feb 282014
 

La advertencia fue hecha por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), de España.

Una investigación del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (Idaea), perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), de España, demuestra los efectos negativos de inhalar mal aire, especialmente partículas atmosféricas de diámetro inferior a un micrómetro, en el desarrollo de los embriones, los cuales pueden sufrir malformaciones.

El estudio, realizado con muestras de la atmósfera de Barcelona, y que acaba de ser publicado en la revista Environmental Pollution, demuestra que estas partículas, que actualmente no se controlan, tienen efectos cardiovasculares y teratogénicos tanto o más nocivas que las de mayor tamaño, que sí se controlan.

Según ha informado el CSIC, estas partículas submicrónicas (PM1) son tan pequeñas que pueden atravesar los alvéolos pulmonares y entrar en el torrente sanguíneo.

El trabajo, liderado por Benjamín Piña, señala que las partículas más pequeñas tienen efectos perniciosos comparables o superiores a las partículas contaminantes más grandes, es decir, las identificadas como PM2, PM5 y PM10 (con diámetros 2,5 micrómetros y 10 micrómetros).

“Esto refuerza la idea de que se necesita un control más estricto sobre la contaminación por partículas pequeñas”, ha advertido el investigador.

El análisis coincide con investigaciones desarrolladas por el Proyecto Inma, también en españa y lideradas, entre otros expertos, por el médico epidemiólogo Ferran Ballester, que ha detectado la peligrosidad de las partículas contaminantes más pequeñas, que pueden pasar directamente de los pulmones a la sangre, incrementar el riesgo de infarto o, incluso, instalarse en el sistema nervioso central y dañar el desarrollo neurológico de los niños.

Después de seguir a 4.000 mujeres embarazadas y a sus familias expuestas a un aire contaminado –en 7 regiones y durante 10 años– Ballester le explicó a EL TIEMPO que esas gestantes daban a luz niños con menos peso y se incrementaba el riesgo de que fueran prematuros.

En los adultos, la exposición a contaminación atmosférica podría representar una disminución de al menos un año en la esperanza de vida, agregó Ballester.

Noticias Agibilis

Article source: http://www.eltiempo.com/vida-de-hoy/ecologia/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-13567135.html

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.