feb 192014
 

En solo cinco años, el número de empresas innovadoras se ha reducido a la mitad, según el INE, debido al drástico recorte de los presupuestos públicos y empresariales destinados a I+D. A pesar de esta coyuntura, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), que depende del Ministerio de Economía y Competitividad, aumentó en 2013 un 21% la partida destinada a financiar proyectos de I+D+i, hasta sumar 833 millones de euros. Además, el organismo prevé volver a aumentar esa partida un 32% a lo largo de 2014 movilizando 1.100 millones de euros. Entre los nuevos instrumentos de financiación destacan las líneas encaminadas a mejorar la colaboración internacional de las pymes españolas así como la modernización tecnológica de las empresas nacionales tanto dentro como fuera del país.

«Un ecosistema de innovación lo conforman tantos los centros de investigación como las empresas. En el resto de Europa dos terceras partes de la inversión en I+D recae en el sector privado, mientras que en España se divide a partes iguales con el público y hay que mejorarlo», explicó en la presentación de resultados María Luisa Poncela, secretaria general de Ciencia, Tecnología e Innovación. La responsable señaló la necesidad de «focalizar la estrategia y las inversiones para pensar en los retornos que tienen en la sociedad».

Se financiarán proyectos que se desarrollen en países con los que no existen acuerdos bilaterales por primera vez

En este sentido, el CDTI llevará a cabo en 2014 distintas modificaciones para mejorar los resultados en la innovación made in Spain. Una de los cambios más reseñables es la mejora de los tramos no reembolsables en todos los proyectos (que se traduce en una subvención) y que oscilarán entre el 5 y el 25% sobre la ayudada concedida. Uno de los apartados que más se beneficia de esta medida es la cooperación tecnológica internacional, cuyo porcentaje pasa del 18% al 25% en el caso de las pymes y del 18% al 20% en el de las grandes compañías. «Buscamos un escalado tecnológico de las empresas españolas y las ayudamos a contactar con partners internacionales», agregó Poncela.

Otro de los instrumentos novedosos para este año será la línea de innovación global, dirigida a pymes y MidCaps, con una dotación estimada de 100 millones de euros. «Esta partida va destinada a mejorar la capacidad tecnológica de las empresas, pero no específicamente a actividades de I+D, y podrá ser dentro y fuera de España, pero siempre y cuando no suponga una deslocalización de las actividades», aseguró Elisa Robles, directora general del CDTI.

También habrá un presupuesto de 100 millones de euros destinado a financiar proyectos estratégicos de investigación industrial, un programa que se reserva para empresas que realicen actividades de investigación industrial en consorcio con subcontratación de organismos de investigación, como universidades y centros tecnológicos.

Como novedad, este año se incluirá un lanzamiento de proyectos internacionales de cooperación tecnológica con certificación unilateral por parte del CDTI. Se trata de un mecanismo flexible que prima la cooperación con países con los que no existe un acuerdo bilateral previo con España. «Esta partida servirá para llevar a cabo actividades en lugares fuera de la Unión Europea y de los convenios que tenemos suscritos con terceros y ayudará a las empresas españolas a estrechar lazos en el extranjero», agregó Poncela.

A cierre de 2013, el CDTI financió a más de 1.600 empresas con préstamos ventajosos, de las cuales el 68% son pymes y la mitad nunca antes había recibido ayudas de la entidad. «El centro también se ocupa de asesorar y dar asistencia técnica a las empresas, además de buscar a nuevas compañías para mejorar la calidad del sistema productivo», aseguró la secretaria general. En términos de empleo, la institución calcula que gracias a sus ayudas, los proyectos aprobados han generado 10.123 empleos.

«Uno de cada tres propuestas que recibimos las rechazamos porque algunas empresas no tienen las capacidades financieras necesarias o no pueden aportar las garantías suficientes», concluyó Poncela, quien agregó que el gran reto para el país es «aumentar el número de patentes registradas». España consiguió posicionarse como el quinto país que más recursos movilizó para I+D del 7º Programa Marco de la UE y ahora aspira a conseguir el 9,5% de los más de 79.000 millones reservados para el Horizonte 2020, algo que supondrá «un esfuerzo tremendo».

Noticias Agibilis

Article source: http://www.elmundo.es/economia/2014/02/18/5303af6622601d08258b4582.html

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.