feb 052014
 

Científicos de distintos países contratados por la Universidad de Zaragoza (UZ) diseñan nanodispositivos biodegradables para implantar en el organismo mediante una inyección, capaces de liberar fármacos para controlar el dolor crónico provocado por patologías como la ciática.

Este nuevo sistema permitirá suministrar en el organismo la dosis exacta de medicamentos durante el tiempo necesario, a diferencia de los dispositivos convencionales desarrollados hasta el momento que sólo permiten una liberación continuada, no modulada.

Además, la implantación de este nanodispositivo no requerirá una intervención quirúrgica, ya que se llevará a cabo a través de una simple inyección, ha explicado hoy en rueda de prensa el profesor titular de Ingeniería Química de la UZ e investigador del Instituto de Nanociencia de Aragón (INA), Manuel Arruebo organismo que desarrollará la investigación.

Para ello, el INA de la Universidad de Zaragoza cuenta con una financiación de 1,5 millones de euros para cinco años concedida tras haber sido seleccionado por el programa “Consolidator Grant”, una convocatoria que respalda proyectos de excelencia científica del Consejo Europeo para la Investigación (ERC).

Estos nanodispositivos se diseñarán con el objetivo de controlar el dolor crónico de enfermedades que requieren una liberación puntual de un fármaco, como la ciática o las molestias ocasionadas por problemas en las articulaciones.

Por ejemplo, según ha indicado Arruebo, el tratamiento médico de la ciática, que afecta a millones de personas en el mundo, se realiza con anestésicos que impiden al paciente el normal desarrollo de su actividad diaria.

Bajo los efectos de la medicación, estas personas no pueden trabajar o conducir, ha aclarado Arruebo, quien ha añadido que, con el nuevo sistema que se prevé desarrollar, no se limitará la actividad al suministrar la dosis adecuada en el lugar exacto.

Una vez implantados en el organismo, estos depósitos se activarán con una luz láser emitida desde el exterior que provocará la apertura de la membrana, permitiendo la liberación del fármaco.

En el momento en el que el depósito deja de recibir la luz láser éste se cerrará interrumpiendo el suministro de la medicación, ha precisado.

Además, al ser biodegradables, estos dispositivos serán absorbidos por el organismo un mes después de su implantación, llevada a cabo a través de una inyección.

Este proyecto de investigación es un paso más al realizado por el mismo grupo de investigación del INA que permitió el desarrollo de depósitos capaces de liberar fármacos, pero cuya implantación requería una intervención quirúrgica, además de no ser biodegradables.

Lo llevarán a cabo tres investigadores del INA junto a cinco científicos de ámbito internacional que se contratarán para el proyecto del área de veterinaria, biomedicina y bioquímica, entre otros.

Este trabajo de “excelencia científica” se iniciará el próximo mes de marzo y sitúa a la Universidad de Zaragoza en los primeros puestos de la nanociencia, en la “primera división” de la nanotecnología, ha explicado el vicerrector de política científica de la UZ, Luis Miguel García Vinuesa, junto al director del INA, Ricardo Ibarra.

EFE en españolEFE – Agencia EFE – Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

Noticias Agibilis

Article source: http://noticias.terra.es/ciencia/cientificos-disenan-dispositivos-inyectables-para-controlar-el-dolor-cronico,06b6c4f35aae3410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.