mar 072014
 

Se trata de una investigación que ha analizado 32 marcas de agua embotellada de las más consumidas en España. El estudio se ha realizado justo después de la compra, y por esa razón las concentraciones de actividad obtenidas de polonio-210 pueden ser consideradas como representativas de los niveles que serían ingeridos por la población durante su consumo. El trabajo ha sido publicado en Radiation Protection Dosimetry y recogido por el Centro Nacional de Aceleradores (CNA).

El polonio-210 es un isótopo radioactivo presente de forma natural en el agua, suelos y atmósfera. Pertenece a la serie del uranio-238, que se caracteriza por la emisión de partículas alfa, es decir, núcleos de helio que aunque son menos penetrantes sí suponen una de las más dañinas ya que es muy ionizante. El objetivo de la investigación ha sido “evaluar la dosis efectiva recibida de polonio-210 por la población española a través del consumo de agua mineral embotellada”, dice la investigadora del Grupo de Física Nuclear Aplicada, Inmaculada Díaz. Para ello se han analizado distintas marcas comerciales de agua mineral embotellada para determinar las concentraciones de este elemento mediante espectrometría alfa.

Según indica Díaz, “aunque los niveles de polonio-210 son inferiores a los de uranio en el agua mineral embotellada, su contribución a la dosis comprometida por ingestión es claramente superior”. La investigadora explica que “incluso estas dosis de polonio-210 del agua embotellada son superiores a las del agua potable de nuestras viviendas ya que estas últimas han recibido un proceso previo de potabilización. No obstante, estas dosis están por debajo de los niveles de referencia fijados, a partir de los cuales sería necesario adoptar medidas de protección radiológica”, cuenta la experta.

La investigación también trata de mostrar la relación entre el consumo de agua embotellada con los niveles de polonio-210 y la edad de los consumidores, clasificándolas en 5 grupos de edad. Según informan desde el CNA, “las personas de entre 1 y 7 años reciben una dosis mayor debido a que el coeficiente de dosis incrementa conforme la edad se reduce”. Algo que sin duda llama la atención por “las múltiples campañas que se hacen recomendando el consumo de agua embotellada frente al agua potable de grifo sobre todo en niños”.

Como curiosidad, este elemento fue el primer isótopo radioactivo descubierto por el matrimonio Curie a finales del siglo XIX.

Noticias Agibilis

Article source: http://www.ideal.es/granada/20140307/mas-actualidad/ciencia/cientificos-estudian-niveles-polonio-201403071433.html

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.