jul 312017
 

Las destacadas investigaciones del científico sinaloense Alberto Kousuke de la Herrán Arita sobre narcolepsia —trastorno que provoca somnolencia súbita— han sido ampliamente difundidas en revistas especializadas.

En 2013, en colaboración con investigadores de Estados Unidos, publicó un artículo en la prestigiada revista Science donde documentó los resultados de sus estudios a propósito de este trastorno del sueño.

A la par de sus investigaciones, De la Herrán Arita ha incursionado con éxito en la divulgación de la ciencia mediante videocápsulas que él mismo produce y difunde en redes sociales.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, el joven científico sinaloense habla del favorable entorno familiar y las influencias que recibió para despertar su talento hacia la investigación.

La curiosidad científica de un niño

El científico sinaloense considera que tuvo una infancia afortunada, pues su única preocupación era ser niño.

“No tuve tiempo de preocuparme por muchas cosas que se preocupan hoy en día los niños, por ejemplo, qué serás de grande. Solo me dedicaba a ser niño, supongo que esa fue una ventaja”, comentó.

Su madre, psicóloga, y su padre, sociólogo economista, buscaron que Alberto se involucrara en alguna actividad de su interés, hasta que encontró juegos de química.

“En mi generación me tocaron esos kits de juguetes científicos Mi Alegría, que mezclaba cosas. Así comenzó a gustarme la ciencia. Recuerdo también que mis papás fomentaron en mí la investigación, claro que dentro del contexto de la infancia”, recordó.

Sus primeras lecturas sobre ciencia llegarían por contagio de Héctor Arita, su tío. El científico regalaba al pequeño todas las revistas viejas que ya no leía sobre ciencia.

Una vez en secundaria, en el Instituto Yolistli, en Culiacán, surgió en él la idea de dedicarse a la medicina. Considerando que serían muchos años los que invertiría en esa carrera, optó por un programa de bachillerato de dos años, lo que le permitiría ahorrar tiempo y convertirse en médico a temprana edad.

“Siendo honesto, estudiar medicina no era lo que más quería. Yo quería ser piloto de jet de combate, pero aquí en México la fuerza aérea no tiene jets de combate modernos, y además soy miope; así que por default habría sido rechazado”, argumentó.

Motivado además por series televisivas, consideró que la carrera de medicina ofrecía un espectro más grande de posibilidades a las que podía dedicarse.

“Veía un programa que se llamaba ER, y me empezó a gustar. Claro que la idea que venden en la televisión sobre el médico no tiene nada que ver con lo que es en la vida real”, dijo.

El camino de la ciencia

Al culminar la preparatoria, ingresó a la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS). Reconoce que durante el primer año faltaba mucho a clases, pues las clases le parecían aburridas.

“Si soy honesto, la Escuela de Medicina en ese entonces dejaba mucho qué desear, me aburría mucho; creyeron que hasta me había salido de la escuela. Pero tuve la fortuna de encontrarme con profesores que mantenían ese interés en mí de seguir estudiando”.

Con los amigos hablaba de sus deseos por investigar y emprender un camino en la ciencia, pero hasta ese momento no materializaba sus aspiraciones.

Al llegar el momento de realizar su primera estancia de verano científico, sabía que lo que más le interesaba era el trabajo en laboratorio, no tanto el ambiente de los hospitales, así que acudió al Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN). El año siguiente recibió mentoría por parte del doctor René Drucker Colín, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El investigador trabajaba con enfermedades neurodegenerativas y trastornos del sueño, temas de interés de Alberto; así que en 2006 regresaría a emprender el servicio social con el científico.

Influenza y narcolepsia

En 2009, surgió en México la pandemia de influenza A (H1N1). Fue una coincidencia que Alberto de la Herrán se encontrara trabajando con el científico en la Ciudad de México, estudiando incluso temas sobre trastornos del sueño.

“Posterior a esta pandemia llegó un doctor, amigo del doctor Drucker, que es el doctor William Charles Dement, el padre de la medicina del sueño. Él se encontraba trabajando con la narcolepsia, y como nosotros trabajábamos en ese proyecto, y dio la casualidad de que en México se originó la pandemia de influenza, comenzamos a platicar al respecto. Ahí fue donde surgió ese nuevo proyecto con el que me fui a Estados Unidos, a la Universidad de Stanford”, recordó.

Ingresó a la Universidad de Stanford. La investigación consistió en conectar los puntos. Señaló que la enfermedad se origina por la pérdida de una pequeña población neuronal encargada de la producción de la hipocretina.

“Nadie sabía por qué los pacientes con esta enfermedad perdían estas neuronas, pero revisando la literatura médica encontramos que en 1918 hubo una pandemia de influenza, la influenza española, causada por el mismo virus, y que mató a muchas personas. Un científico descubrió que algunos sobrevivientes presentaban un cuadro de hipersomnolencia. Al estudiarlos post mortem encontró que en sus cerebros faltaba una población neuronal en el hipotálamo”, dijo.

El equipo de investigación del doctor Drucker determinó la misma reacción. “Así fue como hicimos la conexión entre este virus y la enfermedad”, comentó.

Se trató de un esfuerzo multinacional. Colaboraron investigadores de China, debido a que las muestras estudiadas correspondían a niños de China, también de Escandinavia, otros más de Finlandia y Dinamarca, donde también observaron casos de narcolepsia.

Actualmente, el miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y docente de la Facultad de Medicina de la UAS asesora a estudiantes; encuentra en sus estudiantes a jóvenes interesados por la ciencia y la investigación.

“Cada vez hay más estudiantes interesados en la investigación, porque es lo que hace falta en México”, comentó.

Recientemente, el equipo del doctor determinó que 70 por ciento de los culiacanenses presenta trastornos del sueño, comparado con la media nacional o mundial.

“Hay muchos factores. Aquí en Sinaloa hay muchas personas con sobrepeso y obesidad, también influye el estilo de vida, la fiesta, el consumo de sustancias, etcétera”, dijo.

Ciencia en Caliente

El investigador produce cápsulas de video que comparte en redes sociales y que han superado hasta las 200 mil reproducciones. Se trata de la cápsula Ciencia en Caliente, que en un lapso de tres minutos explica el lado científico y con un toque de humor de temas como el consumo de azúcar, el gluten, la resaca, entre otros.

“Mi tutor, el doctor Drucker, es conocido también como divulgador de la ciencia. Siempre me han gustado sus cápsulas, su humor y su manera de transmitir la ciencia a la población en general. Actualmente él tiene 78 años y lamentablemente hay una generación a la que no le resulta tan atractiva la forma en que transmite ese tipo de información, por eso decidí hacerlo con mi estilo”, comentó.

Explicó que los temas que aborda en su cápsula los elige de manera aleatoria, por ocurrencia o por sugerencia de los seguidores.

Su mensaje a los jóvenes consiste en ubicar sus pasiones y dedicarse a ellas para beneficio propio y de la sociedad.

“Que hagan o se dediquen a hacer lo que les apasione. Solo se tiene una vida. En lugar de perder el tiempo, hay que tratar de sacar mejor provecho a las horas que nos queden”, comentó.

www.conacytprensa.mx

jul 312017
 

Morelia, Michoacán.- Con la participación de reconocidos investigadores nacionales e internacionales inició la XII Edición de la Escuela de Ciencia de Materiales y Nanotecnología (ECMyN) cuyo objetivo es dar a conocer las investigaciones y desarrollos más recientes en dicha área de conocimiento, así como motivar a los jóvenes a ingresar a esta rama de la investigación científica.

Organizado por el Instituto de Investigaciones en Materiales (IIM) de la UNAM, la ECMyN es un foro que promueve la vinculación entre la universidad y la industria, reúne del 31 de julio al 4 de agosto del presente año, a estudiantes, investigadores y profesionales de la ciencia de materiales y la nonotecnología, en el auditorio de la Coordinación de Servicios Administrados (CSAM), de la UNAM Campus Morelia, ubicado en la Antigua Carretera a Pátzcuaro, No. 8701, Colonia Ex Hacienda San José de la Huerta.

Durante la inauguración se contó con la presencia del Dr. José Israel Betancourt Reyes, director del Instituto de Investigaciones en Materiales (IIM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Dr. Ismeli Alfonso López jefe de la Unidad Morelia del IIM y miembros del comité organizador.

El organizador del evento, el Dr. Alberto Beltrán Morales, explicó que los cursos serán impartidos por reconocidos investigadores nacionales e internacionales, entre los que se encuentran el Dr. Douglas Kelley (University of Rochester, EUA), Dr. Guillermo Oyarzún (University of Patras, Grecia), Dr. Israel Herrera (CIEMAT, España), Dr. Antonio del Río (Instituto de Energías Renovables – UNAM) y el Dr. David Morales (Instituto de Química – UNAM). Adicionalmente, el miércoles 2 de agosto se tendrá una conferencia magistral impartida por el Dr. Gabriel Torres Villaseñor, investigador emérito del IIM-UNAM.

Detalló que de los 155 asistentes confirmados, 83 son estudiantes de nivel licenciatura (54%) que cursan los semestres finales de sus respectivas carreras, 21 alumnos de maestría (14%) y 13 de doctorado (8%); adicionalmente, se cuenta también con la presencia de 38 colegas de diversas instituciones (24%).

Cabe destacar que los estudiantes participantes (117 en total) fueron seleccionados de entre 197 solicitudes que llegaron de Instituciones de Educación Superior (IES) de todo el país; de ellos 68 recibirán beca de hospedaje, las cuáles se asignaron a estudiantes foráneos con los mejores promedios, dicho número es 70 por ciento superior al de la XI edición celebrada el año pasado.

La XII Edición de la Escuela de Ciencia de Materiales y Nanotecnología promovió la asistencia de estudiantes de Instituciones de Educación Superior (IES) del estado de Michoacán, comentó el organizador.

Entre los tópicos que se desarrollarán, destacan el estudio de nuevos sistemas de almacenamiento de energía como las baterías de metal líquido, el cómputo de alto rendimiento, el análisis del ciclo de vida de materiales, la química organometálica y la fotónica.

Finalmente, el Dr. Alberto Beltrán informó que el jueves 3 de agosto, se realizará el octavo foro de vinculación Universidad-Industria, donde participarán profesionales que cuentan con una vasta experiencia en la industria y la academia; en esta edición estarán el M.I. Luis Guillermo Vidriales Escobar (General Electric, Aviation), el Ing. Emmanuel Valenzuela Fuentes (Fundidora Morelia S.A. de C.V.) y la Dra. América Padilla Viveros (CINVESTAV, IPN).

Article source: http://www.cambiodemichoacan.com.mx/nota-n27163

Share
jul 312017
 

Google, mejor en ciencia que el MIT

La división de investigación de la compañía ha superado a algunos de los más prestigiosos centros del mundo.

(CCM) — Google ha logrado situarse por tercer año consecutivo entre los mejores diez centros de investigación del mundo, por delante de universidades de la talla de Oxford o el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Según la clasificación elaborada por el grupo de investigación SCImago LAB, la compañía de Mountain View se posiciona en séptimo lugar de este ranking, en el que se valoran criterios como la apuesta por el I+D o el impacto social, este último en función de la visibilidad en Internet (si bien no es de extrañar que Google haya obtenido la mejor puntuación en este último indicador). Pese a ello, la firma tecnológica española que elabora la clasificación aclara que solo ha valorado a los centros que hayan publicado un mínimo de cien trabajos incluidos en la base de datos Scopus, de la editorial Elsevier.

Aunque ha cedido dos posiciones desde la edición 2016 de este ránking, el ascenso de Google es meteórico e innegable: en 2014 se encontraba en el puesto 195 de esta lista. No hay duda de que el gigante tecnológico es una de las empresas más innovadoras del mundo y en contínua búsqueda de nuevas alianzas comerciales con otras compañías para sacar productos nuevos y sorprendentes.

Foto: © Denis-Linine – Shutterstock.com

Article source: http://es.ccm.net/news/21377-google-mejor-en-ciencia-que-el-mit

Share
jul 312017
 

Conseguir dar con la fórmula mágica que haga triunfar un yougur, una galleta, unas patatas fritas o una cerveza no es fácil. Aunque las empresas del sector de alimentación y bebidas lo saben y tratan de medir con cuidado los ingredientes que ponen en sus productos, el grado de fracaso sigue siendo alto. Muchos artículos no logran, pese al esfuerzo en I+D y de marketing de sus fabricantes, generar el entusiasmo deseado entre los consumidores una vez que alcanzan las estanterías de los supermercados.

Para ayudar a desarrollar productos más apetecibles y que gusten, la consultora española Sensory Value, creada por dos ex directivos de Bestfoods (grupo adquirido por Unilever en 2000), ofrece a las empresas de esta industria un análisis detallado para que conozcan y trabajen los atributos sensoriales de sus productos. Y es que como explica Joan Abante, CEO y cofundador de la compañía, el reto es grande, pues aquí entran en juego el aroma, la textura, la apariencia y otras muchas características difíciles de describir por alguien que no esté específicamente entrenado para ello.

La empresa, con sede en Sant Cugat, tiene su propia metodología de trabajo. Combina un test de mercado elaborado entre consumidores aleatorios y otro hecho en su laboratorio formado por dos paneles con 20 catadores entrenados y formados en la metodología SensorySpectrum “de gran prestigio en las multinacionales de gran consumo”. Abante las llama “expertas sensoriales” (la mayoría son mujeres) y asegura que son capaces de elaborar, gracias a un duro entrenamiento, una radiografía de cualquier producto, identificando no solo todos los ingredientes que lleva sino el porcentaje de cada uno de ellos.

Después, unos algoritmos creados por sus estadísticos cruzan todos los datos obtenidos y el resultado les permiten entender qué es lo que realmente conduce al consumidor a preferir un producto. Este cruce de datos resulta clave, según Abante, para saber bien qué palancas deben tocar sus clientes en cuanto a textura, apariencia y sabor “para lograr el producto ideal”. El directivo defiende que “gestionando de forma correcta estos activos sensoriales, las compañías pueden lograr que sus productos sean superiores a los de la competencia”.

Puzzle de ingredientes

La tarea no es sencilla, pues las recetas alimentarias llegan a contener entre 20 y 30 ingredientes. “Cuando preguntamos a los consumidores, estos pueden identificar algunos, pero es difícil que afinen hasta construir el puzzle de ingredientes, y mucho menos las cantidades utilizadas. Y aquí no se trata solo de identificar el sabor a limón en un producto, sino afinar en los matices y saber si en ese sabor hay piel del fruto y si este es un fruto maduro”.

Abante habla desde la experiencia, pues su empresa lleva 17 años testando productos (más de 8.000), tanto de nueva creación como ya comercializados para identificar el grado de mejora. Y presume de que algunos de ellos han llegado a ser producto del año. Entre sus clientes, hay primeras marcas como Unilever, Gallina Blanca, Telepizza, Lavazza (café italiano) o el grupo cervecero portugués Unicer.

La prueba del nueve es cuando el cliente les dice que desde que han modificado un producto con su ayuda han elevado las ventas. Abante señala que les ha pasado numerosas veces, y da ejemplos, preservando la confidencialidad de las marcas. “Hicimos un trabajo para un pan de molde y en medio año sus ventas subieron un 10%; también con un zumo de naranja, que creció en tres puntos su cuota de mercado, y eso que en ambos casos hablamos de dos mercados muy maduros”.

Abante defiende que la industria de la alimentación y bebidas sabe el dinero que cuesta poner un producto en un lineal y el riesgo que corre si no sale bien, por ello “no hay que ver la investigación de mercado como un coste sino como una inversión”, reivindica.

Sensory Value, con una plantilla cercana a las 50 personas, facturó el pasado año 4 millones y este año prevé superar los 5. Para 2020 se ha propuesto duplicar sus ingresos, gracias a un fuerte plan de internacionalización. La compañía ya obtiene el 50% de su facturación desde fuera de España, sobre todo de Italia (donde tiene una delegación desde 2012) y Portugal. Pero para 2018 esperan tener operativa una oficina en París y en paralelo empezar a trabajar en EE UU y Asia, mediante sendas alianzas estratégicas con empresas nativas.

“Nuestra vocación siempre ha sido ser global, y con estos movimientos lograremos estar presentes en los tres principales continentes y transmitir a las grandes corporaciones que contamos con una estructura global con la que abordar proyectos de cualquier parte del mundo”. Según Abante, cuando creó con su socio Jordi Pongiluppi su compañía no existía nada parecido en España, y “hoy no hay más de 20 empresas en el mundo como la nuestra”.

La realidad virtual, una aliada

Sensory Value tiene un proyecto abierto de realidad virtual desde finales de 2016. La firma está convencida de que esta tecnología llevará a diseñar nuevas metodologías de investigación de mercado. “Nos va a permitir meter una variable, la contextual, que hasta ahora no podíamos”, dice Abante. Así, en lugar de testar sensorialmente una muestra de cerveza, por ejemplo, en una sala con mamparas blancas, lo podremos hacer en una cafetería, en una terraza o en un chiringuito de la playa virtual”.

El directivo apunta que la realidad virtual permite recrear todos los escenarios que el cliente quiera. “Se trata de meter al consumidor de lleno en la situación, porque el contexto influye mucho”. No es lo mismo lanzar una cerveza para el verano ligera que otra con más cuerpo para tomar en un pub”.

Investigadores de la Ohio State University ya han hecho un estudio para ver si un entorno de realidad virtual mejora los resultados de los estudios de percepción de los consumidores. El equipo habilitó dos salas para testar un café. En una solo había un ordenador y varias muestras de café en vasos de poliestireno y una luz roja. En otra, nueve pantallas de gran formato mostraban una cafetería real y un barista trabajando, altavoces con sonido ambiente, un olfatómetro que despedía olor a dulces recién horneados y las muestras de café en tazas de cerámica. La investigación concluyó que los consumidores se involucran más en los test de producto si se usan tecnologías inmersivas.

Article source: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/07/30/companias/1501427779_138988.html

Share
 Posted by at 2:59 pm
jul 312017
 

Conseguir dar con la fórmula mágica que haga triunfar un yougur, una galleta, unas patatas fritas o una cerveza no es fácil. Aunque las empresas del sector de alimentación y bebidas lo saben y tratan de medir con cuidado los ingredientes que ponen en sus productos, el grado de fracaso sigue siendo alto. Muchos artículos no logran, pese al esfuerzo en I+D y de marketing de sus fabricantes, generar el entusiasmo deseado entre los consumidores una vez que alcanzan las estanterías de los supermercados.

Para ayudar a desarrollar productos más apetecibles y que gusten, la consultora española Sensory Value, creada por dos ex directivos de Bestfoods (grupo adquirido por Unilever en 2000), ofrece a las empresas de esta industria un análisis detallado para que conozcan y trabajen los atributos sensoriales de sus productos. Y es que como explica Joan Abante, CEO y cofundador de la compañía, el reto es grande, pues aquí entran en juego el aroma, la textura, la apariencia y otras muchas características difíciles de describir por alguien que no esté específicamente entrenado para ello.

La empresa, con sede en Sant Cugat, tiene su propia metodología de trabajo. Combina un test de mercado elaborado entre consumidores aleatorios y otro hecho en su laboratorio formado por dos paneles con 20 catadores entrenados y formados en la metodología SensorySpectrum “de gran prestigio en las multinacionales de gran consumo”. Abante las llama “expertas sensoriales” (la mayoría son mujeres) y asegura que son capaces de elaborar, gracias a un duro entrenamiento, una radiografía de cualquier producto, identificando no solo todos los ingredientes que lleva sino el porcentaje de cada uno de ellos.

Después, unos algoritmos creados por sus estadísticos cruzan todos los datos obtenidos y el resultado les permiten entender qué es lo que realmente conduce al consumidor a preferir un producto. Este cruce de datos resulta clave, según Abante, para saber bien qué palancas deben tocar sus clientes en cuanto a textura, apariencia y sabor “para lograr el producto ideal”. El directivo defiende que “gestionando de forma correcta estos activos sensoriales, las compañías pueden lograr que sus productos sean superiores a los de la competencia”.

Puzzle de ingredientes

La tarea no es sencilla, pues las recetas alimentarias llegan a contener entre 20 y 30 ingredientes. “Cuando preguntamos a los consumidores, estos pueden identificar algunos, pero es difícil que afinen hasta construir el puzzle de ingredientes, y mucho menos las cantidades utilizadas. Y aquí no se trata solo de identificar el sabor a limón en un producto, sino afinar en los matices y saber si en ese sabor hay piel del fruto y si este es un fruto maduro”.

Abante habla desde la experiencia, pues su empresa lleva 17 años testando productos (más de 8.000), tanto de nueva creación como ya comercializados para identificar el grado de mejora. Y presume de que algunos de ellos han llegado a ser producto del año. Entre sus clientes, hay primeras marcas como Unilever, Gallina Blanca, Telepizza, Lavazza (café italiano) o el grupo cervecero portugués Unicer.

La prueba del nueve es cuando el cliente les dice que desde que han modificado un producto con su ayuda han elevado las ventas. Abante señala que les ha pasado numerosas veces, y da ejemplos, preservando la confidencialidad de las marcas. “Hicimos un trabajo para un pan de molde y en medio año sus ventas subieron un 10%; también con un zumo de naranja, que creció en tres puntos su cuota de mercado, y eso que en ambos casos hablamos de dos mercados muy maduros”.

Abante defiende que la industria de la alimentación y bebidas sabe el dinero que cuesta poner un producto en un lineal y el riesgo que corre si no sale bien, por ello “no hay que ver la investigación de mercado como un coste sino como una inversión”, reivindica.

Sensory Value, con una plantilla cercana a las 50 personas, facturó el pasado año 4 millones y este año prevé superar los 5. Para 2020 se ha propuesto duplicar sus ingresos, gracias a un fuerte plan de internacionalización. La compañía ya obtiene el 50% de su facturación desde fuera de España, sobre todo de Italia (donde tiene una delegación desde 2012) y Portugal. Pero para 2018 esperan tener operativa una oficina en París y en paralelo empezar a trabajar en EE UU y Asia, mediante sendas alianzas estratégicas con empresas nativas.

“Nuestra vocación siempre ha sido ser global, y con estos movimientos lograremos estar presentes en los tres principales continentes y transmitir a las grandes corporaciones que contamos con una estructura global con la que abordar proyectos de cualquier parte del mundo”. Según Abante, cuando creó con su socio Jordi Pongiluppi su compañía no existía nada parecido en España, y “hoy no hay más de 20 empresas en el mundo como la nuestra”.

La realidad virtual, una aliada

Sensory Value tiene un proyecto abierto de realidad virtual desde finales de 2016. La firma está convencida de que esta tecnología llevará a diseñar nuevas metodologías de investigación de mercado. “Nos va a permitir meter una variable, la contextual, que hasta ahora no podíamos”, dice Abante. Así, en lugar de testar sensorialmente una muestra de cerveza, por ejemplo, en una sala con mamparas blancas, lo podremos hacer en una cafetería, en una terraza o en un chiringuito de la playa virtual”.

El directivo apunta que la realidad virtual permite recrear todos los escenarios que el cliente quiera. “Se trata de meter al consumidor de lleno en la situación, porque el contexto influye mucho”. No es lo mismo lanzar una cerveza para el verano ligera que otra con más cuerpo para tomar en un pub”.

Investigadores de la Ohio State University ya han hecho un estudio para ver si un entorno de realidad virtual mejora los resultados de los estudios de percepción de los consumidores. El equipo habilitó dos salas para testar un café. En una solo había un ordenador y varias muestras de café en vasos de poliestireno y una luz roja. En otra, nueve pantallas de gran formato mostraban una cafetería real y un barista trabajando, altavoces con sonido ambiente, un olfatómetro que despedía olor a dulces recién horneados y las muestras de café en tazas de cerámica. La investigación concluyó que los consumidores se involucran más en los test de producto si se usan tecnologías inmersivas.

Article source: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/07/30/companias/1501427779_138988.html

Share
 Posted by at 2:59 pm
jul 312017
 

Descubren en tumba egipcia materiales para embalsamar y corazn disecado de hace 4.000 aos

Un equipo de arqueólogos españoles descubrió recientemente una cantidad significativa de material para embalsamar al Vizier Ipi de la dinastía XII del Imperio Medio de Egipto, que se remonta a unos 4.000 años atrás.

Entre los hallazgos se pueden apreciar urnas, sudarios, vendajes, aceites y sales de natrón, pero lo más relevante es el presunto corazón de Ipi, jefe de Thebes y un élite en la corte del Rey Amenemhat I, según El Mundo, una emisora de noticias en español y la oficina estatal de noticias Ahram Online.

(Misión española)

Según Ahram, Mahmoud Afifi, jefe del Departamento y Ministerio de Antigüedades, dijo que las vasijas fueron descubiertas entre 1921 y 1922, pero se perdieron después de haber quedado enterradas en la arena. El equipo español las redescubrió hace poco.

“La identificación de estos materiales es de gran importancia para comprobar las técnicas de momificación utilizadas en el primer Imperio Medio y la evaluación de los tipos de elementos, herramientas y sustancias involucradas en el proceso de embalsamar” dijo Antonio Morales y citado por el jefe de la misión española Ahram Online.

La tumba del Vizier Ipi, conocida como “el único amigo del rey” fue hallada en una colina de Deir el Bahari en la orilla oeste de Luxor.

(Misión española)

El especialista Salima Ikram dijo a Ahram Online que la identificación del corazón de Ipi requiere más investigación.

El equipo encontró los artículos a pesar de que las paredes y pisos de la tumba estaban totalmente lavados.

“Todo estaba cubierto de piedra y las paredes tenían textos jeroglíficos. Todo quedó destruído después de que fue utilizado como una cantera”, dijo Morales a El Mundo.

En el antiguo Egipto, el vizier era el más alto funcionario y nombrado para servirle al faraón.

Article source: https://www.lagranepoca.com/ciencia-y-tecnologia/descubrimientos/157240-descubren-en-tumba-egipcia-materiales-para-embalsamar-y-corazon-disecado-de-hace-4-000-anos.html

Share
jul 312017
 

San Luis Potosí, SLP.- EL 23 Verano de la Ciencia-UASLP tuvo un impacto positivo en los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Información, aseguró en entrevista el maestro Luis Roberto Rivera Aguilera, coordinador del programa en ese plantel.

Platicó sobre la actividad que ha tenido a partir de su integración al comité institucional del evento y destacó: “Previo a la realización de las actividades del Verano de la Ciencia tuvimos participación en distintas reuniones de trabajo donde se planeó la estancia, actividades complementarias y la metodología del trabajo. Una vez que inició coordinamos las actividades al interior del plantel enviando invitación a los investigadores, en la convocatoria, en las pláticas con estudiantes, en los requerimientos para la selección de los estudiantes.

Destacó dos objetivos importantes en esta actividad: “La investigación que se realiza en la universidad es importante, por ello, los alumnos deben conocer las vertientes que tienen como profesionistas. La otra, es incitar a los alumnos a tener clara la importancia de continuar con sus estudios a nivel posgrado; La investigación requiere de una alta formación”.

Señaló que en esta edición recibieron estudiantes en la modalidad local y regional. “Tuvimos participación de estudiantes de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), Universidad Veracruzana (UV). En esta ocasión no tuvimos estudiantes de la modalidad internacional, aunque nos han visitado de España y Colombia”.

Los proyectos inscritos fueron los enfocados al desarrollo de habilidades informativas, análisis de bibliotecas públicas en el estado, fotoperiodismo, fotografía de prensa y diseño de sistemas de información. La estancia de investigación fue por seis semanas. Cada investigador apoyo a los estudiantes en asesoría y seguimiento. “Necesitamos personas preparadas que puedan aportar a la sociedad. La idea es revelar problemas sociales que los estudiantes puedan identificar y resolver con su conocimiento”. 

Añadió que la FCI envió alumnos a los campus foráneos de la UASLP y estados circunvecinos, así como también han participado en la modalidad internacional viajando a España, y en empresas como 3M, Mexinox, lo que ha sido una experiencia diferente.


NISSAN

Article source: http://planoinformativo.com/nota/id/535931/noticia/verano-de-la-ciencia,-formador-de-investigadores

Share
jul 312017
 

Para Julia Bernal (Roa, Burgos, 1965), ninguna compañía puede avanzar por sí sola al mismo ritmo al que se desarrolla la tecnología. Esto fue lo que convenció a esta ejecutiva, hace año y medio, para ponerse al frente del equipo de Red Hat en España y Portugal. La empresa estadounidense nació en 1993 con el deseo de crear software de manera diferente: de código abierto (open source). Red Hat se financia mediante suscripciones, por las que el año pasado ingresaron 2.100 millones de dólares (1.800 millones de euros) a nivel global. “Este método es económico para las empresas porque el software es gratuito y lo único que deben pagar es el soporte que les da Red Hat”, continúa Bernal. Tiene claro que el código abierto es el futuro: “Llevamos dos décadas trabajando con un modelo que al principio parecía disruptivo, pero que ahora se ha convertido en el estándar de facto”. Esta trayectoria es lo que convence a empresas como BBVA, Santander o Telefónica para optar por la tecnología de la citada multinacional, a pesar de que podrían disponer del software de manera gratuita. Y no son las únicas que lo hacen, “damos servicio al 90 % de las compañías más grandes del mundo”, señala con orgullo.

Nos falta comunicar mejor a las adolescentes que la tecnología es una opción muy interesante

 

La tecnológica debe su nombre y su logotipo, un sombrero rojo, a la plataforma en la que crean los contenidos en comunidad, Fedora. La colectividad no forma parte solo del modelo de desarrollo de Red Hat, sino también de la filosofía de empresa. “Nosotros pensamos que la colaboración entre personas y sus distintos puntos de vista, aceleran la innovación”, señala la burgalesa. Se definen como una empresa con pocas jerarquías, en la que escuchan a todas las voces, y para la directiva, esta es su mejor baza, la forma de trabajar. En su sede, situada en la planta 17 de la Torre Cristal de Madrid, nadie tiene un sitio fijo y el despacho de Bernal está poco personalizado para que cualquiera pueda utilizarlo. “Solo necesito mi ordenador y el teléfono móvil”, sentencia. Para ella, lo mejor de sus oficinas es que las paredes funcionen como pizarras. “Debatimos mucho y me gusta coger un rotulador y empezar a pintar para ordenar las ideas”, explica Bernal.

Es ingeniera informática por la Universidad Politécnica y achaca la carencia de mujeres en el sector de las tecnológicas a que “se ha estereotipado la figura del informático, se asocia a una persona poco popular y que trabaja aislado, lo que ha hecho que sea un perfil poco atractivo para las mujeres”. Sin embargo, asegura que se trata de un trabajo muy apasionante, al tiempo que insiste en que, aunque alguna vez sí se ha sentido menos valorada por ser mujer, nunca se ha encontrado una traba real. Además, reitera, “lo que nos falta es comunicar mejor a las adolescentes que están eligiendo carrera, que la tecnología se trata de una opción muy interesante”. Ella da fe de ello.

Article source: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/07/28/fortunas/1501252536_900040.html

Share
 Posted by at 2:37 am
jul 312017
 

Al noroeste de la ciudad de Madrid, en la localidad de Villanueva de la Cañada, Ernesto Macías ha iniciado una pequeña revolución personal. El responsable en España de Solarwatt ha decidido predicar con el ejemplo e instalar en el tejado de su garaje una docena de paneles solares de 280 vatios cada uno que le permiten producir un 80% de la electricidad que consume.

“Tenemos que cambiar hacia un nuevo modelo energético. Tenemos las herramientas y la tecnología, los ciudadanos tenemos que reaccionar”, asegura convencido Macías. La empresa alemana de la industria foltovoltaica, cuyo accionista principal es Stefan Quandt, llegó a España hace apenas unos meses. Macías se ocupa de crear una red de socios a lo largo de la geografía española con los que instalar sus dispositivos en miles de viviendas unifamiliares españolas, con el objetivo de favorecer la descentralización de la producción eléctrica. “Se trata de acercar la producción al punto de consumo”, afirma Macías.

La instalación de la casa de Macías no cuenta únicamente con unos paneles solares de 3,3 kilovatios, sino que tiene otros tres elementos vitales: el inversor, el gestor y la batería. “Nosotros partimos de las fuentes de la producción de la energía que son los paneles, que generan energía continua. Tenemos un inversor que la convierte en alterna, que es la que usamos”, explica Jorge Hungría, técnico de Solarwatt.
El inversor se encuentra conectado a la casa, y en el caso de que no se consuma toda la energía que se produce en ese momento la envía a la batería de Ion-Litio MyReserve que puede almacenar 4,4 kilovatios hora.

Macías explica que si la batería está completa, la energía sobrante se envía a la red eléctrica. “Si a pesar de todo tenemos excedente, se lo regalamos a la red”. Al tratarse de una instalación conectada con la red eléctrica, pueden sacar de allí el 20% restante de la energía consumida en la casa. “Cada instalación tiene que tener sistema de apoyo por si acaso no hubiera sol, que podría ser un generador de gasóleo. En este caso tenemos la red eléctrica”.

El cerebro de la instalación es el gestor conocido como energy manager. Este aparato permite controlar qué cantidad de energía estamos produciendo, cuánto se envía a la red o cuánto se está consumiendo. “El gestor es capaz de detectar el mejor momento para enceder la depuradora de la piscina o el calentador de agua. Va aprendiendo del uso que hacemos”, afirma Macías.

Este gestor está conectado con el ordenador o la aplicación del móvil donde se puede ver esta información y controlar nuestro consumo. “Las familias que se instalan un sistema así consumen menos. En Europa se ha observado una caída del 10% sobre el consumo”, afirma Macías.

Esta instalación en un chalet unifamiliar costaría entre 10.000 y 12.000 euros. “Puede haber sistemas más baratos, pero esta instalación nos da un rendimiento del 6%. Es decir, te ahorras unos 600 euros al año”, explica Hungría. Solarwatt ofrece una garantía para sus paneles solares de hasta el 87% de producción a los 30 años. “Garantizamos que el panel solo va a perder un 13% en 30 años y las baterías tienen 10 años de garantía”, cuenta.

Los planes de Solarwatt en España pasan por extender este modelo por los hogares residenciales, con la colaboración de sus socios. Según los datos de la compañía, en Alemania ya hay más de 1,5 millones de instalaciones en viviendas, mientras que en España apenas llegan a 20.000.

Article source: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/07/28/midinero/1501245772_785298.html

Share
 Posted by at 2:37 am
jul 302017
 

La cervecera neerlandesa, Heineken, busca ingenieros para sus cuatro fábricas de España, en Madrid, Sevilla, Valencia y Jaén. La firma ha lanzado un programa que tiene una duración de mínimo dos años, durante los cuales los participantes formarán parte de todo el proceso cervecero, desde la elaboración hasta llegar al packaging final del producto, pasando por el control de calidad, el gasto energético o el embalaje.

“La incorporación de ingenieros a las fábricas, en nuestro caso, no supone ninguna novedad, ya que estos perfiles siempre han sido necesarios en todo el proceso. Lo que sí es reciente es que abrimos el abanico de estos profesionales, que cada día son más importantes, realizando una labor cada vez más específica”, cuenta la directora de recursos humanos de Heineken para España, Amalia Rodríguez.

El ingeniero siempre ha sido el protagonista absoluto de la fábrica, pero si hace unos años su perfil estaba enmarcado en labores muy reducidas y, sobre todo, comunes al resto de plantas y empresas, la situación ha ido cambiando a medida que han ido adquiriendo protagonismo las nuevas tecnologías, la transformación digital y la robótica. Son más necesarios que nunca los titulados que sean especialistas en cada labor del proceso productivo e, incluso, en cada sector, en función del tipo de servicio y de lo que la planta fabrique.

“Con estas iniciativas nos estamos enfocando a ganar más versatilidad que en los procesos de incorporación tradicionales, cuando el ingeniero trabajaba en su departamento y en su sector sin apenas moverse de él”, prosigue Rodríguez. La razón es que estos perfiles técnicos cada vez requieren de una mayor cualificación, formación, más conocimiento y más preparación para poder desenvolverse con soltura en cualquiera de las fases que engloban a todo el proceso productivo. “Por eso, nuestro programa está enfocado también a desarrollar el talento de los ingenieros jóvenes, con acciones transversales en la fábrica que son complejas e inciden en la producción, en la calidad, en el consumo de energía y en un sinfín de fases. En parte queremos acelerar el desarrollo profesional de estos titulados”.

Para ello, uno de los aspectos cruciales es la movilidad de los candidatos, ya que cuentan con cuatro fábricas en España y se requiere de disponibilidad para poder viajar o trasladarse a vivir a otra ciudad. Son muy parecidas en la mayoría de aspectos, así como en su funcionamiento, pero se diferencian en pequeños detalles y tienen especificaciones concretas que nacen no del producto o del formato, sino de los proyectos que se llevan a cabo en cada momento. “Si hay una iniciativa eléctrica se hará en una fábrica diferente a si la iniciativa corresponde al envasado”, cuenta Rodríguez.

La idea es ayudar a descubrir el camino profesional, así como todas las posibilidades que esconde un mundo tan versátil como el del sector de la ingeniería, a los futuros candidatos. La razón es que muchos de ellos desconocen en la práctica varias de las labores y tareas que realmente se llevan a cabo en la actualidad en las plantas, ya que la formación, en la mayoría de los casos, va varios pasos por detrás de los avances reales y de lo que acontece en las plantas a diario.

En este sentido, apunta Susana Álvarez, directora general de ECB Engineering Firm, una empresa de búsqueda de ingenieros cualificados que actúa como intermediaria entre las grandes compañías y los profesionales, se “está mejorando la educación en las universidades y escuelas españolas, y cada vez hay más esfuerzo por reducir la brecha entre la formación y las labores del día a día”.

Y añade que la exigencia de las empresas cada vez es mayor y cuando requieren a gente con el conocimiento suficiente, muchas veces no lo encuentran”. Esta experta, ingeniera de Caminos de formación, reconoce que la labor de estos profesionales se ha visto acrecentada con el paso de los años en las factorías industriales. “La especialización es cada vez mayor”.

Así, a día de hoy, en una fábrica cualquiera, el ingeniero es necesario para desempeñar cualquier tarea. “Desde diseñar la planta hasta fijar su distribución interna. También son imprescindibles para custodiar y analizar los procesos, para planificarlos, para fijar los instrumentos necesarios, así como controlarlos y automatizarlos. Ni que decir tiene el protagonismo, cada vez mayor, de la robótica y la tecnología”, cuenta. Pero las tareas se multiplican aún más, como en el caso de la cervecera, cuando la fábrica produce bienes de consumo. En este tipo de situaciones, a las tareas comunes del día a día se le añaden otras, como detalla esta ejecutiva, que controlan la calidad, los porcentajes de mezclas, la salud, el embalaje, y la limpieza, recambio y ajustes de los equipos.

Por esa razón, insiste Amalia Rodríguez, que hace extensible su realidad al resto del sector industrial, “estamos abriendo el abanico a expertos de otras ramas de la ingeniería más novedosas, como la química y la farmacéutica. Esas titulaciones tienen cada vez más peso en toda la parte del proceso dedicada exclusivamente a la calidad y control de la cerveza”.

A esto se le añade otra realidad que está extendiéndose e impregnando todo el sector industrial: “Las empresas, y, por tanto, sus fábricas, se dirigen hacia la personalización y customización de los productos”, recuerda Susana Álvarez.

Además, la tendencia es huir del excedente, y amoldar al milímetro la producción a la demanda del mercado y a las ventas, para evitar que lo producido quede en el área de almacenaje. “Cuanto más peso dan las compañías a todos estos detalles, son necesarios más perfiles dedicados a rediseñar los productos y amoldar la producción a los volúmenes requeridos, con el fin de reducir los stocks”, explica Álvarez. Es otra de las razones por las que cada vez son más requeridos este tipo de expertos. “Las peticiones que hacen en el mundo de la fábrica vienen por ahí, son los roles más habituales hoy en día”, asegura esta ingeniera.

Article source: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/07/28/fortunas/1501251040_202269.html

Share
 Posted by at 2:37 pm