feb 182014
 

Más de un centenar de científicos de todo el mundo han comenzado hoy una reunión en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), auspiciada por la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), para decidir, entre otras cosas, la ubicación del telescopio de neutrinos más grande del mundo.

Este telescopio, denominado proyecto KM3NeT y en cuya construcción participará la UPC, servirá para estudiar el Universo desde el fondo marino, ver el impacto de la contaminación acústica en el mar, así como fenómenos astronómicos y de física de partículas,

Los científicos, que permanecerán en Vilanova hasta el próximo viernes, tienen previsto analizar cual será la mejor ubicación para este gran telescopio, que será la segunda infraestructura más grande realizada hasta ahora después de la gran muralla china, y superará en altura el Burj Khalifa de Dubai (el edificio más alto del mundo), pero sumergido centenares de metros en el fondo del mar.

El futuro KM3NeT (siglas procedentes de Km3 Neutrino Telescope) será de un tamaño cincuenta veces superior al de su predecesor, el ANTARES (Astronomy with a Neutrino Telescope and Abyss Environmental Research), que durante los últimos 15 años ha recogido datos astronómicos desde 2.500 metros de profundidad del Mediterráneo (cerca de la costa de la Provenza).

Precisamente, en el encuentro científico que se ha iniciado hoy también se evaluarán los resultados obtenidos por el telescopio ANTARES.

Según la UPC, este tipo de telescopios permiten capturar neutrinos, partículas elementales que no tienen prácticamente masa, eléctricamente neutrales.

Estas partículas son emitidas durante una desintegración radiactiva y pueden aportar valiosa información de los fenómenos astrofísicos donde se producen, como las explosiones de estrellas o supernovas, los agujeros negros, los centros activos de galaxias y otros fenómenos extremos del Universo.

El objetivo de estos instrumentos es localizar neutrinos y descifrar sus características y para ello hay que detectar la llamada luz azul ‘Cerenkov’, que es el rastro que dejan las partículas cargadas de los neutrinos cuando entran en la atmósfera terrestre.

Este hecho se puede ver mejor desde el fondo del mar, donde no hay contaminación lumínica y para detectarlo se disponen tubos fotomultiplicadores que captan las pequeños señales de luz y la transforman en una señal eléctrica.

Estos tubos y sus fotodetectores son los verdaderos “ojos” del ANTARES y del KM3NeT, que miran hacia el fondo del mar para estudiar los fenómenos astronómicos, ha explicado André.

Siguiendo el modelo del ANTARES, el KM3NeT estará formado por una rejilla tridimensional de fotodetectores de alta sensibilidad fijados en cables, que, desde el fondo del mar, se elevarán cientos de metros en dirección a la superficie, formando un gran cilindro.

La UPC proporcionará la tecnología para revelar el comportamiento diario de los organismos marinos de las aguas más profundas y la influencia del ruido y contribuirá a detectar la pequeña carga acústica que produce el neutrino al impactar en el agua del mar.

De España, además del LAB de la UPC, también participa el Instituto de Física Corpuscular (IFIC), un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC y de la Universidad de Valencia, que coordina la participación científica española.

También participa un grupo de investigación de la Universidad Politécnica de Valencia.

Noticias relacionadas

  • <!–

    Aqu va el pie de foto de la imagen.

    –>Neutrinos masivos resuelven una incógnita cosmológica

    Los neutrinos interactúan muy débilmente con la materia, motivo por el que son muy difíciles de estudiar. Calculan que la suma de las masas de los neutrinos es 0,320 eV (+/- 0,081 …

  • <!–

    Aqu va el pie de foto de la imagen.

    –>Marte estará «junto a la Tierra» en abril

    Aquellos que quieran observar el mundo rojo con detalle deberán utilizar un telescopio.

  • Descubren un extraño planeta tambaleante

    Imagínese vivir en un planeta con estaciones tan erráticas que casi no puede saber qué ponerse: bermudas o un gran abrigo».

  • Resuelto el misterio de la ilusión óptica de Galileo

    De hecho, parecía ser ocho o diez veces más grande que Júpiter y, sin embargo, al observarlos con el telescopio este gigante gaseoso era cuatro veces o más grande que Venus.

  • Descubierta la estrella más antigua del Universo

    El telescopio gigante de Magallanes en Chile confirmó poco después este descubrimiento publicado en la última edición de la revista científica «Nature».

Noticias Agibilis

Article source: http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1583712

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.