceanografía de la región. Estas campañas del IODP se financian a través de las contribuciones de los países miembros. España participa a través del ECORD (European Consortium for Ocean Research Drilling), que es el socio europeo. El principal contribuyente es Estados Unidos, pero hay otros países que también aportan dinero. China ha aportado un 70% de los 7 millones de dólares que cuesta esta campaña, porque tiene especial interés en la región”, asegura Iván Almeida.

 

Un día de trabajo en este buque es duro, con muchas horas y mucha implicación por parte de todo el equipo. “En el barco se trabajan 24 horas Nos dividimos en dos turnos, de día y de noche. Yo trabajo de mediodía a medianoche, 7 días a la semana, durante 61 días que dura la expedición. La actividad varía de día a día”, asegura.

 

¿En qué consiste su investigación? “Cuando estamos perforando, recibimos los testigos de sedimento que se van extrayendo del fondo marino. Yo estudio unos microfósiles marinos, de tamaño microscópico, llamados radiolarios. Identificar de que especie se trata nos ayuda a obtener información acerca de la edad de los sedimentos. También tenemos que hacer regularmente informes sobre nuestras actividades y resultados. Otra actividad importante son los eventos educativos con colegios e instituciones que lo soliciten; es una forma de acercar la ciencia a todo el mund0″, explica el investigador salmantino.

 

Este tipo de expediciones a bordo del Joides Resolution “duran alrededor de dos meses, y se realizan 4 campañas al año. El tiempo que el barco está parado es para hacer reparaciones, modernizar equipos…”.

 

ÚNICO ESPAÑOL PERO PARTICIPA EN LA EXPEDICIÓN COMO… SUIZO

 

Ser el único español en este buque es una responsabilidad para Iván H. Almeida aunque, muy a su pesar, acude a esta expedición como “suizo. Para mí es muy importante, me permite participar de los descubrimientos que hagamos aquí, y poder trabajar en el futuro con las muestras que obtengamos, aparte de poder establecer colaboraciones con otros investigadores a bordo”, asegura.

 

Pero… “participo en esta expedición como suizo. Actualmente trabajo en Berna, y es a través de esta institución y del comité suizo de IODP por el que he podido venir aquí. Estar en un ambiente multicultural es algo normal, ahora trabajo en la Universidad de Berna (Suiza), y tampoco soy el único español allí”.

 

“Los investigadores españoles están muy cotizados, sólo hay que ver el gran número que hemos encontrado trabajo en otras instituciones en el extranjero.

 

No en vano, es normal que no haya muchas personas de una misma nacionalidad en la expedición. “Cada país tiene un cupo limitado de investigadores que puede enviar, que varía en función del dinero aportado. Se puede dar el caso de que te encuentres con otros españoles, pero que participen representando otros países. En esta expedición hay una gran mayoría de investigadores chinos, porque China como he dicho ha financiado gran parte de los gastos”, explica el investigador salmantino.

 

INVERSIÓN DE ESPAÑA EN I+D+i… ‘LA TIJERA’

 

“En España se ha metido la tijera a todo, principalmente a todo lo que suene a público. Estos proyectos no han sido una excepción. El Gobierno ha recortado en dos años a las universidades públicas más de la mitad  del presupuesto de investigación, mientras que el presupuesto para I+D militar ha subido, paradójicamente el equivalente a los recortes de investigación”, reconoce muy a su pesat Iván Hernández Almeida.

 

Investigadores que comparten proyecto con el español Iván Hernández

 

Para él, el desarrollo de la investigación “es esencial para una docencia de calidad en un entorno intelectual que genere conocimiento. Mientras en países como Japón, Suiza o Alemania el camino para ser más competitivos es invertir más en I+D+i, en España se hace todo lo contrario, parece que el Gobierno está más interesado en perpetuar la imagen de potencia turística (sol y playa) que el de un país innovador. El problema es que cada vez menos científicos quieren trabajar en España”.

 

ESPAÑA, A LA COLA…

 

“Éste es un tema recurrente, aquí y en mi centro de trabajo. La gente se asombra que de la noche a la mañana se desmantele el sistema universitario y de investigación español, cuando los resultados nos avalaban. Los investigadores españoles están muy cotizados, sólo hay que ver el gran número que hemos encontrado trabajo en otras instituciones en el extranjero. Para los países de acogida es un negocio redondo, ellos no han invertido en nuestra formación, pero recogen los frutos de años de educación y subvencione pública en España. Tampoco nos queda mucha opción, es irse fuera o estar en el paro, la mayoría de los casos. En España no hay futuro”, sentencia el investigador salmantino.

 

“El problema es que cada vez menos científicos quieren trabajar en España”.

No en vano, la ciencia español poco a poco se irá quedando a la cola. “Las instituciones españolas tienen que trabajar a un ritmo más lento (si pueden y no tienen que cerrar) por las restricciones de financiación”.

 

“Esto indudablemente tendrá impacto en la participación de científicos con base en España en este tipo de proyectos. Españoles probablemente sigan participando en estas expediciones, pero representando a otros países”, concluye muy a su pesar…

Noticias Agibilis

Article source: http://www.tribunasalamanca.com/noticias/el-gobierno-esta-mas-interesado-en-perpetuar-la-imagen-de-sol-y-playa-que-la-de-un-pais-innovador/1394275528

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.