“España debe tener vuelos directos con India” | Compañías | Cinco …

La secretaria de Estado de Comercio de India encabezó hace un par de semanas una delegación de cincuenta empresas locales que asistieron a Madrid para estrechar unas relaciones comerciales que no han despegado pese a la profunda crisis económica en España y la crisis de la deuda vivida entre los grandes socios de la zona euro. De hecho se ha producido el efecto contrario: las empresas españolas se han replegado a la zona euro, a la que se destinan más exportaciones que nunca, y han abandonado la estrategia de diversificación geográfica de sus ventas al exterior. Y una buena prueba de ello es India. Las exportaciones españolas a ese país ascendieron a 711 millones en 2008; nueve años después se han duplicado hasta los 1.300 millones. Pese a ello, esa cifra apenas representa el 0,5% del total de exportaciones al exterior. Antes de la crisis, el porcentaje era del 0,3%. Teotia cree que existe margen para mejorar las relaciones comerciales y las inversiones, pero considera que es prioritario que las compañías de bandera españolas (ni Iberia ni Air Europa los tienen en la actualidad) establezcan vuelos directos para satisfacer las necesidades crecientes de empresarios y turistas indios.

Hace tres años se creó la Comisión Conjunta de Cooperación Económica para impulsar las relaciones bilaterales entre España e India. ¿Cómo valora la evolución de las mismas en ese período?

Los trabajos del Comité no han progresado de forma adecuada en los últimos tres años porque no hemos conseguido atraer a todos los actores privados y públicos. Pese a ello hemos podido generar un foro de debate en el que hemos podido discutir las relaciones económicas y comerciales bilaterales. En ese período, el número de inversores ha crecido de forma exponencial en ambos países, las relaciones económicas son positivas y se producen en un clima de confianza. El principal problema que hemos encontrado en nuestros intercambios se refiere al acceso a los mercados europeos. India sigue encontrado algunas barreras ligadas al acceso al mercado español y la respuesta siempre es que es una competencia europea.

¿En qué sectores en concreto han encontrado estas barreras?

Los obstáculos son especialmente visibles en el acceso de los medicamentos indios a España. El proceso de registro y certificación de los fármacos es demasiado largo y complejo y puede llevar cerca de dos años. Estamos negociando con las autoridades españolas para que el proceso sea mucho más rápido, aunque siempre se defienden diciendo que la competencia le corresponde a la Agencia Europea del Medicamento.

“Cada turista indio gasta 2.400 euros en sus viajes frente a los menos de 1.000 que gasta un alemán, un francés o un inglés”

¿Cuáles son las principales oportunidades que han detectado para las empresas españolas e indias, tanto a la hora de exportar como de invertir?

Las exportaciones indias a España están centradas en productos químicos, medicamentos y tecnologías de la información. Y también estamos creciendo en la venta de bienes de equipo y agricultura. Por su parte, España exporta agricultura, tecnología ligada a las renovables y transporte. Hay muchas oportunidades ligadas a la logística y las infraestructuras, puesto que la previsión que maneja el Ejecutivo es que será necesario invertir al menos 3,6 billones de euros en infraestructuras hasta 2040 para mantener las actuales tasas de crecimiento.En el ámbito de las inversiones, el Gobierno ha detectado varias áreas en las que podría haber una cooperación más estrecha. Hay oportunidades en energías renovables y depuración y reutilización de aguas, pese a que ya hay muchas firmas españolas presentes en India. En la actualidad hay 180 instaladas frente a las 60 de 2008, la gran mayoría centrada en infraestructuras, energías renovables, automoción, desaladoras y comercio minorista. La secretaria de Estado de Comercio española, Marisa Poncela, nos confirmó que no son inversiones especulativas, sino que tienen compromiso de permanencia y de imbricación en el tejido económico y social del país. Además, esos ámbitos coinciden con los sectores económicos considerados estratégicos por el primer ministro Narendra Modi: infraestructuras de transporte, energías renovables, desarrollo urbanístico, medioambiente, turismo o tecnologías de la información.

Una de las principales quejas expuestas por la delegación india se refiere a la falta de conexiones aéreas directas entre España e India.

Una de las prioridades del Gobierno español debe ser la de facilitar la movilidad de los viajeros entre los dos países. India ha culminado una serie de reformas que permite la agilización de los visados para los viajeros de negocios y esperamos que España también lo haga. La segunda parte de nuestra reivindicación se centra en la historia de éxito de la conectividad aérea. No hay vuelos directos entre ambos países. España debe tener vuelos directos con India. Hemos recibido quejas por parte de turistas sobre las dificultades que han encontrado para viajar a España. Sería un buen comienzo para no interrumpir el fuerte crecimiento experimentado por el turismo indio. En 2015, los turistas indios que viajaron a España fue de 64.000 personas. Un año después creció un 17% hasta los 106.000 y en 2017 ha subido otro 34% hasta los 141.000. Ese es un dato que debe hacer reflexionar a las autoridades españolas sobre cuán interesante puede ser para España impulsar los viajes a India. Otro dato importante es que el gasto que hacen los turistas indios en sus estancias es mucho más elevado que el de los europeos. Mientras que el desembolso de un viajero alemán, francés o ingles no supera los 1.000 euros, el de los indios roza los 2.400 euros.

Noticias Agibilis

Article source: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/02/02/companias/1517580178_184795.html

Share

Deja un comentario