feb 132014
 

Desde el pasado viernes, la tienda de Apple distribuye una aplicación gratuita que rastrea cada ataque de drones de guerra –aviones no tripulados– que EE UU lanza contra Yemen, Pakistán y Somalia. Mediante un mapa y un feed similar al de Twitter, recopila todas las noticias publicadas que informan sobre ataques de este tipo. “Cuando me fui a dormir el viernes tenía 100 descargas”, cuenta por correo electrónico su creador, el periodista Josh Begley. En menos de una semana ha superado las 9.000. El camino ha sido largo: durante año y medio el equipo de control de calidad de la empresa rechazó publicar la aplicación. Begley lo ha conseguido finalmente porque mandó una app vacía llamada Metadata+ que luego, una vez aprobada, actualizó con los contenidos.

Es gratuita, y ahora Begley está desarrollando la versión para Android. La idea es “plantear una pregunta”, cuenta. “Aunque tengamos acceso a la información sobre ataques escondidos de drones, ¿queremos enfrentarnos a esa información? ¿Queremos en EE UU estar igual de conectados a nuestra política exterior que a nuestros teléfonos inteligentes?”. Begley también es el creador de la web Dronestream y su cuenta de Twitter, que publica los ataques para sus 27.500 seguidores. Además ha montado Empire.is, una página que muestra dónde tiene bases secretas EE UU mediante mapas de Google y Bing.



ampliar foto

Captura de pantalla de Metadata+. El texto dice: “15 personas estaban de camino a una boda cuando un dron estadounidense ‘falló su objetivo’ y mató a 12 personas”.

En julio de 2012, este reportero estadounidense envió su primera solicitud a Apple para publicar la nueva app. Se llamaba Drones+, más tarde conocida como Dronestream. La empresa le contestó que no era “útil”, y que no interesaba a una “audiencia lo suficientemente amplia”, explica Begley por correo electrónico. Volvió a enviarla cuatro veces más a lo largo de ese año y el siguiente; las últimas tres Apple contestó reiteradamente que el contenido era “excesivamente inaceptable o grosero”. El periodista recordó ya en 2012 que la misma web distribuye un videojuego llamado UAV Fighter que simula ataques de drones, y cuyo contenido los filtros de Apple no consideraron en ningún momento “inaceptables o groseros”.

Finalmente, el pasado enero, Begley decidió hacer otra prueba, de forma distinta. Envió una solicitud de prueba para una aplicación vacía, sin contenido, llamada Ephemeral (“efímera” en inglés). Se la aceptaron a los cinco días. El 22 de enero de 2014 subió Metadata+, sin contenido, que fue aprobada en seis días por el equipo de revisión de Apple. Luego cargó todos los contenidos, la actualizó, y el pasado viernes anunció en su cuenta de Twitter que estaba publicada.”La idea de crear una aplicación sin contenido la saqué de una exposición llamada The Imaginary App (“La aplicación imaginaria”) del artista Paul Miller. Él preguntaba: ‘¿Cuál es la app más deseable, terrorífica, inteligente, ridícula o necesaria que no ha sido publicada, y posiblemente nunca llegue a serlo?'”, explica. No está seguro de si las restricciones que le impusieron fueron políticas o puramente comerciales, pero para él eso no es lo importante.

Según un informe de la ONG Statewatch publicado el pasado miércoles, la Unión Europea ha destinado “al menos 315 millones de euros” desde los años noventa a la investigación de estos aparatos. Desde 2004 han muerto 3,520 personas, de los cuales 475 eran civiles, por ataques estadounidenses de este tipo, según estimaciones del think tank Council of Foreign Relations (Consejo de Relaciones Exteriores).

Noticias Agibilis

Article source: http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2014/02/12/actualidad/1392228481_497911.html

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.