feb 132014
 

Miércoles, 12 de febrero del 2014 – 22.08 h



El laboratorio de National Ignition Facility (NIF).

Philip Saltonstall

El laboratorio de National Ignition Facility (NIF).

Dos líneas de investigación siguen abiertas en torno a la fusión nuclear. Grandes instalaciones son las encargadas de protagonizar una carrera energética que revolucionaría la actual industria generador y podría llevar a la jubilación las actuales centrales nucleares basadas en la fisión. El logro de los científicos estadounidenses de NIF supone un varapalo, al menos psicológico, para científicos europeos. El proyecto Francia ITER, en el que participa España, es el encargado de impulsar la instalación necesaria para demostrar la viabilidad de la tecnología de fusión mediante una línea investigadora diferente de la llevada a cabo por NIF en EEUU. Las infraestructuras de NIF (vinculada al Ejército de EEUU) han obtenido un avance quizá determinante para el futuro.

Dos líneas de investigación

Los científicos y la industria han apostado por dos vías distintas para conseguir la fusión nuclear, el denominado confinamiento magnético y el confinamiento inercial. El primero consigue crear y mantener la reacción gracias a grandes cargas magnéticas que hacen las veces de muros de contención de las cargas nucleares. En el segundo caso, que es el seguido por los científicos estadounidenses de NIF, el calentamiento se consigue con láseres de gran potencia y el confinamiento del plasma con la propia inercia de la materia. Este plasma se contiene por muy poco tiempo (microsegundos), pero a densidades muy altas (produciéndose muchas reacciones).

Necesidades

Existen otras vías investigadoras, como la fusión en frío, pero como la inversión en los otros dos sistemas ha sido muy elevada, costaría mucho dinero cambiar los métodos de investigación a esta nueva vía. Para hacerse una idea de la importancia de las instalaciones necesarias en la fusión baste comentar que la maquinaria y los componentes electrónicos que activan, por ejemplo, el láser NIF requieren un espacio mayor que un estadio de fútbol. El experimento necesario culmina en una onda que concentra una temperatura de 3,3 millones de Cº. Cada ráfaga láser de 20 nanosegundos de duración tiene una potencia 500 billones de vatios, mil veces el consumo de energía eléctrica de todo EEUU en ese mismo lapso de tiempo. Para evitar fugas de radiación, la cámara está cubierta por paredes de 1,8 metros de grosor.

Fusión

La fusión nuclear se basa en la energía que se libera de la unión entre los átomos. Concretamente en los experimentos sobre la fusión intervienen habitualmente dos isótopos del hidrógeno: el tritio y el deuterio. Se utilizan estos isótopos ya que para que se produzca la fusión de los átomos -su unión- es necesario que sus núcleos tengan la mínima fuerza de repulsión, y esto se logra precisamente con los átomos más ligeros, los de hidrógeno, que solo tienen un protón en su núcleo.

Noticias Agibilis

Article source: http://www.elperiodico.com/es/noticias/ciencia/fusion-nuclear-3096652

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.